El egoísmo de los niños

Un niño egoísta no nace... se hace. El egoísmo es algo innato pero que se desarrolla si nosotros lo permitimos

Mirna Santos. Redactora

¿Qué es el egoísmo? El egoísmo es una actitud constante de negación a compartir lo que se tiene de sobra a los demás. Una persona egoísta es cuando se niega a compartir lo que tiene con cualquier persona, por más cercana que sea. El egoísmo suelen aparecer en los niños preescolares de entre 3 y 6 años de edad. Los niños tienen el derecho de NO compartir algo, pero cuando este derecho pasa a ser una actitud general, persistente e injustificada puede que esté generando una conducta egoísta del niño.

Niños egoístas. El egoísmo de los niños

conducta egoísta de los niños

Hay niños que llegan incluso a adoptar conductas violentas para defender lo que tienen. Qué difícil es enseñarles a tener criterios a la hora de compartir sus pertenencias y que se den cuenta de que no todo es suyo. Gritos de guerra como '¡Mamá, Juan me ha quitado mi muñeca!', o bien '¡Mamá, Clara no para de usar mis pinturas!', desgastan la paciencia de los padres y pueden destruir la armonía entre los hermanos y los amigos. Palabritas como yo, mío, mi, me, conmigo... siempre se repiten. ¿Cuándo se puede controlar los estos impulsos en los niños?

Seguro que has tenido ocasión de ver cómo tu hijo ha cargado con sus juguetes preferidos en vuestras salidas al parque y has comprobado que una vez allí, han quedado aparcados en la arena (ejerciendo el derecho de su abandono) el cubo, la pala, la pelota o la bicicleta, y tu pequeño se ha puesto a jugar por su propia voluntad, a pocos pasos de allí, con los juguetes del vecino, mientras vigila con el rabillo del ojo que absolutamente nadie profane el templo de sus posesiones y, si así ocurriera, no dudar en tirar de sus orejas o propinar una patada al que pueda atreverse, sacándote, en consecuencia, los colores en presencia de todos los allí presentes.

¡Dios mío! En este momento te preguntarás dónde quedan las repetidas ocasiones en que le has animado a compartir, a ser generoso, a no estar apegado a las cosas materiales, a no ser egoísta, a pensar en los demás, a ayudar a los que no tienen.

No sé si es por consolarme, pero a mí me gusta pensar que este egoísmo debe formar parte importante del desarrollo de su personalidad; al igual que es importante para él tener satisfechas sus necesidades, pertenecer a una familia, pensar que su mamá y papá le van a cuidar siempre, así también sus objetos son muy importantes, ya que los aprecian y se identifican con ellos; por eso son capaces de defenderlos con uñas y dientes, importándoles bien poco aquellos que se encuentran a su alrededor.

Con el tiempo, y con nuestra dedicación y paciencia, aprenderán a establecer fronteras, y esas fronteras se irán extendiendo a los demás, a medida que aprendan valores como la renuncia en favor de lo mejor y la aceptación de los que les rodean. Mientras tanto, nos toca esperar: sonreír, corregir con alegría, y pensar que nuestro esfuerzo de educarles en la generosidad dará sus frutos en el futuro.

Cuentos y fábulas infantiles que hablan del egoísmo

Cuentos para niños egoístas

El gigante egoísta El gigante egoísta. Cuento infantil del gigante egoísta para la Navidad de los niños. Cuentos de Navidad con valores y moraleja. Lee con tus hijos el cuento 'El gigante egoísta', un clásico cuento de Navidad. Un cuento corto que habla cómo la naturaleza es capaz de convertir una persona egoísta en generosa.

El pájaro glotón El pájaro glotón. En Guiainfantil.com puedes encontrar preciosos cuentos con valores para leer con tus hijos. Uno de ellos es este, el pájaro glotón, un cuento infantil para niños egoístas. Este cuento corto para niños habla de un pájaro que se negaba a compartir la comida. Cuentos para transmitir enseñanzas y educar a nuestros hijos.

Los hijos del labrador Los hijos del labrador. Los hijos del labrador se peleaban por todo. Esta fábula con moraleja enseña a los niños el valor que tiene la solidaridad, es decir, cuando dos o más personas se unen y colaboran mutuamente para conseguir un fin común.

Fábula de La lechera Fábula de La lechera. La lechera, una fábula tradicional con moraleja para niños. Guiainfantil.com ha seleccionado esta fábula porque enseña a los niños que quién mucho quiere puede quedarse sin nada. Cuento sobre la ambición, frustración y decepción. Un cuento que habla que no siempre conseguiremos lo que queremos.

Puedes leer más artículos similares a El egoísmo de los niños, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.