La primera regla después del parto

Cuándo y cómo vuelve la menstruación de la mujer después del nacimiento del bebé

Marisol Nuevo

Después del parto, me preocupaba que no me bajara la regla, me preguntaba qué era lo normal, cuánto tiempo hay que esperar y si, realmente, influye o no dar el pecho al bebé. Además, transcurrida la cuarentena y con el inicio de las relaciones sexuales, los motivos de preocupación crecen aún más.

La primera menstruación después del parto

Cuando vuelve la menstruación tras el parto

Igual que yo, muchas de vosotras, estáis preocupadas por este tema como se ve en vuestros comentarios y, a pesar de que mi recomendación es consultar siempre con vuestro ginecólogo o con la matrona para que valore el caso particular de cada una, lo importante es saber que la primera regla después del parto indica que el aparato reproductor ha vuelto a la normalidad o está volviendo a sus ciclos habituales, aunque los ovarios todavía no funcionen perfectamente.

El cuerpo femenino necesita un tiempo para recuperarse y volver a ser el que era tras nueve meses de embarazo y es normal que tengan que pasar algunos meses para el ciclo menstrual también recupere sus características propias.

En general, el periodo de tiempo que una mujer permanece sin tener la regla tras el parto varía de un caso a otro, sobre todo, dependiendo de si la mamá da el pecho al bebé o no. Y es que la lactancia materna depende del aumento de una hormona llamada prolactina, que produce trastornos menstruales.

Por este motivo, las mujeres que dan de mamar a su hijo pueden tardar hasta más de dieciséis semanas en tener la regla de nuevo, mientras que las mamás que no amamantan a su bebé suelen tener la primera regla entre la séptima y la novena semana tras el parto.

En cifras, alrededor del 40 por ciento de las mamás que recurren a la lactancia artificial y las que dan el pecho al bebé durante menos de un mes tienen la primera menstruación unas ocho o diez semanas después del parto. A los tres meses de dar a luz, el porcentaje asciende al 70 por ciento, mientras que, a los seis meses, llega al 100 por cien.

La primera regla tras el parto y la lactancia materna

La llegada de la primera regla después del parto se hace de rogar más cuando la mamá amamanta a su bebé. Según las estadísticas, el 35 por ciento de las madres que optan por la lactancia materna tienen la menstruación unos tres meses después del nacimiento del bebé, mientras que el 65 por ciento reanuda el ciclo a los seis meses. Algunas mujeres pueden incluso tener su primera menstruación al cabo de 18 meses. Pero, ¿de qué depende tanta variación cuando se opta por la lactancia materna?

La clave de esta variabilidad depende de la producción de leche y del número de tomas. Y es que si el bebé tiene apetito y mama muy a menudo y durante mucho tiempo, la prolactina permanece constantemente elevada en el organismo materno, y el ciclo tarda un poco más de tiempo en reactivarse.

No obstante, una vez que aparece es normal que las primeras menstruaciones después del parto sean irregulares y que, incluso, el flujo sea distinto al habitual. Durante este periodo de adaptación y hasta que el aparato reproductor se normaliza de nuevo, el cuerpo femenino sufre una serie de transformaciones lentas propias del postparto, que precisan de mucha de nuestra paciencia.

El cuerpo femenino necesita de 9 a 12 meses para volver a su estado habitual, y por este motivo, es fundamental que la mamá viva esta etapa postparto con mucha tranquilidad.

7 cambios físicos que puede tener la mamá tras el parto

Después del nacimiento del bebé la mujer experimentará algunos cambios físicos importantes, a considerar:

Cuando vuelve la menstruación tras el parto

Físicamente, por lo general, las mujeres pueden experimentar:

1. Entuertos o espasmos
Tras dar a luz, el útero de la mujer se seguirá contrayendo durante los primeros días después del parto. Esas contracciones dolorosas pueden ser notadas mientras da el pecho al bebé o si toma medicamentos para reducir el sangrado vaginal.

2. Episiotomía o desgarros
Cuando hay desgarros en el perineo (el área de piel comprendida entre la vagina y el ano) o bien cuando el médico se lo cortó durante el parto (episiotomía), puede que la mujer sienta dolor al caminar o sentarse hasta que los puntos se cicatricen. También le pueden doler al toser o estornudar durante todo el proceso de curación.

3. Estreñimiento y hemorroides
Tras el parto, es posible que la defecación resulte dolorosa para la mujer por distintos motivos. Una episiotomía o hemorroides pueden hacer con que los músculos perineales se queden doloridos.

4. Flujo o secreción vaginal (loquios)
Los loquios o lochia corresponde a una secreción vaginal normal durante el puerperio, es decir, tras el parto, que contiene sangre, moco y tejido placentario. Por lo general, este flujo puede seguir por unas 4 o 5 semanas. Inicialmente más abundante que la menstruación y a menudo con presencia de coágulos de sangre, el flujo vaginal se irá haciendo cada vez más claro, alcanzando un color de blanco o amarillento hasta desaparecer por completo.

5. Incontinencia urinaria y/o fecal
Al toser, reír o hacer algún esfuerzo físico, puede que se le escape un poco de orina a la mujer tras el parto, especialmente si ella tuvo un parto vaginal largo.

6. Pechos sensibles y dolorosos al tacto
Cuando le suba la leche a la mujer tras el parto, es posible que le molesten o le duelan los pezones y los pechos, ya que estarán congestionados durante varios días.

7. Peso
Tras el parto, es muy probable que la mujer pesará entre 5 y 6 kg (unas 12 a 13 libras) menos de lo que pesaba en los últimos meses de embarazo. Su peso adicional en agua irá bajando durante la primera semana a medida que su cuerpo vaya recuperando.

3 cambios emocionales de la mujer tras el parto

¿Qué cambios emocionales pueden esperar la mujer después de dar a luz a su bebé? Te contamos algunos que puede experimentar:

1. La tristeza
Tras dar a luz al bebé muchas madres suelen presentar irritabilidad, llantos y tristeza. Esta experiencia está relacionada com los cambios que experimenta en su vida con la llegada del bebé a casa junto a los cambios hormonales, de cansancio. Se trata de una tristeza debido a la transición. Por lo general, esos síntomas suelen aliviarse en un par de semanas.

2. Ansiedad o depresión postparto
Cuando a la tristeza que experimentan muchas madres se suman sentimientos de culpa, ansiedad y un estado bajo de ánimo, la mujer puede experimentar una depresión. La madre necesitará ayuda y orientación médica en esos casos.

3. Preocupación por las relaciones sexuales
Los médicos recomiendan que las relaciones íntimas o sexuales se reanuden cuando la mujer se recupere física y emocionalmente. En las primeras semanas, debido a los cambios físicos y emocionales que experimenta la mamá, puede que le apetezca solo descansar, sin ánimos ni fuerzas para mantener relaciones sexuales.

Puedes leer más artículos similares a La primera regla después del parto, en la categoría de Posparto en Guiainfantil.com.