Bumpaholics. Mujeres adictas al embarazo

El placer de estar embarazada una y otra vez

Alba Caraballo Folgado
Alba Caraballo Folgado Directora de contenidos

¿Has oído hablar de la palabra bumpaholic? Se trata de un nuevo término que nos ha llegado de Estados Unidos y sirve para denominar a aquellas mujeres que son adictas al embarazo. Son mujeres de diferentes culturas, educación, rango social o raza, pero a todas ellas les une un nexo común: tienen un embarazo tras otro y no encuentran el momento de ponerle fin.

Qué es ser bumpaholic

Mujeres adictas a estar embarazadas

Este grupo de mujeres constituye un caso a destacar ya que en los últimos años, se ha vivido una recesión en el número de embarazos en los países desarrollados. La crisis económica y el ritmo de vida que impone la sociedad de hoy en día hace que muchas parejas decidan no tener hijos o tener un sólo bebé. Sin embargo, mujeres famosas y anónimas, se desmarcan de esta tendencia para tener mucha descendencia, son las conocidas como bumpaholics.

El hecho de tener un embarazo tras otro no se puede considerar una adicción como al tabaco o el alcohol, sin embargo, los psicólogos ya comienzan a acuñar este término y a estudiar las razones que pueden llevar a estas mujeres a querer estar embarazadas constantemente.

La explicación que dan los expertos cuando una mujer disfruta tanto del embarazo que decide repetir una y otra vez, es que las hormonas del bienestar que se liberan durante la gestación y la euforia del embarazo les hacen sentirse especiales, únicas y felices. Es una especie de adicción a esa sensación. 

Otra de las explicaciones que apuntan los expertos es que la mujer embarazada recibe una atención especial: se le cede el asiento en el autobús, amigos y conocidos quieren saber sobre su estado convirtiéndola en protagonista de charlas y reuniones, tiene más atención médica que en otras ocasiones... Estos cuidados y mimos que recibe le hacen sentirse en una especie de burbuja de felicidad de la que no quieren salir.

Encontramos bumpaholics entre las mamás famosas como Hale Berry o Heidi Klum y casos anónimos como el de Tara Sawyer, una mujer adicta al embarazo que ha pasado por la experiencia de la maternidad 7 veces, tanto para tener hijos propios, como para ser vientre de alquiler para otras parejas.

La mujer bumpaholic no le importan las molestias del embarazo como las náuseas o mareos, la hinchazón o los calambres. Asumen estas pequeñas inconveniencias porque el placer de la gestación las anula.