La bendición de las veladoras en Año Nuevo - Oración corta para niños

Origen de la tradición de fin de año en México: bendecir las velitas en nochevieja para rezar a la Divina Providencia

¿Sabías que en México existe la bendición de las veladoras en Año Nuevo con una oración corta para niños? Es una bonita tradición en la que participan los pequeños de la casa para poder recibir el año que recién comienza. Se lleva a cabo al finalizar la misa de Año Nuevo y por lo regular son los niños quienes llevan estas veladoras en una pequeña charola.

Es una tradición que se ha ido extendiendo a lo largo del tiempo y se hace en honor de la Santísima Trinidad, por lo que se hace una oración para bendecirlas y después se va rezando otra cada día 1 del mes. Las veladoras pueden llevarse a la misa del día 31 de diciembre o en la misa del 1 de enero, lo importante es que no pase de esos dos días. ¿Quieres saber más?

Origen y significado de la tradición de la bendición de las veladoras explicado a los niños

La bendición de las veladoras en Año Nuevo

La historia cuenta que comenzaron a llevarse a fechas recientes para poder rezar y dar gracias a la Divina Providencia y pedir a su vez porque nunca falten el vestido y sustento en el hogar de la familia que enciende esas veladoras. Aunque si bien en cierto que pueden llevarse a bendecir en cualquier misa del año, la tradición marca que sea en específico en la misa de Año Nuevo.

Esto marca el comienzo de la fiesta solemnísima de la Divina Providencia, que son tres divinas personas o Santísima Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y Dios Espíritu Santo, quienes son el centro, el principio y el culmen de toda la fe católica. De hecho en los evangelios, Jesús habla un poco del misterio de la Santísima Trinidad cuando menciona 'Mi padre y yo somos uno' y 'así como él me envió yo les envío el Espíritu Santo'.

Es de suma importancia esta figura de la Divina Providencia dentro de la iglesia católica porque se unen las tres figuras divinas en una. Justo por este misterio es que se lleva a cabo esta tradición para dar gracias a los tres a través del misterio de la Santísima Trinidad. La Divina Providencia es la figura más profunda en la iglesia católica y a la que más fervor se tiene.

Justo para demostrar ese fervor y amor por las tres figuras es que comenzó a decirse esta jaculatoria:

La Divina Providencia nos asista en todo momento
para que nunca nos falte casa, vestido y sustento,
y a la hora de nuestra muerte el Santísimo Sacramento.

En este sentido, se reza porque el hombre solo necesita dónde vivir, qué ponerse y qué comer: una casa para resguardarse, ropa para vestir y un trabajo para poder comer. De ahí que al bendecir las veladoras y colocarlas cada día 1 de cada mes, le estamos pidiendo y agradeciendo a la Divina Providencia que estos tres rubros se están cumpliendo o que nunca falten.

Los colores de las veladoras y cuándo deben encenderse según la tradición

Veladoras de nochevieja y oración para niños

Para la iglesia católica la luz de las velas o veladoras nos recuerda lo pequeños y frágiles que somos en esta tierra, por lo que esa luz representa la fe y la presencia de Dios en nuestras vidas. El encender la vela cada mes es recordar que la Santísima Trinidad nos ayuda a que no nos olvidemos de Dios y que no se apague esa luz, que es la representación de nuestra fe.

Son 12 velas o veladoras que se encienden cada día 1 de cada mes, pueden ser blancas o de colores, sin embargo, en este punto se han mezclado creencias que no son de la iglesia católica, es decir, muchos añaden cosas a las veladoras que no están dentro de esta tradición, como lentejas pintadas en color dorado, monedas pegadas o que se den significados a los colores de las velas: dorado para el dinero, rojo para el amor, verde para la abundancia, etc.

Eso no existe dentro de la iglesia católica, aunque no se niega la bendición de las veladoras que están así decoradas. Muchas personas mezclan estas supercherías e incluso colocan borreguitos de la abundancia para que sean bendecidos. Por eso es importante mencionar que esta tradición de bendecir las velas es ciento por ciento de origen religioso y está sustentado por la iglesia católica. Solo los niños las portan en una charola o en su misma caja con algunos dulces.

Otra tradición es que las velas no deben regalarse, sino que deben comprarse por cada familia para que nunca falte lo que se pide en esa casa en particular. Se hace mucho hincapié en que no es un acto de magia, es decir, no por encender estas veladoras de inmediato habrá un nuevo trabajo o la compra de una casa, sino que justamente se trata de agradecer y pedir que nunca falte lo que ya se tiene.

Oración corta a la Divina Providencia para niños después de la bendición de las veladoras

Oración corta para niños a la Divina Providencia

Una vez que se han llevado a bendecir las veladoras y que llegue el día 1 del mes, se coloca la vela frente a la imagen de la Divina Providencia, se reza el credo y al terminar se prende la vela, se persigna y se reza la siguiente oración a la Divina Providencia:

¡Oh Divina Providencia!
¡Concédeme tu clemencia y tu infinita bondad!

Arrodillado a tus plantas
a ti caridad portento,
te pido para los míos:
casa, vestido y sustento.

Concédeles salud y
llévalos por el buen camino,
y que sea siempre la virtud
la que los guíe en su destino.

Tú eres toda mi esperanza,
tú eres el consuelo mío,
en ti creo, en ti espero
y en ti confío.

Que la Divina Providencia
se extienda en cada momento,
para que nunca nos falte:
casa, vestido y sustento
y a la hora de nuestra muerte
el Santísimo Sacramento.

Amén

Cada persona va leyendo esta oración, que por lo regular viene impresa en las cajitas de las veladoras o en una estampa suelta. Las mamás suelen comenzar la oración y los niños la van continuando. Al final se reza un Padre Nuestro, un Avemaría y un Gloria. Se persignan y se deja la veladora frente a la imagen de la Providencia, si no se tiene, entonces debe estar al centro del altar de la casa.

Cuidados para evitar quemaduras en los niños por la cera de las velas de Año Nuevo

Evitar quemaduras por la cera de las veladoras en los niños

Como es común que los niños quieran encender las veladoras o que estas se enciendan en el altar de los hogares, te dejamos estas recomendaciones:

  1. No dejes que agarren cerillas o encendedores. Enciende con cuidado tú misma la veladora y apaga por completo la cerilla. Si tu hijo quiere encenderla puede hacerlo con un palito largo y no acercando la mano o los dedos al fuego.
  2. Coloca la veladora en un plato. Para evitar que se derrame la cera puedes colocar la veladora dentro de un vasito especial o soporte, pero este colócalo de todas maneras sobre un plato de vidrio, así evitarás que la base se caliente de mas por la cera derretida.
  3. Aleja flores e imágenes de la llama. Si colocas un florero procura que esté lo más lejos posible de la llama, pudiera comenzar a quemar algunas de las flores o ramitas. Lo ideal es que simplemente esté al centro la veladora y nada alrededor.
  4. No permitas que quiten los restos de cera. Usualmente la cera se seca por fuera, pero por dentro sigue líquida, si tu hijo toca esa cera puede quemarse. Mejor espera a que la vela se haya consumido por completo para retirar toda la cera.
  5. Coloca la veladora en un lugar alto. Así tu hijo no podrá alcanzarla y evitarás que se queme. Aléjala lo más que puedas de la orilla de la mesa o el altar y no dejes que la toquen ni siquiera por fuera.
  6. Evita que acerquen calor a la cera derretida. Muchos niños siente curiosidad y quieren ver qué sucede si acercan un poco de cera fría a algún lugar caliente, por ejemplo, un foco. Aunque parece inofensivo en realidad no lo es: la cera se calienta rápido, por lo que puede quemar al niño.
Esperamos que hagas la bendición de las veladoras en Año Nuevo y la oración corta para niños, ya que esta bonita tradición mexicana les encantará a ti y a tus hijos.

Puedes leer más artículos similares a La bendición de las veladoras en Año Nuevo - Oración corta para niños, en la categoría de Religión en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: