Cómo aprenden a leer los niños ciegos

Cómo funciona el método Braille

Elena Cabeza Pereiro
Elena Cabeza Pereiro Logopeda infantil

Una discapacidad visual severa supone un importante obstáculo para el aprendizaje de las enseñanzas básicas, como leer y escribir, lo cual dificulta enormemente el acceso de un niño ciego o con disminución severa de su visión a las diferentes áreas del conocimiento. Afortunadamente, este problema está superado gracias al sistema de lectoescritura conocido como Braille, que toma del nombre de su inventor Luis Braille. Con este método es posible satisfacer en gran medida las necesidades educativas de las personas con estos problemas.

Te contamos cómo aprenden a leer los niños ciegos.

Método Braille para que aprendan a leer los niños ciegos

Método Braille para niños ciegos

Braille desarrolló un código táctil que permitiese a las personas ciegas aprender a leer y escribir de forma rápida y eficiente.

La mayoría de niños ciegos logran beneficiarse de este método, aprendiendo a leer y escribir, lo que les permitirá adquirir la base para desarrollar y potenciar sus capacidades de aprendizaje.

El método Braille es un sistema de lectoescritura táctil para personas ciegas, se basa en un código de 63 caracteres constituidos en un rectángulo de seis puntos que se van combinando y formando figuras determinadas que se corresponden con distintos caracteres.

Para leer en Braille, un niño pasa las yemas de los dedos sobre unos grupos de puntitos en relieve que representan las letras del abecedario. Las letras se combinan para formar palabras.

Se puede considerar que el método de alfabetización básico de un niño ciego o con graves problemas visuales es parecido al de los alumnos que ven con normalidad, con la diferencia de que en los primeros el ojo es sustituido por la yema de los dedos. Otra diferencia fundamental es que el niño vidente es capaz de enfocar la palabra entera, mientras que el que no ve únicamente puede identificar símbolos sueltos mediante el tacto.

Para aprender a leer en Braille se necesitan básicamente tres cosas:

  1. Desarrollar el tacto.
  2. Aprender el código.
  3. Animación a la lectura.

El aprendizaje y familiarización con el método Braille se hace progresivamente

Los niños inicialmente trabajan ejercitando el desarrollo sensorial y en especial el tacto, manejando láminas y puzzles que les ayudan a distinguir texturas y formas sencillas. Poco a poco los niños comienzan a aprender la secuencia de lectura de izquierda a derecha, a manejar conceptos numéricos básicos y a coordinar las dos manos para distinguir formas tridimensionales.

Los alumnos toman contacto por primera vez con la que será su herramienta para aprender a leer el Braille: el signo generador de seis puntos, el esquema que alternando su configuración conforma las distintas letras. Aprenderán a colocar los puntos en distintas posiciones y aprender sus primeras letras en Braille que luego serán capaces de interpretar en un texto. También se familiarizan con la línea braille que les permitirá leer y escribir con rapidez en el futuro. Los primeros contactos son en forma de juego. De esta forma, su sensibilidad táctil se va refinando y la lectura pasa a ser algo cotidiano y divertido para el niño afianzando el Braille para su uso con velocidad, eficacia y utilidad.