Enseña a tus hijos a gestionar el tiempo emocional

Cómo disfrutar del tiempo emocional con tus hijos

Andrés París

Los adultos estamos obsesionados con el tiempo, vivimos a golpe de reloj y con prisas para todo. No sabemos disfrutar del tiempo que se nos regala, y cuando nos sobra, muchas veces no sabemos en qué emplearlo porque estamos muy acostumbrados a tener todo pautado y con rutinas. Sin embargo hay otro tipo de tiempo, un tiempo emocional que es tan importante como el tiempo cronológico y que debemos enseñar a nuestros hijos.

Te contamos qué es el tiempo emocional y cómo enseñar a tus hijos a gestionar el tiempo emocional.

Cómo enseñar a tus hijos a gestionar el tiempo emocional

Qué es el tiempo emocional de los niños

En la antigua Grecia, los Griegos tenían dos dioses para denominar al tiempo. El Dios kronos y el dios Kairos.

Kronos es la palabra que ellos usaban para hablar del tiempo cronológico, es decir el lógico el que hemos creado nosotros, por eso se encuentra en el hemisferio izquierdo del cerebro donde están los aspectos lógicos matemáticos de las personas.

Y el Kairós es la palabra que ellos determinaban al momento justo, en el sitio preciso, en el cual estás en sintonía con todo y sientes que es tu máxima plenitud. Este concepto del tiempo se encuentra en el hemisferio derecho, donde está la creatividad las emociones etc…

No debemos dejar la práctica de estar en la parte de Kairos a la suerte, o a que sean nuestros hijos los que aprendan a gestionar solos estos momentos, sino que, como padres, debemos enseñar a nuestros hijos a que esos momentos de ese tiempo, donde se sientan plenos, en calma, unidos y útiles con lo que les rodea, los disfruten a fondo.

Lo único que debemos hacer es que cuando nuestro hijo se sienta bien, o esté satisfecho en su vida, orgulloso de sus logros y empeños,  enseñarle que eso también es tiempo y que lo disfrute, sobre todo de una manera consciente.

La mayoría de lo adultos vamos por la vida sujetos al cronos y no siendo consciente del Kairos, sujeto a no tengo tiempo, no llego, no me da la vida, te robo un minuto…,  esto no es lo que debemos enseñar a nuestro hijos, debemos enseñar el tiempo lógico pero también el tiempo emocional, el tiempo consciente.

Que 3 aspectos te recomiendo para empezar a aprender a gestionar el tiempo emocional (válido para niños y también para los padres):

1- No te generes muchos compromisos.

2- Dosifica tus obligaciones.

3- Busca momentos de silencio donde conectar y dialogar contigo mismo.

Ya verás como esta libertad hará que tus hijos disfruten mucho más de los pequeños momentos.