Efectos de los productos adelgazantes en el embarazo

¿Puedo tomar medicamentos para adelgazar en el embarazo?

Patricia Fernández Pérez
Patricia Fernández Pérez Redactora en Guiainfantil.com

¿Se pueden tomar productos para adelgazar en el embarazo? Rotundamente no. Los medicamentos, de cualquier tipo, durante el embarazo, deben eliminarse, y solo tomarse bajo prescripción médica. Así que mejor no ponerse a dieta en este periodo de tu vida si realmente no es necesario o no está indicado por un obstetra. En Guiainfantil.com te contamos por qué y qué peligros tienen estos medicamentos adelgazantes.

Productos adelgazantes en el embarazo: ¿sí o no?

 Adelgazantes en el embarazo: sí o no

Durante el embarazo la mujer suele coger entre 1 y 2 kilos por mes en un embarazo sin complicaciones, ya que dentro de esos kilos está el peso del bebé, el de la placenta, el del útero, el aumento de flujo sanguíneo, la retención de líquidos, y por supuesto un poquito de grasa, lo que es muy saludable siempre que sea algo controlado. Así que, realmente esos 10 kilos de más no suponen ningún problema para el cuerpo, y son totalmente necesarios paras el buen desarrollo del bebé.

Sin embargo, hay ocasiones muy especiales, en las que un sobrepeso excesivo antes de comenzar el embarazo, o una enfermedad, como puede ser la diabetes, nos lleva a tener que controlar la dieta durante esos meses, lo que siempre debe estar supervisado por un médico. En los raros casos en los que se debe disminuir peso, lo saludable es una pérdida de peso paulatina a través de una dieta variada y saludable, sin azúcares ni grasas excesivas. En pocas o casi ninguna ocasión se recetan medicamentos para adelgazar, ya que están totalmente contraindicados durante el embarazo.

Por otro lado, los medicamentos para el sobrepeso rara vez son eficaces, solamente algunos prescritos médicamente son efectivos, y en casos muy contados como hemos dicho. 

Tipos de productos para adelgazar y sus riesgos en el embarazo

Los medicamentos para adelgazar suelen ser de varios tipos:

- Los que tienen efectos diuréticos y laxantes: Afectan a la retención de líquidos y a la tensión arterial, lo que puede afectar notablemente a la evolución del bebé por deshidratación, además de provocar fatiga y vértigos.

- Los que estimulan el sistema nervioso: Aceleran el metabolismo para quemar grasas, y pueden causar en el bebé irritabilidad, debilidad muscular, problemas para mamar…, y en la madre aceleración del ritmo cardíaco o enfermedades cardiovasculares.

- Inhibidores del apetito: Algunos están compuestos por drogas como las cafeínas o efedrinas, que tienen unos peligrosos efectos secundarios como adicción, daños endocrinos, disfunciones intestinales o malaabsorción de vitaminas, entre otros.

El peligro de los medicamentos en el embarazo aumenta especialmente cuando su venta se hace en internet o no está médicamente controlada, ya que esos medicamentos pueden ser falsos y esconder bajo la apariencia de “hierbas naturales” algún compuesto químico que sea perjudicial para el bebé”, ya que no están controladas por la FDA.

Si realmente necesitas bajar de peso durante el embarazo lo mejor es que hagas ejercicio moderado como natación, caminar o yoga para embarazadas, comas cinco veces al día poquitas cantidades, sustituyas los dulces por frutas, las bebidas azucaradas por agua, y elimines las grasas saturadas de tu dieta.