Métodos para enseñar inglés a niños de 0 a 3 años

Cómo enseñar inglés a bebés desde que nacen hasta los tres años

Los bebés pueden comenzar a aprender inglés desde que nacen. No existen límites a este respecto. Sin embargo, los métodos que se utilizan para enseñar un idioma a un niño tan pequeño son distintos y están basados, evidentemente, en el juego. 

Te explicamos cuáles son las mejores técnicas para enseñar inglés a bebés de 0 a 3 años. 

Cómo enseñar inglés a bebés de 0 a 3 años

Bebé aprende inglés

Durante los primeros tres años de edad, el desarrollo neurológico de nuestros bebés es de suma importancia. El desarrollo neurológico se produce a través de los sentidos, por lo que mediante el tacto, la vista, el gusto, el olfato y el oído nuestros bebés irán adquiriendo conocimientos y se irán desarrollando  adecuadamente.

1. Durante el primer año: El tipo de juegos que los más pequeños (en el primer año de vida) necesitan para adquirir la lengua inglesa son:

- A través de sonajeros, objetos grandes-medianos con colores llamativos para la localización de sonidos. Se pueden usar para acompañar canciones en inglés.

- Seguimiento visual, exploración de objetos, mientras le explicamos cómo se llaman esos objetos en inglés.

- Búsqueda de un objeto caído, tirar de una cuerda para conseguir un juguete…. 

Pero también existe un conjunto de requisitos indispensables: siempre debemos crear un ambiente propicio y acogedor en el entorno del niño, estableciendo unas rutinas amenas en las clases de inglés y por supuesto siempre hablando y cantando  en inglés.

Es importante saber que cada bebé necesita sentirse cómodo, seguro y lleno de afecto para    con el  adulto que desempeñe esta tarea. Por lo tanto, es indispensable que usemos un lenguaje cercano y afectuoso  para conseguir un buen clima.

2. A partir del año: A partir del año aproximadamente, en las clases de inglés seguiremos utilizando  diferentes juegos para involucrar a nuestros pequeños en el de aprendizaje de esta lengua. Entre los juegos que recomendamos se encuentran:

- Marionetas, tarjetas, coches, aros/anillas, cajas en forma de huevo, cuentos, cubos, canciones…

- También es conveniente  usar una colchoneta, alargada y mullida para conseguir una adecuada interacción de nuestros peques para que se muevan libremente durante este tipo de juegos.

- El uso de juegos como mantas, botellas sensoriales,  cesto de los tesoros, juego heurístico y juego simbólico (para los más mayores), nos sirven para abrir  y profundizar su aprendizaje.

- También  serán capaces de seguir órdenes sencillas y comenzarán a imitar nuestros gestos, acciones y sonidos.   

Por lo tanto, a partir del añito, nuestros bebés  irán creciendo y dejarán de ser bebés para convertirse en niños, por lo que empezarán a querer caminar, trepar, correr e incluso saltar. Por lo que su atención irá aumentando y sus juegos se  irán haciéndose más complejos. 

3. A partir de los dos años: Una vez que nuestros niños han adquirido más destreza en el lenguaje oral, es conveniente jugar a juegos de  role- plays, imitación, teatro, ver los dibujos animados en inglés….y así poner en práctica sus recién adquiridas habilidades.

En definitiva, los niños necesitan juegos  para que se produzca un aprendizaje activo y participativo. Cuánto más relajados y seguros se encuentren nuestros pequeños, más se desarrollarán neurológicamente.

Reiteramos que es muy importante crear un acercamiento sólido a esta segunda lengua en los primeros años de la vida de un niño para así maximizar su voluntad y capacidad de aprendizaje e introducir una exposición de calidad a esta  segunda lengua con consistencia y con buenas bases de inmersión lingüística, que nos servirán para el futuro.

¡Es increíble cuánto les gusta jugar y divertirse con estos objetos! 

Guadalupe Domínguez, directora pedagógica de escuela  Escuela Nemomarlin Retiro