Una risa muy contagiosa. Cuento para niños sobre la magia y la risa

Cuento infantil que ayudará a sonreír más a los niños

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

El poder de la risa no es solo terapéutico. La risa transmite la mejor de las emociones a los niños, les divierte, les alegra, les hace ver la vida de otro color, les hace enfrentarse a sus problemas con otra perspectiva, por eso cualquier motivo es lo suficientemente bueno para poder reír a carcajadas.

Este es un cuento para niños sobre la magia y la risa, donde además reírse tiene efectos increíbles ¿quieres saber cuáles son?...

Un precioso cuento para niños sobre la magia y la risa de los niños

Cuento infantil sobre la risa y la magia

Todos sabían que en el castillo del Reino Soleado los cumpleaños de los pequeños niños eran mágicos. Se oían muchas cosas y algunas eran tan raras que costaba mucho creerlas. Incluso el sabio mago de la corte, Marlowe, no era capaz de explicar ni de entender esos encantamientos.

Pronto sería el octavo cumpleaños del príncipe Louis. Para la celebración se había encargado una enorme tarta de chocolate. Tan grande, que pensaban que no entraría por las puertas del salón. Y es que, todos los niños y niñas del reino estaban invitados a la gran fiesta.

Llegó el gran día. Y cuando los pequeños entraron en el salón real descubrieron al joven príncipe y a sus hermanos suspendidos en el aire. Flotaban entre las grandes lámparas, daban volteretas… pero lo más sorprendente es que no paraban de reírse. Los jóvenes invitados estaban asombrados y más de uno con la boca abierta. Y fue el hijo del panadero del reino quien dijo: “la fiesta parece ser ahí arriba, ¿cómo subiremos?”. Al escucharle, el príncipe Louis les explicó: “solo tenéis que pensar en cosas divertidas y veréis como os eleváis y acabáis por los aires”.

Así lo hicieron y todos pasaron una tarde muy divertida gracias al gas de la risa que desprendían los pensamientos alegres de los pequeños. Bailaron por las alturas, comieron la tarta agarrados a las cortinas e, incluso, a alguno se le escapó alguna gotita de pis de tanto reír. Y es que, el gas de la risa inundaba todo el aire.

El mago Marlowe no entendía que es lo que estaba pasando en el salón real, pero sí sabía que la tarde estaba llegando a su final y los invitados debían volver a sus casas. Intentó subirse a una escalera para agarrarlos de los pies y ayudarles a bajar, pero no tuvo éxito. Pidió por favor que dejaran de reír y que pensaran en lo tristes que se pondrían sus papás y mamás si no volvían a casa esa noche. Fue entonces cuando la tristeza les llenó, cuando el encantamiento desapareció y todos volvieron a pisar suelo.

Había sido un gran cumpleaños y el príncipe Louis había tenido el mejor de los regalos, la risa de su reino.

Ejercicios de comprensión lectora

Si quieres saber si tu hijo ha entendido el texto puedes hacerle estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

- ¿Por qué era tan especial el cumpleaños del príncipe?

- ¿Había sido el mago Marlowe el que había hechizado el cumpleaños?

- ¿Qué había que hacer para poder volar?

¿Cómo pudieron bajar de las alturas?

- Qué pensamiento te haría a ti volar?