Señales que indican que el niño se siente incomprendido

Qué hacer si notas que el niño se siente frustrado e incomprendido

Borja Quicios
Borja Quicios Psicólogo educativo

Muchas veces vemos que cuando los niños tienen rabietas, los adultos utilizan frases como: “es que a este niño se le consiente todo”, ¡cómo se ha vuelto este niño de caprichoso!”, etc. Cuando los niños pasan por esta etapa los padres usan este tipo de expresiones alegando que los pequeños son incorregibles y dejándoles por imposibles.

Pero, realmente en todos los casos ¿El niño es un caprichoso y un consentido? El niño puede llegar a comportarse de esta manera porque se siente incomprendido o frustrado y el problema es que los adultos no nos paramos a ver cuál es la raíz del problema y cuáles son las necesidades de los niños. Hay señales que nos indican que el niño se siente incomprendido.

Señales del niño incomprendido: la etapa de las rabietas

Cuando el niño se siente incomprendido

Los niños pasan por épocas en las que tienen rabietas con mucha facilidad. Es alrededor de los 2 años cuando experimentan una crisis por la búsqueda de la autoafirmación; periodo en el que niño deja de ser un bebé y se empieza a convertir en un niño. Es una época de transición en la que debe de haber comprensión y entendimiento por parte de los padres.

Esta etapa comienza cuando el niño empieza a utilizar el NO continuamente, dotándola de sentido y conciencia. Lo hace por una necesidad de reafirmarse, es decir, de hacer ver a los adultos que ya es capaz de tomar decisiones.

La toma de decisiones es muchas veces es mal interpretada y se piensa que el niño es caprichoso, pero lo que en verdad se hace es no dar la oportunidad al niño de poder expresarse y mostrar sus sentimientos. El niño se sentirá incomprendido y frustrado ante esto y utilizará las pataletas como medio de expresión.

Señales del niño incomprendido: cuando llega la adolescencia

En la adolescencia el niño sufre cambios importantes tanto a nivel físico como emocional. Por tanto, estamos ante otra etapa de transición en la que la meta del niño es alcanzar la madurez. Es una época en la que el niño busca la independencia en todos los aspectos, tanto social como emocional. Una etapa en la que el adolescente puede sentirse incomprendido. La adolescencia se puede dividir en dos etapas:

- La pubertad, que va desde los 12 años hasta los 15. En esta sub-etapa el niño pasa por un momento de crisis a nivel psicológico debido a una falta de interés y a la dificultad para poder concentrarse (algo que no se tiene en cuenta a la hora de las exigencias académicas). Esto se acompaña de incertidumbres, sensación de desánimo e incluso de una disminución de la capacidad intelectual.

- La segunda adolescencia, desde los 15 a los 18 años. Desarrollan sus intereses y se preocupan por el estatus que ocupan dentro de la sociedad debido a que es un periodo en el que el niño hace una transición desde el núcleo familiar a la sociedad.

Es importante que los adultos conozcan las necesidades e inquietudes que tienen los niños para poder comprenderles y darles la ayuda que necesitan.

Qué hacer si el niño muestra síntomas de sentirse incomprendido

Como hemos podido comprobar la mayoría de la veces que se dan malos comportamientos no se deben a los caprichos de los niños o porque quieran molestarnos. Si se les escucha y se tienen en cuenta las necesidades que necesitan en cada etapa por la que pasan podremos ayudarles comprendiéndoles y apoyándoles en vez de causarles frustración y un sentimiento de incomprensión.

Utilizar la empatía cuando se habla con los hijos es importantísimo. Tener capacidad para ponerse en su lugar es fundamental para que el niño vea que los adultos comprenden cómo se siente. El uso de la empatía significa escucharles y tener en cuenta que los problemas que tengan los niños son de la misma importancia que los de los adultos y que por ello merecen toda la atención y consideración.