Herramientas para que los niños sean más sociables y comunicativos

Las relaciones con los iguales son necesarias para el aprendizaje social y la adquisición de experiencias de los niños

María González

Hay niños que tienen auténticos problemas para socializar con otros niños o adultos y, a veces, es un auténtico quebradero de cabeza para los padres. Muchos piensan que sus retoños tienen un problema, pero simplemente lo que ocurre es que sus hijos necesitan herramientas para establecer relaciones sociales con sus iguales. Te voy a dar cinco sencillos trucos para conseguir que tu hijo sea más sociable y comunicativo

La importancia de las relaciones sociales en el desarrollo del niño

niños sociables y comunicativos

Al igual que unos adultos destacamos por una serie de rasgos como puede ser el optimismo, otros, en cambio, sobresalen por desarrollar una gran capacidad de trabajo, y ninguno es mejor que otro. Algo parecido ocurre con los chavales. Los padres tenemos que entender que no todos los niños son iguales y que habrá algunos que serán más tímidos o reservados y otros muy sociables y comunicativos.

Pero estas características que, en principio, pueden definir la personalidad de un chaval pueden variar y, según pasen los años, ir cambiando con el tiempo. Y es que todos, padres y niños, vamos transformándonos según el ambiente en el que nos desarrollemos y las experiencias que vivamos.

Por ejemplo, el estilo educativo de los padres tiene consecuencias en las características de los hijos. Los padres difieren en cuatro rasgos fundamentales en su trato con los hijos: control que ejercen sobre su conducta, el tipo de comunicación y relación, expectativas y exigencias, y afecto e interés que les demuestran.

¿Puede ocurrir entonces que un niño sea muy tímido de pequeño pero que a partir de que cumpla los seis años empiece a ser un poco más abierto? ¡Claro que puede ser y todo esto tiene una explicación! Los niños a los seis años comienzan a ser más curiosos, autónomos (importante: hay que evitar la sobreprotección) y quieren saber más cosas del mundo que les rodea.

Pero, si esto no fuera así, ¡no tenemos por qué preocuparnos! Los padres podemos ayudar a nuestros hijos a que sean más sociables pero partiendo de la base de que será un proceso lento y en el que no valen las prisas, ¡no vamos a pasar de 0 a 10 en un día! ¡Hay que respetar su ritmo y sus tiempos!

Las relaciones entre compañeros contribuyen sustancialmente al desarrollo de las competencias sociales y de la personalidad, de ahí que la interacción con los iguales sea conveniente y necesaria para el aprendizaje social y la adquisición de experiencias que determinarán la vida posterior. Con los compañeros, como explican en el informe 'Desarrollo personal y social en los años de la Educación Infantil', realizado por Julio Machargo Salvador, de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (España), puede medirse y compararse. Unos aprenden de otros la habilidad para el trato social adecuado y para sobrevivir en un mundo de iguales, que tiene sus propias reglas.

5 sencillos trucos que ayudarán a tu hijo a ser más sociable

qué hacer con un niño tímido

Tener amigos es muy importante para el niño porque supone alcanzar un logro social significativo, un indicador de competencia social y un signo de buena salud mental. Ayudémosle en este camino de hacer amigos y presentémosle herramientas y escenarios para que pueda relacionarse con otros iguales.

1. En primer lugar y muy muy importante, vamos a tratar de evitar hacer comentarios entre los papás o entre la familia del tipo: 'Cómo es este niño...', '¡No se puede con este niño!', '¡Madre mía, qué tímido es!' o '¡A ver si conseguimos que haga más amigos!'. Los niños son más listos de los que pensamos, y esto puede reforzar el comportamiento del niño y que se bloquee.

2. Por otro lado, podemos aprovechar para invitar a algún niño de su clase a compartir juegos en casa.

3. Estar atentos a si hay algún vecino o vecinos de edades similares a las de nuestro hijo para poder quedar, por ejemplo, los adultos con los padres y que los niños puedan realizar alguna actividad de juego.

4. Realizar actividades de ocio con otras familias con hijos los fines de semana, ya que los adultos siempre vamos a ser un ejemplo para los niños. ¡No podemos pedirles algo que nosotros no realizamos!

5. Apuntarles a alguna actividad extraescolar que le motive y que les guste. Y si no sabemos cuál, vamos a fijarnos en aquellas cosas que se le dan bien para hacernos una idea de qué actividad extraescolar le puede motivar. Y, bajo ningún concepto, tratar de apuntarle a aquello que a los papás nos gusta y que nunca hicimos porque sus intereses no tienen porque ser los mismos que los nuestros.

Puedes leer más artículos similares a Herramientas para que los niños sean más sociables y comunicativos, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.