El método con el que un profesor está cambiando la vida de sus alumnos

A través de una simple nota, este maestro trabaja con los niños sus emociones

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

¿Te imaginas un profesor que permitiera a tu hijo cada lunes expresar cómo se siente y que trabajase con él esta emoción a lo largo de la semana? Esto es lo que hace un maestro de Estados Unidos a través de un simple post it de colores. Hoy te contamos en qué consiste el método con el que un profesor está cambiando la vida de sus alumnos. 

El profesor que con una simple nota cambia de vida de los alumnos 

metodo profesor cambiar la vida de sus alumnos

Siempre recordaré a la señorita Paloma, mi profesora de Lengua en sexto, séptimo y octavo de EGB (lo que ahora sería el final de sexto de primaria y comienzo de la ESO). Era distinta a las demás, ni mejor ni peor, pero sí diferente, porque sus clases eran divertidas, pero a la vez instructivas. Sin darnos cuenta, mis compañeros y yo aprendimos a tomar notas, a hacer resúmenes o a realizar esquemas, algo que personalmente me vino genial cuando salté al instituto de mayores y después a la universidad. 

Pero, además, la señorita Paloma tenía esa sensibilidad que la hacían ser una persona empática con sus alumnos. Se preocupa por nosotros, se interesaba por las cosas que nos pasaban más allá de las cuatro paredes del aula y nos intentaba echar un cable en todo lo que estaba en su mano. 

Y es que los grandes maestros hacen mucho más que enseñar. Pueden ser mentores, modelos a seguir, guías e, incluso, confidentes. A veces, un maestro es uno de los únicos adultos de confianza en la vida de un niño.

Quizás es por eso que una foto compartida por la usuaria de Facebook ha tocado a tantas personas. Muestra la pizarra de un maestro (no se conoce su identidad) en la que cada lunes los alumnos tienen que colocar un post it con su nombre en una de las secciones: "Estoy bien", "Estoy genial", "Estoy regular, "Estoy luchando", "Estoy teniendo un momento difícil" o "No me va muy bien".

Este maestro está marcando una diferencia en la vida de sus alumnos con una simple nota, porque tras realizar los alumnos este ejercicio, conversa en privado durante la semana con cada uno sobre dónde colocaron la nota adhesiva y si necesitan hablar. Un control semanal en sus estudiantes que les ayuda a mejorar su rendimiento escolar, por supuesto, pero lo más importante: les permite tener una buena salud mental y ser más felices. 

La infancia puede ser difícil, pero ser adolescente, aún resulta más complicado. Sí, todos es pasado por eso y esa afirmación puede que no aporte nada nuevo, pero los estudios han demostrado que los problemas de salud mental entre los jóvenes están en aumento. Algo de eso puede deberse a las presiones de los medios sociales o a las omnipresentes noticias 24/7 que nos acentúan a todos. También podría ser simplemente que estamos mejorando en la comprensión y el diagnóstico de enfermedades mentales como la ansiedad y la depresión en niños y jóvenes.

Cualquiera que sea la razón, tenemos que brindarles a los niños y adolescentes todo nuestro apoyo. Como los jóvenes pasan la mayor parte de sus horas en la escuela, los maestros están en una posición privilegiada para ofrecer ese tipo de soporte, pero descubrir cómo hacerlo de manera más efectiva puede ser un desafío. Este método es sencillo, pero muy efectivo, ya que puede ayudar a los maestros a determinar qué estudiantes pueden necesitar atención adicional o ayuda con sus desafíos fuera del aula.

Esta foto es un excelente recordatorio para que los padres nos demos cuenta de los increíbles que pueden ser los maestros. No solo imparten conocimiento, tienen una inversión emocional en nuestros hijos y se preocupan por mucho más que su rendimiento académico. Muchos maestros regularmente van más allá del llamado deber de cuidar a sus estudiantes, y esta foto es un gran recordatorio de cómo los buenos docentes encuentran maneras de ayudar a los niños en todo lo que puedan.

Las 5 cualidades de un buen profesor que los padres más valoran

cualidades de un profesor

¿Cuáles son las características de un buen profesor? ¿Qué valoran más los padres de hoy en día: su formación o su carácter y personalidad? Los padres buscamos profesores que sepan motivar a nuestros hijos y que consigan despertar en ellos las ganas por aprender. Queremos para nuestros hijos docentes: 

- Responsables
Profesores que sean justos y equitativos y que no se dejen llevar por subjetividades, ¡que traten a todos los niños por igual! Y profesores que estén en continúa formación para introducir en la escuela nuevas metodologías. 

- Flexibles
Personas que tengan la capacidad de adaptarse a cualquier situación o circunstancia y que improvisen si fuera necesario, siempre dentro de unos órdenes. ¡Alguien dinámico! 

- Observador
Que esté pendiente de lo que ocurre dentro de su aula y que sea capaz de detectar las necesidades de sus estudiantes. 

- Mediador
En ocasiones, el maestro tiene que ser juez de los conflictos que se producen dentro del aula, y aquí es donde tiene que hacer uso de su objetividad para no posicionarse en ningún lado. ¡Eso le hará ser mejor persona! Además tiene que favorecer la integración, colaboración y el trabajo en equipo entre sus alumnos. 

- Empático
Antes que profesor, el maestro ha sido alumno y no eso no se le puede olvidar nunca. Además, será la mejor forma de empatizar y ponerse en el lugar de sus alumnos. Y, sobre todo, le harán ser un profesor que sus alumnos nunca olvidarán. 

Puedes leer más artículos similares a El método con el que un profesor está cambiando la vida de sus alumnos, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.