7 hábitos imprescindibles de las madres felices

Cómo conseguir ser una madre feliz a tiempo completo

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

¿Qué prefieres: hijos felices o hijos perfectos? Intentamos que nuestros hijos sean perfectos, mientras nosotras no lo somos. Intentamos que nuestros hijos sean felices, mientras nosotras no lo somos. ¿Tiene sentido?

Cómo vamos a dar lo que no tenemos, o cómo vamos a ser modelo de algo que no lo somos. Para y reflexiona: ¿eres una madre feliz? ¿Qué te falta para llegar a serlo? O ¿qué haces para serlo? Es por ello, que hoy vamos a anotar los hábitos que, a partir de ahora, nos pueden hacer sentir mejor, incluso felices, para así, no tener que enseñarles nada a nuestros hijos, sino ser el modelo que deseamos que ellos acaben siendo. Apunta estos 7 hábitos imprescindibles de las madres felices. 

Los 7 hábitos imprescindibles de las madres felices que debes practicar

7 hábitos imprescindible de las madres felices

La perfección no existe, pero sí, dentro de la imperfección, la felicidad (más o menos conseguida). Pero, ¿cómo lograr ser una madre feliz a pesar del estrés, los reveses de la vida y la tensión acumulada por la crianza de los hijos? Practicando estos siete hábitos: 

1. No eres una madre perfecta. Por supuesto, el primer hábito del que debes ocuparte es 'dejar de intentar parecer la madre perfecta'. Todas estamos aquí para aprender y disfrutar la vida, y sabemos que buscando la perfección, siempre nos queda 'lo podría haber hecho mejor'. En estos casos, me suelo preguntar, ¿para quién podrías haberlo hecho mejor? ¿Para ti o para los demás?

2. Dedícate algo de tiempo a ti misma. El tiempo de la madre es precioso, y se disfruta mucho cuando realmente nos sentimos bien con nosotras mismas, para ello, dedícate tu tiempo. Busca esos momentos que te llenen de energía y te carguen las pilas, o de lo contrario, sentirás que no estás dando lo mejor de ti. (Un paseo, deporte, lectura, pintar, escribir, costura, baile, poesía…).

3. No seas tan crítica contigo misma… Haz las cosas, y si sientes que podrías haberlas hecho mejor, para lo próxima lo intentas. Cuida tu lenguaje interior, porque si no te hablas bien a ti misma, tarde o temprano, se manifestará en el exterior, y puede que sea con tus hijos o tu pareja. ¡¡Valórate!!

4. Sé sincera contigo misma. Haz lo que de verdad, sientas en el corazón, no esperes la opinión de los demás para decidir, ni tengas expectativas en lo que pienses o hagas. El corazón siempre, siempre, tiene la razón. Déjate sentir: cierra los ojos y observa tu cuerpo según el pensamiento que estás teniendo, lo mismo tienes un escalofrío, una palpitación, una sonrisa… ahí está la respuesta de tu corazón, ¡síguela!

5. Aprende de los errores, y olvida la culpa. No te machaques pensando que eres culpable de algo, en todo caso, eres responsable y como tal, para la próxima lo harás y sentirás de manera distinta. No lo hagas, ni permitas que lo hagan contigo.

6. Dedica tiempo a las personas realmente importantes. Dedica tiempo a tus amigos, familiares y sobretodo, pareja. Una vez a la semana o al mes, dedica tiempo a las personas, que sabes que te aportarán un sentir diferente (fuera del entorno de  los niños). Si tú no estás bien con tu pareja, vuestros hijos, lo van a notar o percibir, y por supuesto, sentir.

7. Comunica y expresa el AMOR que sientes. No te cortes a la hora de expresar tus sentimientos. Abraza, ríe, habla con la mirada, acaricia… Vivir en la energía del amor continuamente, hará que recibas amor para revertir nuevamente, en las personas que te rodean y te quieren. “Las emociones se contagian”; por lo tanto, aléjate del miedo o de lo contrario, también lo transmitirás.

Este artículo, está dedicado a las madres, pero igualmente, podemos cambiar el titulo por: '7 HÁBITOS DE LOS PADRES FELICES', y el resultado sería el mismo.

Por último, recuerda que los niños crecerán, y esta etapa de la vida también pasará… Y para finalizar: los niños no necesitan madres perfectas, sino madre felices.