Las dudas más frecuentes de los padres sobre la vacunación infantil

Respuestas a las preguntas de los padres sobre las vacunas de los niños

Virginia Vicente Pascual

¿Queréis saber por qué tenemos que vacunar a nuestros hijos? Os contamos cuáles son las vacunas que necesitan y a qué edad se administran, qué debéis hacer ante una reacción grave o por qué hay padres que eligen poner vacunas que están fuera del calendario de vacunación obligatorio. Respondemos a las dudas más frecuentes de los padres sobre la vacunación infantil.

Preguntas y respuestas sobre la vacunación infantil

Dudas sobre las vacunas infantiles

¿Qué son las vacunas y qué provocan en el organismo de los bebés?

Vacunar es inocular un producto biológico a una persona para provocar en ella una respuesta de defensa y preservarla de una enfermedad concreta. Lo que están haciendo las vacunas es introducir en el cuerpo el microorganismo causante de la enfermedad de la que se pretende defenderse, pero debilitado para que el sistema inmunológico luche contra él. Los anticuerpos protegen a nuestros hijos frente a los agentes causantes de la enfermedad, eliminándolos.

Podríamos decir que estamos simulando un ataque para que, si en un futuro nuestro hijo es atacado por el microorganismo agresor, adquiera inmunidad ante él.

¿Qué pasaría si no vacunáramos a nuestros niños?

Si no fuera por las vacunas, las enfermedades no desaparecerían. Las vacunas controlan muchas de las enfermedades infecciosas que existían en el pasado como la polio o la meningitis B, porque los virus y bacterias que causan esas enfermedades todavía existen y pueden ser transmitidos a los niños no vacunados.

Además, con la movilidad de las personas de un país a otro, las enfermedades erradicadas pueden transmitirse a otros lugares. Si no se usaran las vacunas podrían volver a haber epidemias de enfermedades que incluso pueden llegar a provocar la muerte.

Por ello, podemos decir que las vacunas salvan miles de vidas cada año.

¿Qué enfermedades evitan las vacunas?

Las vacunas que más se ponen son las siguientes:

Difteria, gripe, Haemophilus influenzae tipo b, hepatitis A, hepatitis B, meningococo B, meningococo C, neumococo, parotiditis o paperas, polio, rotavirus, rubeola, sarampión, tétanos, tosferina, varicela, virus del papiloma humano…

Aunque tenemos que tener en cuenta que el calendario se renueva cada año con algunas modificaciones.

En esta web puedes consultar el calendario de vacunaciones actual.

¿Por qué hay vacunas fuera del calendario vacunal?

Hay algunas vacunas que no están en los calendarios vacunales de las comunidades autónomas porque no están financiadas. Los padres pueden poner de forma voluntaria a sus hijos estas vacunas, siempre que se lo recomiende el pediatra. Otras vacunas que antes no estaban en el calendario oficial, ahora ya lo están, como es la de la varicela.

Las vacunas de pago son:

- La del rotavirus (la Rotateq), la del meningococo B (Bexsero) en lactantes o la tetravalente antimeningocócica en adolescentes.

- La Bexsero, por ejemplo, la incluyó el Reino Unido en su calendario nacional de vacunación en 2015, y, tras un estudio, se observó una disminución a la mitad del número de afectados con respecto al año anterior. En España se comercializó en 2015. Como la meningitis y la sepsis por el serogrupo B son enfermedades graves, hubo un boom y muchos padres acudieron a las farmacias a por ella, pero había largas listas de espera de meses para adquirirla y esto provocó cierta inquietud entre la población. Aquello pasó y ahora mismo se puede encontrar sin problemas en las farmacias.

¿Qué vacunas tengo que poner a mis hijos antes de los 7 años?

La Asociación Española de Pediatría recomienda administrar las siguientes vacunas antes de cumplir los 7 años:

- 3 dosis frente a la hepatitis B, difteria, tétanos, tosferina, Haemophilus influenzae tipo b y polio en el primer año. Muchas de las comunidades autónomas (CC. AA.) españolas administran estas 6 vacunas en una sola inyección (vacuna hexavalente) a los 2, 4 y 11 meses de edad.

- 2 dosis frente al meningococo C a los 4 y 12 meses de edad.

- 3 dosis frente al neumococo a los 2, 4 y 11 meses de edad.

- 2 o 3 dosis de vacuna oral frente al rotavirus, según preparado, a los 2, 4 o a los 2, 4 y 6 meses de edad. (Sin financiar).

- 3 dosis frente al meningococo B a los 3, 5 y 12-15 meses de edad. Esta vacuna no está financiada.

- 2 dosis frente al sarampión, parotiditis y rubeola, la primera a los 12 meses de edad y la segunda entre los 2 y los 4 años. Los tres componentes se administran reunidos en un solo inyectable (triple vírica).

- 2 dosis frente a la varicela, una a los 15 meses de edad y otra a los 2-4 años.

- 1 dosis frente a la difteria, tétanos, tosferina y polio a los 6 años.

¿Qué hago si se me ha olvidado alguna vacuna?

Normalmente los pediatras de tu centro de salud estarán pendientes de la vacunación y os irán preguntando si habéis vacunado a vuestros hijos en los meses y años de vida en los que hay vacunación. Pero si se os ha pasado alguna de las vacunas, no os preocupéis porque las vacunas se pueden administrar a cualquier edad, aunque haya unas edades recomendadas. Simplemente lo consultáis con el médico y os dirá cuándo la podéis poner. También es muy normal poner una dosis y olvidarse de las siguientes dosis, en este caso, no habría que repetir la primera dosis, se pondría la dosis siguiente sin más.

Lo ideal es ir llevando el registro de las vacunas en la agenda que os dan en el centro de salud con la primera vacuna. Si alguna vez se nos olvida llevar la agenda, el médico nos imprimirá el sellado de la vacuna para que lo añadamos a la agenda.

¿Qué hago si a mi hijo le da una reacción frente a una vacuna?

Aunque las vacunas son medicamentos muy probados y seguros, puede que llegue a presentarse algún episodio de fiebre o alguna rojez en la piel. Pero si llegara a presentarse algún otro síntoma grave debéis llevar al niño a urgencias para que lo evalúe un profesional médico.