Por qué los niños deberían entrar más tarde a clase y tener una jornada partida

Un estudio de Harvard afirma que los niños deberían iniciar las clases a las 10:00h

Alba Caraballo Folgado

¿A qué hora entran tus hijos al colegio? Generalmente los niños inician las clases entre las 9 y las 9:30 de la mañana y, en los institutos, aun antes. A las 8 de la mañana los niños ya están sentados en las aulas con el cuaderno preparado para tomar apuntes.

Pero, ¿es la hora más adecuada para que comience el horario lectivo? Un reciente estudio de la Universidad de Harvard explica por qué los niños deberían entrar más tarde a clase. 

Los niños deberían entrar más tarde a clase para rendir mejor

 horario escolar en los colegios

Un estudio realizado por la Universidad de Harvard y la Open University afirma que la hora más aconsejable para que los alumnos entren a clase es las 10 de la mañana. Ni las 8, ni las 9, las 10 de la mañana.

Según los investigadores que publicaron sus resultados en la revista Frontiers in Human Neuroscience, las 10 es la hora más recomendada para que los niños obtengan beneficios no solo a nivel académico, sino a nivel de salud.  

El estudio recogió datos en los que se analizaron a 2049 alumnos y los separaron en dos grupos. Uno entraba a las 10 de la mañana y otro lo hacía a las tradicionales 8. ¿Imaginas qué resultado dio el estudio? Aquellos niños que entraban a las aulas a las 10 de la mañana tuvieron menos enfermedades y un mayor rendimiento académico que los más madrugadores. Este estudio ha puesto en un brete al conocido refrán "a quien madruga, Dios le ayuda". 

Los horarios escolares de los niños: jornada continua o jornada partida

Más allá de los horarios de entrada, además deberíamos fijarnos en el horario lectivo de un niño, ¿cuántas horas pasan tus hijos en el colegio? Mis hijos, contando los horarios ampliados para poder llegar al trabajo y las extraescolares, para poder llegar a recogerles, suman entre 8 y 9 horas, según el día. Sí, es mucho tiempo.

De hecho, según las estadísticas, los alumnos de Primaria de España son los que más horas pasan al día en las escuelas de toda Europa. En España los niños tienen una jornada escolar de unas cinco horas diarias, pero la jornada partida y los parones para el recreo y comer y las necesidades laborales de los padres, hacen que los niños pasen una larga jornada en el colegio

El debate sobre cuántas horas deben pasar los niños en el colegio viene ya de lejos y se suma al debate entre la jornada continua y la partida. Algo que suele votarse en muchos colegios de forma anual a petición de un sector de padres y del profesorado. La jornada continua hace que los niños en lugar de terminar las clases a las 14 horas, lo hagan a las 16.

Sobre los beneficios y desventajas de ambos sistemas hay opiniones encontradas y el debate suele ser acalorado. Eso sí, el equipo docente lo suele tener muy claro y apuesta por la jornada continua. Hay quien incluso apunta a que esta defensa de los maestros es un abuso moral que utiliza razones científicas que no existen para influenciar a las familias. 

Sea como fuere, al participar en alguno de estos debates me he encontrado con la sensación de que los defensores de una y otra jornada suelen utilizar los mismos argumentos para defender su teoría: "favorece el aprendizaje del alumno". 

Aunque argumentos pedagógicos, psicológicos y académicos hay en favor de las dos, los resultados escolares de alumnos con jornada partida y continua apuntan que es más favorable la continua. Por ejemplo, tan solo en Madrid, en los últimos 7 años, han obtenido peores resultados en las pruebas de evaluación los colegios con jornada continua. 

Y es que, a pesar de que los niños suelen estar más frescos por la mañana, realizar toda la jornada lectiva de un tirón es agotador para ellos y, la pausa para comer y retomar las clases les permite "resetear" el cerebro y rendir mejor tras el descanso. Es más, cuanto más pequeño sea el niño, más cambio de actividad y ruptura necesita para recuperar la atención. 

Y tu, ¿eres partidario de la jornada continua o partida?