11 metas que los padres nos tenemos que poner por el bien de los niños

Acciones que benefician la relación entre los padres y los hijos y favorecen la armonía familiar

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Qué padre o madre no quiere dar lo mejor de sí mismo y convertirse en la mejor versión que podría ser para sus hijos. Por eso siempre estamos pendientes de ellos, les cuidamos, les educamos, les vestimos, les leemos un cuento por la noche y nos ponemos metas. Pequeños grandes objetivos que nos hacen crecer y que resultan de gran utilidad de cara a nuestros retoños. ¿Añadirías alguno más a la lista? ¿Cuáles son las metas que tú te pones por el bien de tus hijos?

Estas son las metas que todos los padres y madres debemos tener en mente

metas por el bien de nuestros hijos

Por el bien de los niños y por el nuestro, para que ellos sean todo lo felices que se merecen y se eduquen en valores y para que nosotros, los padres, nos quitemos la culpa de encima, nos sintamos satisfechos con nuestra labor y, de paso, aprendamos las cosas importantes de la vida, nos haremos eco de las metas que todos nos debemos poner. ¡Será un reto constante que superar!

1. Poner límites a los hijos
Lo pongo en el número uno, pero bien podría haberlo puesto en el último. Los límites son necesarios para que los niños entiendan el por qué sí y el por qué no de todo lo que les decimos. ¿Te imaginas si siempre les dijéramos que sí a todo?

2. No decir NO a cada rato
¿Y te imaginas lo que podría pasar si siempre les decimos NO a todo? Dejarían de pensar por ellos mismos, ¡acabaríamos con su ilusión! Puede que ahora te parezca un reto imposible, pero coincidirás conmigo que es importante hacer equilibrio entre el ‘sí’ y el ‘no’ y, en el caso de que el ‘no’ se la única alternativa, valernos de otras palabras: ‘El fin de semana sí que podremos comer las chuches pero ahora toca esta rica pieza de fruta’. ¿A que visto así no resulta tan complejo?

3. Enseñarles a que coman bien
Para nosotros sería más fácil darles de merendar siempre el dulce que piden o la bolsa de patatas fritas que se les ha antojado. Como también sería mucho más rápido y menos engorroso ponerles de cena algo pre-cocinado que estar pelando y cortando verduras para hacer una nutritiva crema. Pero como sabemos que no es lo mejor, además de meternos en la cocina, toca hablar con ellos de por qué y cómo se lleva una alimentación sana y equilibrada. ¡Los caprichos solo para de vez en cuando!

4. Ser mejores padres
¿Que cómo podemos ser mejores padres todavía? Pues con cosas de andar por casa que seguro ya te sabes: dedicarles tiempo de calidad (no vale mirar el móvil), haciendo planes en familia, entendiendo sus sentimientos, fortaleciendo su autoestima y no diciendo aquello de ‘te lo dije’. ¡Con este reto también podemos!

[Leer más: Películas de Netflix que hablan a los niños de autoestima]

5. Leer delante de ellos
Meta número 5: leer delante de los hijos. Si les dices que lean, puede que lo hagan o puede que no, pero sí tú lees delante y con ellos tendrás muchas más probabilidades de lograr lo que pretendes: que tus hijos se aficionen a la lectura.

6. Hacerles reír a carcajadas
Un niño que sonríe y se ríe a carcajadas es un niño feliz. Los padres lo sabemos, por eso siempre nos guardamos como as en la manga una tanda de cosquillas y arrumacos que tanto gustan a los peques de la casa.

Más cosas que los padres y las madres hacemos por nuestros hijos

propósitos de los padres por sus hijos

7. Estar ahí siempre
Esta meta sí que no te puede faltar. Tienes que estar presente para tu hijo, para verle dar sus primeros pasos, enseñarle a montar en bici o acudir como espectador a todos sus partidos. ¡Los recuerdos compartidos son los mejores que hay!

8. Hablar con ellos
La comunicación bidireccional, fluida y sincera que se crea desde que los hijos nacen es la mejor de todas y la que más fruto da. ¿Alguna vez has visto a un niño contar a su padre que ha hecho algo que no debía en la escuela? ¡Ahí tienes un claro ejemplo de buena comunicación familiar!

9. Jugar con ellos
El juego en la infancia es maravilloso, gracias a él niños y niñas se divierten, experimentan, conocen el mundo que les rodea y afianzan su personalidad. Por eso, además de brindarles oportunidades para que jueguen solos y con amigos, también debemos planear actividades de su gusto y de su edad para hacer en familia.

10. Fomentar su curiosidad
Si les regalas de todo, si tienen todos los juguetes habidos y por haber, no tendrán ilusión por nada, se aburrirán en seguida, no sabrán valorar las cosas. Pero, siempre hay un pero, esto no es lo único que puedes hacer para fomentar la curiosidad de los hijos: dejarles que comentan su propios errores y que aprendan de ellos, fomentar situaciones en las que tengan que investigar y permitirles que se expresen cuanto quieran, también será de gran ayuda.

11. No prometerles nada que no puedas cumplir
El último reto que anoto en esta lista, los demás ya los dejo a tu elección, es este que, a simple vista, parece sencillo pero en el fondo no lo es tanto: no prometer nada a los niños que no se vaya a cumplir. Y no me refiero a ‘vamos a salir al campo, pero lo tenemos que cancelar porque resulta que va a llover’; hablo más bien de todas las cosas que están en nuestra mano y que para ellos y su ilusión lo significan todo.

Puedes leer más artículos similares a 11 metas que los padres nos tenemos que poner por el bien de los niños, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: