Actividades infantiles de siempre para que los hermanos jueguen juntos

Por qué es bueno que los hermanos pasen tiempo de ocio juntos

Beatriz Martínez

Si tienes un hermano o una hermana, seguro que recuerdas con mucho cariño las horas que pasabais jugando juntos de pequeños. No veías la hora de llegar a casa de la escuela para pasarte la tarde entera a su lado haciendo esto o aquello. Y es que la infancia con un hermano al lado es la más bonita que hay, ¿no crees? Rescatamos esos entrañables y divertidas actividades de siempre para que los hermanos jueguen juntos. ¡Empezamos! 

Las ventajas de que los hermanos jueguen juntos

hermanos jugando. ventajas de tener hermanos

Si tienes dos hijos, seguro que uno de tus momentos favoritos del día es verles cómo juegan juntos. Son ratos en los que ellos se entretienen y de los que tú disfrutas al máximo. Y ojalá esos instantes se prolonguen en el tiempo, porque tienen un montón de beneficios para ellos. 

- Se crea entre ellos un vínculo especial que durará siempre así como una mejor relación.

- Estos juegos son el pasatiempo perfecto, ¡y sin tecnología a la vista!

- Fomentan su autonomía a la par que aprenden a compartir y resolver sus problemas.

- Desarrollan la creatividad y dejan volar esa imaginación tan grande que tienen.

¡Es hora de ver unos cuantos juegos para compartir entre hermanos!

Divertidos juegos para hacer entre hermanos 

juegos para que los hermanos pasen tiempo juntos

Y después de conocer las principales ventajas que tiene que los hermanos pasen el rato juntos, te vamos a dar ideas para que ese momento sea aún más divertido. ¡Seguro que más de una te suena, porque he echado la vista atrás y me he inspirado en juegos que hacía yo con mi hermano! 

Quién se ría primero, pierde
Este juego para hacer entre hermanos seguro que ya te lo conoces de sobra. Los dos tienen que poner su cara más seria y tratar de no reírse por nada del mundo, el primero que lo haga pierde la batalla. Pon el cronómetro en marcha, ¡no podrán aguantar casi nada!

Piedra, papel o tijera
Los jugadores esconden su mano tras la espalda y a la de tres tienen que sacar piedra (puño cerrado), papel (mano estirada) o tijera (dedos en forma de tijera). La piedra gana a la tijera, la tijera al papel y este a la piedra. Prepárate por que te será imposible no jugar tú también.

Pares o nones
Un juego ideal para que hagan dos hermanos, se lo pasen en grande y a la vez aprendan el concepto de números pares e impares. Cada niño o niña se lleva las manos a la espalda, cuando se dé la señal se sacan varios dedos y se dice pares o nones. Se suman los dedos de los dos jugadores y se ve quién ha acertado con el número par o impar. ¡El mejor de 5 se lleva la victoria!

Juegos de mesa de siempre
Los juegos de mesa a los que hemos jugado en la infancia son perfectos para que tus hijos se diviertan y tengan una buena relación. El parchís, la oca, las damas, el ajedrez... Escoge uno u otro en función de las edades de los niños. ¡No podrán decirte que no!

Tres en rayas
Entra en la categoría de juegos de siempre, pero no necesitas un tablero, con un papel y un lápiz es suficiente. Dibuja las rayas verticales y horizontales en la hoja de papel. Por turnos, un niño marcará las X y el otro las Y. El primero que tenga la línea completa gana. ¡Qué divertido!

Pintar la silueta
Este juego me lo enseñaron mis sobrinos. Son dos niños y siempre tienen buenas ideas cuando se trata de jugar juntos. Uno de los niños se pone en el suelo sobre un gran trozo de papel, también se puede hacer con tiza en una pared de la calle. La idea es que el otro hermano repasae la silueta entera. Igual que hemos hecho muchas veces con la palma de la mano abierta, pero con el cuerpo entero. Una vez está la silueta lista es hora de llenarla de color. ¡Imaginación al poder!

Crear un rincón secreto
Propón a tus hijos que busquen un rincón secreto en casa al que solo ellos puedan entrar. Que lo decoren a su gusto y que jueguen allí cuanto quieran. Y no solo eso, sino que hay que inventarse una historia para contar al hermano o hermana.

Busca y encuentra
Uno de los hermanos esconde un objeto por la habitación o por toda la casa y el otro tiene que buscarlo. Mientras lo hace, su compañero ha de decir 'frío o caliente' según si está lejos del objeto o cerca. Seguro que este juego te traer grandes recuerdos.

Y para jugar en la calle...
Cuando se trata de que los dos hermanos pasen un rato de ocio en la calle jugando juntos, las opciones parece infinitas. Se les puede proponer desde juegos de fútbol a baloncesto, pasando por carreras o saltos a la pata coja. Son entretenidos y a la vez ideales para que hagan ejercicio. Por cierto, la actividad de antes de buscar y encontrar un objeto se puede hacer también en la calle, ¿qué te parece prepararla con mapa del tesoro incluido? ¡Tus hijos se convertirán en todos unos exploradores!

¡Nos encantan los juegos para hacer entre hermanos!