La verdadera razón por la que los niños pueden ver 100 veces la misma película

Por qué los niños nunca se cansan de ver siempre la misma película

Alba Caraballo Folgado

'¿Pero no te cansas de ver tantas veces la misma película?', si has dicho alguna vez esta frase a tus hijos, únete al club. Y es que, los niños por más que ven una y otra vez los mismos dibujos animados, las mismas series y las mismas películas, quieren repetir una y otra vez.

Les ocurre a casi todos los niños, pueden ver 100 veces la misma película y aun así, mantienen la atención como si fuera la primera vez. Se saben los diálogos, las canciones, se ríen antes de que ocurra algo porque saben lo que sucederá y aun así, no parecen aburrirse. Pues bien, esta conducta tiene una explicación.

Por qué los niños pueden ver 100 veces la misma película

Por qué los niños ven 100 veces la misma película

No es que sea un patrón propio de los niños, los adultos también podemos "engancharnos" con alguna película y verla 20 veces. Sin embargo, no es lo habitual o nos ocurre pocas veces. En cambio, los niños una vez que ven Frozen, Planes, Up, Peppa Pig, Bob Esponja o cualquier otro dibujo animado, son capaces de verlo otras 100 veces más. ¿Por qué? Existen varias razones y son éstas: 

- Para nosotros los dibujos que ven los niños son predecibles, sabemos cómo van a terminar, intuimos lo que ocurrirá en cada escena. Sin embargo, los niños son observadores ingenuos, se sorprenden con cualquier cosa y no dan por hecho nada, por ello no se aburren como nosotros. 

- Los adultos vemos películas o series varias veces o porque ahora que sabemos quién es el asesino queremos volver a verla para comprenderla mejor o porque nos apasionó de manera extrema. Los niños pueden ver 100 veces la misma película porque en cada visionado descubren cosas nuevas, comprenden mejor el hilo de la película.

- Los adultos somos capaces de asimilar y memorizar mejor los datos o sucesos que se desarrollan en las películas, los niños no recogen tantos datos, necesitan más tiempo para procesar.

- El cerebro de los niños aprende mejor a través de la repetición, a través de la rutina, es más, aprenden y comprenden mejor, con mucha repetición.

- A los niños les gusta participar de lo que ven, se divierten repitiendo el diálogo de una película o cantando la canción de moda. Es un momento de felicidad para ellos.

Conociendo pues esto: que los niños aprenden más y mejor cuando ven muchas veces una película y, sobre todo, que les aporta un momento de felicidad, no tenemos más remedio que aguantar las ganas de apagar la televisión la vigesimo tercera vez que escuchamos "Libre soy, libre soyyyyy" y unirnos a la felicidad de nuestros hijos.