Trastorno hipercinético de la conducta en niños

Cuáles son las características del Trastorno Hipercinético de la Conducta en niños

Sofía Gil Guerrero
Sofía Gil Guerrero Psicóloga General Sanitaria

Estamos empeñados en poner etiquetas a los niños. Pero, muchos niños son inatentos o movidos y esto no implica que tengan un Trastorno Hipercinético de la conducta.

¿Has oído hablar de este trastorno? Es posible que conozcas el TDAH y no hayas oído hablar del Trastorno Hipercinético de la Conducta en niños. Conoce qué es y cuáles son sus síntomas en la infancia.

Qué es el Trastorno Hipercinético en los niños

Trastorno hipercinético en niños

Es posible que no hayamos escuchado tanto hablar del Trastorno Hipercinético pero, en cambio, seguro que todos sabemos de lo que hablamos cuando empleamos el término TDAH (Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad). Son distintos términos pero ambos hacen alusión a lo mismo.

Los profesionales responsables de evaluar, diagnosticar y realizar el tratamiento psicológico vs psiquiátrico a los niños que tienen dificultades para concentrarse y/o se mueven de manera excesiva utilizan los términos  “Deficit de Atención”, “Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad”, “Trastorno Hipercinético” e “Hiperactividad” de manera indistinta.

Los términos Trastorno por Déficit de Atención (TDA) o Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) se usan en los EEUU. Sin embargo, en Europa se usa además el término Trastorno Hipercinético. Esto, sin duda, da muchas veces lugar a confusión porque pensamos que estamos hablando de problemas diferentes cuando no es así.

Perfil de un niño con Trastorno Hipercinético de la Conducta

Su inicio suele ser temprano. En concreto, este tipo de conductas se observa ya desde los primeros 5 años de vida. Por desgracia, las dificultades persisten durante la etapa de escolaridad e incluso en la vida adulta. Pero en muchos de los afectados se produce, con el paso de los años, una mejoría gradual de la hiperactividad, la impulsividad y el déficit de la atención.

Los niños que cumplen criterios diagnósticos compatibles con un Trastorno Hipercinético se caracterizan por:

- Son niños intranquilos.

- Se mueven en exceso, es difícil que estén en pausa.

- Hablan sin parar e interrumpen a otras personas. No pueden esperar su turno.

- Se comportan de manera desinhibida e imprudente en situaciones sociales.

- Se distraen con mucha facilidad.

- Las tareas que realizan rara vez las terminan. Y, su conducta es desorganizada, mal regulada y excesiva. Tienen la tendencia a cambiar de una actividad a otra sin terminar ninguna.

- Actúan de manera impulsiva sin pensar en las consecuencias de sus acciones.

- Les resulta difícil respetar su turno en un juego, en una cola, etc.

- Las dificultades de aprendizaje son frecuentes.

- Propensos a tener accidentes (golpes, caídas, etc.).

- Dificultades para aceptar las normas que se les impone. Desafían de manera deliberada a sus cuidadores.

Si sospecho que mi hijo tiene un Trastorno Hipercinético

¡SI! Actualmente los profesionales sanitarios (pediatras, neurólogos, psiquiatras, psicólogos, etc.) están altamente cualificados para abordar este tipo de problemas y dar soluciones al niño para que su nivel de malestar se reduzca y funcione con normalidad en su día a día sin que el Trastorno Hipercinético le interfiera.

Por ello, no debemos esperar y ante las primeras señales de alerta lo más aconsejable es que se lo hagamos saber al pediatra del niño para que pueda ayudarnos y orientarnos sobre el camino a seguir.