6 alarmantes problemas emocionales que sufren los niños con sobrepeso

No todos los niños con sobrepeso enfrentan estos problemas pero ¿cómo podemos ayudar a los que sí lo hacen?

Gabriela Matienzo
Gabriela Matienzo Psicóloga infantil

La Organización Mundial de la Salud defina la obesidad o el sobrepeso como 'una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud'. Sin embargo, además de representar un problema para la salud física, el sobrepeso también puede tener un efecto negativo psicológicamente. ¿Cuáles son los principales problemas emocionales que sufren los niños con sobrepeso? ¿Cómo podemos ayudarles los padres para que puedan lidiar con esta situación?

Problemas emociones que pueden sufrir los niños con sobrepeso

Los problemas emocionales que surgen del sobrepeso de los niños

Las razones por las que un niño tiene sobrepeso u obesidad son variadas: hay niños que tienen hábitos alimenticios deficientes y/o vidas muy sedentarias con poca o nula actividad física que los lleva gradualmente a un aumento de peso, otros tienen una predisposición genética y aunque se ejerciten y tengan una alimentación sana siempre estarán por encima de la curva promedio esperada.

Si se trata de un tema de alimentación y poca ejercitación física, la mayoría de las veces los niños van ganando peso de forma suave y casi imperceptible y para cuando los padres lo notan y empiezan a ocuparse del tema ya es más difícil de manejar.

En cualquier caso, es un hecho que los niños con sobrepeso u obesidad no la tienen fácil. Estas son algunas de las situaciones a las que se enfrentan a nivel emocional:

1. Estigma social
En un mundo donde damos tanta importancia a ser delgados, el sobrepeso está asociado a muchos estereotipos negativos por lo cual, vivir con sobrepeso puede ser muy duro para un niño y sus padres.

2. Baja autoestima
En general, un niño con sobrepeso tiene más posibilidades de enfrentar una baja autoestima, ya que puede sentirse en desventaja al compararse con la mayoría de sus compañeros a nivel físico. Esto puede ocasionarle falta de confianza en sí mismo y sentimientos difíciles de manejar como vergüenza e inadecuación así como repercutir en un bajo desempeño integral.

Cuando los niños tienen sobrepeso u obesidad

3. Inseguridad
Puede ser que un niño con sobrepeso disfrute de hacer alguna actividad física como jugar fútbol o nadar, pero su sobrepeso puede llegar a generarle tal inseguridad que prefiere negarse a intentarlo.

4. Acoso escolar
Los niños con sobrepeso enfrentan con más facilidad burlas y malos comentarios de sus compañeros respecto a su aspecto físico, llegando a hacerlos sentir que es su culpa; les pueden poner apodos, hacerles burla y acosarlos. También pueden llegar a tener dificultades para hacer nuevos amigos o ser los últimos en ser elegidos en actividades deportivas.

5. Depresión
En este panorama los niños con sobrepeso pueden sentirse fuera de lugar y considerarse a sí mismos diferentes. Si se da una situación social de acoso o exclusión los niños pueden llegar a sentirse muy tristes y desarrollar incluso un trastorno depresivo y encerrarse en sí mismos.

6. Comer por ansiedad
Algunos niños buscan eliminar su malestar justamente a través de la comida, llegando a comer a escondidas ya que sus padres y adultos cercanos los presionan para que coman menos.

Consejos para que los padres ayuden a sus hijos con sobrepeso

Ayudar a los niños a lidiar con el sobrepeso

Si un niño tiene sobrepeso u obesidad seguramente puede estar atravesando alguna de las situaciones mencionadas. En este caso, el mayor apoyo y manejo de la situación recae en los padres, a continuación, algunos consejos:

- Acepta a tu hijo y ayúdale a aceptarse tal como es
Es necesario que los padres acepten a su hijo tal como es. Él debe sentirse amado, aceptado y protegido por ellos en todo momento. Hay padres que luchan permanentemente para cambiar la situación, pero desde una posición de poca aceptación e incluso sentimientos de vergüenza por el sobrepeso de su hijo; esto le genera a él, el mayor de los obstáculos.

Siempre será más fácil enfrentar lo que venga si sus padres lo aceptan y ayudan a aceptarse tal como es; si le ayudan a entender que, el tema del peso, es cambiante (como el clima) pero lo importante es quien es él, las cosas que le hacen especial, todas las cualidades y particularidades que le hacen ser un niño único.

- Habla con él abiertamente de la situación
Evitar el tema no resuelve nada. Según la edad de tu hijo, te recomiendo que abordes el tema; pregúntale cómo se siente, que situaciones difíciles enfrenta en el colegio, ayúdale a resolverlas, a sentirse fuerte y bríndale en todo momento seguridad y confianza, asegurándole que siempre estarás con él.

Conflictos emocionales de los niños con sobrepeso

- No lo restrinjas
En su lugar, inicia un régimen de alimentación sana y balanceada que incluya a toda la familia. Hay padres que empiezan a restringir algunos alimentos a sus hijos y a prohibirles comer ciertos alimentos mientras que todos los demás miembros de la familia pueden hacerlo. Esta restricción les hace justamente sentir una mayor ansiedad por comer justamente eso que está prohibido. Además, el sentirse diferentes y excluidos incluso dentro de su familia, solo agrava la situación a nivel físico y sobretodo emocional.

La alimentación y buenos hábitos deben ser seguidos por todos los miembros de la familia. Es necesario ser creativos y buscar formas divertidas y sanas para que no dejen de disfrutar algunas botanas o postres que se pueden hacer sustituyendo algunas harinas y azúcares.

- Si salen a comer fuera no controles lo que ordena
Es una situación muy difícil que si salen a comer fuera no pueda pedir lo que desea, mientras todos los demás lo hacen. Si han decidido salir fuera, dale oportunidad de elegir lo que deseé. Las calorías de más que pueda comer, no harán una diferencia, pero el sentirse controlado y diferente a los otros sí podrá afectarle en forma negativa.

Ayúdalo a descubrir una actividad física que le guste y en la cual se sienta bien
Trata de ayudarle a encontrar una actividad física que le guste y donde no se sienta en desventaja con los demás; y si no lo desea porque se sienta mal, no lo presiones. En ese caso aprovecha los fines de semana para promover salidas al aire libre, juegos familiares, pasear al perro, etc.; que le permitan ejercitarse sin padecer angustia.

Hay muchas formas de ayudarle a tu hijo a enfrentar esta situación, si como padre te mantienes cercano y sensible a todas las emociones que puede estar enfrentando.

Puedes leer más artículos similares a 6 alarmantes problemas emocionales que sufren los niños con sobrepeso, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.