Niños ambidiestros

Ambidextrismo en la infancia

Cristina Arroyo Fernández

El desarrollo de la lateralidad es un hecho evolutivo que consiste en la inclinación del niño a utilizar de forma sistemática una de las dos partes simétricas del cuerpo.

Hay niños que son igual de hábiles con las dos manos y son capaces de desarrollar tareas con ambas con el mismo grado de efectividad. Esto es lo que denominamos ambidextrismo.

¿Cuál es la causa del ambidextrismo en niños?

Niños ambidiestros

A día de hoy se cree que el número de ambidiestros puros es reducido. Además, hay aspectos que nos hacen pensar que puede que realmente se trate de un caso de falta de dominancia lateral. Esto se da en niños zurdos que se han visto obligados escribir con la mano derecha o de niños diestros que, por diferentes motivos, han tenido que aprender a utilizar la izquierda. 

¿Cómo saber si un niño es ambidiestro?

Para valorar la preferencia manual del niño, se puede utilizar diferentes pruebas como pueden ser las siguientes:

- Preferencia ocular: pediremos al niño que mire por un “catalejo” o a través de un agujero impreso en una cartulina. Observaremos con qué ojo lo realiza. 

- Preferencia manual: daremos al niño un objeto y veremos con qué mano lo recoge. 

- Preferencia de pierna: pediremos al niño que de una patada a un balón o una pelota para ver qué pierna elige para ello. 

¿Es necesario tratar el ambidextrismo en la infancia?

En ocasiones, este tipo de lateralidad está relacionado con trastornos del aprendizaje, más concretamente de la lectura y la escritura. 

Por ello, es necesario que el profesional adecuado valore la necesidad de la intervención para evitar que repercuta en otras esferas de la vida del niño. Por ello, si tiene alguna duda, ¡no dude consultar con los profesionales!