El uso de la faja preparto durante el embarazo, ¿sí o no?

¿Es recomendable utilizar el cinturón pélvico antes de dar a luz?

María Machado

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer tiene que afrontar distintos cambios. Adaptarse a alguno de ellos resulta muy sencillo (como al pelo o a las uñas más fuertes que nunca), pero para otros es necesario una ayuda extra. Uno de los accesorios que se comercializan con la intención de facilitar la vida a las embarazadas es la faja preparto o cinturón pélvico. 

Su uso sigue provocando disparidad de opiniones entre los expertos. ¿Realmente ayuda a reducir las molestias? ¿Al utilizarlo se hace daño al bebé? En Guiainfantil.com analizamos el uso de este tipo de banda para el embarazo. 

¿Es conveniente usar faja preparto durante el embarazo?

¿Sí o no al uso de la faja preparto durante el embarazo?

¿Se debe usar una faja preparto durante el embarazo? Según a quién se le plantee esta pregunta, la respuesta puede ser afirmativa o negativa. Igual que ocurre con las fajas posparto, hay ginecólogos que prefieren dejar que sean el tiempo y los cuidados los que consigan que la madre se sienta bien durante el embarazo, mientras que otros consideran que esta faja puede ser de gran ayuda.

Las fajas preparto o el cinturón pélvico tienen como objetivo proporcionar más estabilidad al cuerpo de la mujer embarazada. Existen modelos diferentes que se adaptan a las necesidades y al tipo de molestias sufridas pero, por lo general, se busca mejorar la postura corporal. Según la barriga va creciendo, pueden aparecer problemas en la musculatura abdominal, en el suelo pélvico y dolores de espalda provocados por el cambio de distribución del peso y de la postura de nuestro cuerpo. La faja preparto pretende rebajar las molestias derivadas de todos estos cambios físicos durante el embarazo. 

En el otro lado de la balanza están los expertos que aseguran que este tipo de accesorios no son necesarios y que, de hecho, pueden ser perjudiciales para algunas mujeres. Explican que al utilizarla durante largos periodos de tiempo, la musculatura abdominal puede perder fuerza y tono al acostumbrarse a la sujeción de este cinturón. 

Sin embargo, todos los expertos coinciden en dos argumentos. 

- Cuando este accesorio se aprieta con mucha fuerza, puede resultar perjudicial para el crecimiento del bebé. Hay que tener en cuenta, que dentro de la tripa hay un niño que está creciendo y que cambia de posición. En las últimas semanas antes del parto, se coloca en la zona inferior, por lo que un exceso de presión en la zona puede ser dañino.

- Además, a diferencia de lo que se suele creer, las fajas preparto no sirven para evitar las estrías durante el embarazo. Estas lesiones aparecen cuando la piel no es lo suficientemente elástica para albergar al bebé en la barriga. Por mucho que se use la faja no se va a impedir el crecimiento de la barriga, por lo que las estrías seguirán apareciendo. Para prevenirlas, es mejor beber mucha agua y utilizar cremas específicas.

Consejos para evitar el dolor de espalda en las embarazadas

Si sientes dolores en la espalda porque tu postura ha cambiado y no quieres usar la faja preparto o cinturón pélvico, toma nota de estos consejos que te ayudarán a prevenir las molestias. Son gestos sencillos que puedes incorporar a tu día a día y que servirán readaptar tu postura. 

- Intenta estar siempre bien recta. Como si te estuvieran tirando de un hilo que sale de tu cabeza, intenta mantener la espalda siempre erguida. 

- Al agacharte, dobla las rodillas en lugar de vencer el cuerpo hacia delante. Te sentirás más cómoda si colocas una pierna frente a la otra. 

- Cuando estés sentada, toca la espalda en el respaldo de la silla y mantén los pies bien apoyados en el suelo. 

- Al dormir, acuéstate sobre tu lado izquierdo para no hacerte daño en la espalda y ayudar a que tu sangre circule mejor. 

- Practica deporte según tus circunstancias. Aunque lo mejor es que consultes a tu médicos sobre los mejores ejercicios para ti, los paseos, la natación o el yoga suelen ser muy beneficiosos durante el embarazo. 

Dada la disparidad de opiniones sobre el uso de la faja preparto o del cinturón pélvico, lo mejor es hacer caso a tu ginecólogo y, si lo consideras oportuno, pedir una segunda opinión a otro médico. Si te recomiendan usarla, te podrán decir qué modelo es el mejor para ti, y te explicarán cómo, cuándo y por cuánto tiempo debes llevarla.

Puedes leer más artículos similares a El uso de la faja preparto durante el embarazo, ¿sí o no?, en la categoría de Enfermedades - molestias en Guiainfantil.com.