Trastorno de ansiedad anticipatorio en niños

Cuando los niños se angustian sin motivo

La ansiedad es un tipo de emoción que experimentamos todos los seres humanos. Al igual que el miedo aparece como una respuesta normal a un peligro o amenaza.

La diferencia entre el miedo y la ansiedad es que esta última aparece como respuesta a una situación imaginada, que no está sucediendo ahora mismo, sino que es algo que va a ocurrir en el futuro y que es interpretada como una amenaza, que puede ser tanto física, como psicológica.

A medida que los niños crecen, hay momentos en los que sienten miedo y perciben peligro como: la oscuridad, los monstruos, etc. Que suponen las primeras experiencias de ansiedad al anticipar lo que puede pasar.

¿Qué es la ansiedad anticipatoria?

Niños que se angustian por causas imaginarias

La ansiedad anticipatoria no es en sí un trastorno de ansiedad, sino que es el síntoma más representativo de la ansiedad generalizada. Esta angustia “imaginada” es un componente del trastorno de ansiedad generalizada que ocurre cuando el niño tiene una espera angustiosa ante lo que puede o no puede suceder.

Por sí misma es capaz de generar síntomas físicos, palpitaciones, pensamiento catastrófico, o malestar en los niños, por lo que se puede considerar como una expresión en sí misma de la propia ansiedad. La ansiedad anticipatoria es un proceso por el cual el niño vaticina las consecuencias de un acontecimiento y produce una conducta en base a esa predicción.

La ansiedad anticipatoria tiene la función de activar al niño ante las amenazas. Se produce una respuesta psicofisiológica en los centros nerviosos superiores que le hacen al niño presuponer la realidad de manera correcta o incorrecta y cómo le afecta. Esto le ayuda a tomar decisiones acerca de lo que puede hacer.

Además, la anticipación tiene un efecto motivacional es un factor que regula la conducta y emociones de los niños que la sufren. Algunos factores que influyen en la ansiedad son:

- Genéticos. Parece que la presencia de ansiedad en los padres puede afectar aunque no se ha podido establecer del todo si la transmisión de la ansiedad se debe a la genética solamente o el riesgo ambiental tiene un peso importante.

- Temperamento del niño. Los niños con tendencia a ser tímidos en la primera infancia tienen más tendencia a desarrollar ansiedad.

- Estilo de crianza. La sobreprotección excesiva y los estilos educativos autoritarios pueden contribuir a que aparezca la angustia y la ansiedad

- Estrés. Conflictos en la familia, en el colegio, adversidad económica pueden generar sensación de inseguridad y colaborar en la aparición de la ansiedad.