Hablar en inglés a los niños aunque no seamos bilingües o nativos

Cómo educar en el bilingüismo a tus hijos (incluso siendo bebés) aunque tú no lo seas

Diana Sampedro
Diana Sampedro Profesora de inglés

Como padres, cada vez estamos más implicados en la educación de nuestros hijos, y los idiomas cobran más importancia según avanza la tecnología y las oportunidades de interacción social y laboral. Por ello muchos nos planteamos hablar a los niños en inglés para que sean bilingües (me voy a centrar en el bilingüismo español inglés), incluso aunque ni el padre ni la madre sean nativos. Esto lleva a muchos padres preguntarse: ¿hacemos bien en criar a nuestros hijos en inglés si no somos bilingües? ¿Estaremos enseñándoles mal el idioma dado que nuestro inglés no es perfecto?

¿Es aconsejable hablar en inglés a los niños si no somos bilingües?

¿Hablar en inglés a los niños si no somos bilingües?

Sí lo es, incluso aunque la lengua materna de los padres no sea el inglés, podemos fomentar el bilingüismo en casa con los hijos. Nosotros podemos ayudarles a que adquieran dos idiomas desde pequeñitos y a que se sientan cómodos usando ambos.

Al exponerlos al inglés y al español desde edades tempranas, los niños se habitúan a oírlos y por tanto se van familiarizando con ellos, lo cual es muy positivo para que puedan expresarse tanto en uno como en otro. Dado además que el idioma del ambiente juega un papel fundamental a la hora de usar un lenguaje u otro en su vida, si ya los tienen interiorizados, les resultará mucho más fácil usar inglés o español cuando así lo necesiten.

Por supuesto surgen dudas a la hora del vocabulario necesario para un niño en inglés o de la pronunciación de los papás. Sin embargo, debemos tener en cuenta estas claves:

- Los bebés y niños no necesitan frases o estructuras gramaticales complicadas. Más abajo añado varios ejemplos para usar en inglés con ellos.

- La pronunciación de cualquier idioma se puede afinar y mejorar. Para ello, muchos padres optan por escuchar canciones infantiles en inglés, ver dibujos animados en inglés alguna vez, o incluso acudir a profesionales que asesoramos para ello y dotamos de recursos muy útiles.

De todos modos, ya que los hijos aún son muy jóvenes, los papás y las mamás disponemos de tiempo para ir adquiriendo todas estas herramientas que nos pueden facilitar la tarea de educar bilingüe. ¡Y al final se produce un proceso de adquisición y mejora del inglés familiar que beneficia a todos!

Cuándo empezar a educar en el bilingüismo a los bebés

El bilingüismo de los niños sin padres nativos

Para introducir el inglés a un bebé o un niño, cuanto antes mejor. La adquisición de una lengua resulta más natural y efectiva si se comienza en edades tempranas. Si el crío es muy pequeñito, incluso si la mamá está embarazada, es un momento estupendo para comenzar a cantar canciones en inglés y a poner por ejemplo música de fondo como lullabies para crear un ambiente que invite a adquirir y usar ese idioma.

No importa si como padre solo dedicas una parte del día a hacerlo, todo aquello que realices en inglés con tu niño tendrá impacto es su adquisición. Aquí es clave notar la diferencia entre que tu hijo no reciba inglés de nadie, a recibirlo de ti o de tu pareja (incluso de ambos), de canciones, de otras posibles personas que lo hablen delante de él...

Cuánto tiempo dediques a hacerlo, dependerá de diversos factores como pueden ser el nivel de inglés que tengas, las horas al día que pases con él y del método, métodos o estilo personal que quieras usar para enseñar inglés.

En mi caso yo he usado el método OPOL (One Parent One Language) donde yo he jugado el rol de mamá que habla inglés con su hija. Pero también en Baby English hablo de la posibilidad de no hablar inglés todo el rato con tus hijos, sino escoger momentos del día donde sea cómodo para todos hacerlo. Por ejemplo, ¿qué tal si escoges Bath time si es un rato en el que tu hijo y tú estáis relajados? También se puede plantear el caso de parejas en las que ambos hablan inglés con el bebé o el niño, o solo en ciertos lugares, por ejemplo en casa inglés y en la calle español.

Tips para comenzar a educar a niños bilingües sin ser nativo

Bebés y niños bilingües en inglés

¿Y por dónde empezamos para educar en el bilingüismo a nuestros hijos? Comienza, si así lo necesitas, por hablarle en casa a solas, para ir tomando confianza. Una buena estrategia es ir coméntale lo que vas haciendo. Por ejemplo, háblale en inglés mientras le vistes, es una ocasión perfecta para introducir vocabulario.

Extra tip! Aquí tienes algunas ideas de frases que puedes usar en el día a día:

- Haz el gesto de 'Look!' poniendo, por ejemplo, tu dedo bajo tu ojo.

- 'You have tiny feet': Tienes unos pies muy pequeñitos ('tiny' significa diminuto).

- 'Arms up!': ¡Brazos arriba! (Díselo cuando le estés quitando un jersey y el bebé toddler pone los bracitos para arriba).

[Leer +: Enseñar inglés a través del método Montessori]

- 'I am your mummy, daddy. You are my baby boy, baby girl'. Soy tu mami, papi, tú eres mi bebé.

- 'I'm holding you in my arms, and now I am going to change your nappy, diaper'. Te estoy abrazando, sujetando en mis brazos y ahora te voy a cambiar el pañal.

- 'Look! These are your hands, they are tiny and cute'. ¡Mira!, estas son tus manos, son muy pequeñitas y lindas.

Deseo que con estos tips y recursos te animes y te sientas más acompañado y con recursos en tu educación bilingüe no nativa. El respeto y la naturalidad contigo, tu bebé y tu idea de criar bilingüe, también te ayudarán.

Puedes leer más artículos similares a Hablar en inglés a los niños aunque no seamos bilingües o nativos, en la categoría de Idiomas en Guiainfantil.com.