Ovulación. Cómo saber cuándo estoy ovulando

Síntomas y duración de la ovulación en la mujer

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Tanto si estás buscando un embarazo como si lo estás evitando, conocer el momento exacto de ovulación es esencial. No todas las mujeres son igual de regulares, y por ese motivo no siempre se ovula a los 14 días de tener la menstruación.

Respondemos aquí a la eterna pregunta de muchas mujeres: ¿Cómo saber cuándo estoy ovulando? Presta atención a todas estas señales que indican que te encuentras en el momento de mayor fertilidad de tu ciclo.

Cómo saber cuándo estoy ovulando o mi momento de mayor fertilidad

Síntomas de ovulación

El ciclo de fertilidad de una mujer dura aproximadamente 28 días, por lo que el momento de ovulación debería ser entre los días 14 y 16 del ciclo, pero no siempre es así. El momento de ovulación indica el momento en el que el óvulo desciende desde el ovario hacia las trompas de Falopio, en donde espera ser fecundado o por el contrario, ser expulsado al exterior. 

Esta fase del ciclo de fertilidad de la mujer, que se reproduce mes tras mes, viene acompañada de ciertos síntomas que pueden ayudarte a darte cuenta de que te encuentras ovulando y por tanto, en el momento de máxima fertilidad. Presta atención a todos estos síntomas que indican que estás ovulando:

1. Hinchazón abdominal. Aunque es más evidente en los días previos a la menstruación, muchas mujeres también notan el vientre ligeramente hinchado en el momento de la ovulación.

2. Mayor sensibilidad en los pechos. El pecho durante la ovulación se aprecia más tenso y firme. Algunas mujeres también lo notan mucho más sensible.

3. Aumento del deseo sexual. Las hormonas juegan aquí un papel importante. El óvulo espera a ser fecundado, y se encuentra en el momento de máxima fertilidad. Manda señales al cerebro y él se encarga de producir hormonas que consiguen aumentar el deseo sexual. 

4. Aumento del flujo vaginal. El flujo o 'moco cervical' cambia de textura, cantidad y hasta color. Se vuelve más transparente y 'pegajoso'. Su función es la de mantener vivos y ayudar a los espermatozoides a llegar hasta el óvulo, de ahí que además aumente la cantidad de flujo. 

5. Manchado leve. Muchas mujeres experimentan durante la ovulación un sangrado muy leve.

6. Dolor en uno de los lados de la zona pélvica. El dolor durante esta fase llega en forma de pinchazos en la parte baja del vientre. Muchas mujeres son capaces de saber de qué ovario están ovulando al localizar de dónde llega el dolor que sienten. 

7. Aumento de agudeza en sentidos como el olfato, el gusto y la visión

8. Antojos relacionados con la alimentación. Tal vez por ansiedad, la mujer también puede experimentar ciertos antojos relacionados con determinados alimentos durante la ovulación.

9. Aumento de la temperatura basal. Si una mujer es capaz de tomar de forma constante su temperatura basal, se dará cuenta de que ésta aumenta justo en el momento de la ovulación. Es muy sutil, pero un indicador bastante claro de que te encuentras en el momento de máxima fertilidad. De hecho, se ha comprobado que la temperatura basal durante la ovulación puede aumentar entre 0,5 y 1ºC.

Duración de la ovulación en la mujer

Otra de las preguntas más frecuentes sobre la ovulación es: ¿cuánto dura? La fase de ovulación dura en torno a 24 horas. Es el momento en el que más flujo vaginal se segrega, desde que el fonículo se rompe y sale de uno de los ovarios hasta que desciende hasta las trompas de Falopio.

Durante estas 24 horas, el cuerpo produce más hormonas de progesterona y estrógenos, en un intento de preparar las paredes uterinas ante la posibilidad de que llegue el óvulo fecundado. 

¿Sabes por qué durante estas 24 horas de ovulación segregas más flujo vaginal? Porque es el encargado de atrapar y ayudar a los espermatozoides a llegar hasta el óvulo para que puedan fecundarlo. 

Si tras ese periodo de ovulación el óvulo no fue fecundado, el cuerpo lúteo (se llama así al no haber sido fecundado el óvulo) se deteriora poco a poco. Los niveles de estrógenos y progesterona bajan y comienza la fase premenstrual, que dura aproximadamente 12-13 días. Durante esta etapa que sigue a la ovulación, la mujer siente más fatiga, hinchazón, ansiedad e irritabilidad. 

Tras la fase premesntrual llegará la menstruación o 'regla', que no es otra cosa que la expulsión del cuerpo lúteo. Esta fase dura entre 5 y 7 días aproximadamente.