18 errores y aciertos de los padres con sus hijos en el día a día

Debemos hacer balance de nuestra conducta para aprender, comprender y mejorar la relación con nuestros hijos

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

Educar a los niños no es sencillo, tenemos tantas metas y objetivos en mente para ellos que muchas veces no nos damos cuenta de los errores que cometemos. Y es que, por muy bien que queramos hacerlo, siempre hay cosas que se nos escapan. Por eso, como padres, hacer balance de los errores y aciertos en el día a día puede ser una forma excelente para comprender ciertas cosas, aprender, no sentirnos culpables y disfrutar más del tiempo que pasamos con los hijos.

Errores de los padres que muchas veces cometemos cada día con nuestros hijos

errores de los padres en la educación de sus hijos

Queremos hablar de las cosas que muchas veces hacemos los padres y que en verdad no deberíamos hacer, no para que pienses que la tarea de educar a los niños te viene grande, ¡para nada! Nuestro objetivo es darnos cuenta de las pequeñas cosas que se pueden cambiar fácilmente y que harán que la vida en familia sea mucho más enriquecedora.

1. Ceder a sus caprichos
Dar caprichos a los niños de vez en cuando es algo maravilloso que a todos nos aporta algo; ceder a sus caprichos cuando piden por pedir cada dos por tres o lo hacen con malos modales es un error que debemos empezar a corregir hoy mismo.

2. Dejar que vean muchas horas la televisión
A ver si te suena esto de algo: llega la tarde, ya han hecho los deberes, están cansados, tú más, así que les das vía libre para que vean la televisión, ¿qué ocurre? Pues que cuando les dices que la quiten se muestran reacios. El uso de las pantallas debe estar medido siempre.

3. Mirar el móvil cuando estamos con ellos
Seguro que más de una vez al día estás al lado de tus hijos mirando el móvil sin hacerles el menor caso. Puede que incluso lo mires sin en verdad tener que responder a nada importante. Cambia ese hábito pues tus hijos, cuando crezcan, empezarán a hacer lo mismo.

4. No escucharles
Hay veces que no les escuchamos porque estamos absortos con el móvil y otras porque cometemos el error de estar pensando en nuestras cosas o de decirles 'ahora no'. Para lograr una comunicación de calidad con nuestros hijos hay que estar atento a todos estos detalles.

5. Meterles prisa
Sabemos que no meterles prisa para que tú no tengas que ir corriendo al trabajo es tremendamente complicado pero, en la medida de lo posible, hay que dejar esos agobios a un lado. No traen más que rabietas y comportamientos por el estilo.

6. Insistir si no quieren
'Come un poco más', 'lee otras tres páginas', 've a jugar con los niños', 'contesta que ese señor te está hablando'... Aconsejarles y guiarles, siempre; insistirles cuando han dicho que no de poco o nada sirve. Puede que nos hagan caso, pero lo harán de mala gana.

7. No marcar límites o marcarlos de más
Tan negativo es no ponerles límites como ponérselos de más. Crea unas pautas, decide lo que es tolerable y lo que no y cíñete a ello, por supuesto, siempre siendo coherente entre lo que se dice y lo que se hace.

8. Hablar en negativo
¿Tus hijos dicen que el cole es un rollo? ¿dicen que los lunes no les gusta? ¿se quejan cuando se tienen que esforzar? Igual es cosa pasajera o igual es porque nos ven a nosotros hacer lo mismo. ¡Piensa en ello!

9. Gritar
No vale decirle a un niño que no se pega mientras le damos un cachete; no vale gritar cada día y pretender que ellos no hagan lo mismo. Recuerda que aprenden por el ejemplo y que les vale mucho más lo que les decimos con gestos que con palabras.

Estos son algunos de los aciertos de los padres en la educación de sus hijos

aciertos de los padres en la educación de los niños

Siempre que nos ponemos a hablar de la educación que le damos a nuestros hijos nos cuestionamos, por eso es que salen a la luz errores y más errores como los que hemos visto antes. Sin embargo, ¿no te parece que también debemos hablar de todo lo que hacemos bien? ¡Que no es poco! Será una fuente excelente de motivación y también una razón para sentirnos muy pero que muy orgullosos.

10. Aprender de ellos
A los hijos les enseñamos, con mucho cariño, decenas de cosas cada día. ¿Sabías que ellos también pueden convertirse en maestros? Nos enseñan que reír a carcajadas relaja, que las normas no siempre tienen que ser tan rígidas o que las películas, si se ven familia, son más entretenidas.

11. Pasar tiempo de calidad con ellos
Este es otro acierto maravilloso que los padres hacemos cada día con nuestros hijos y que, por descontado, que no debemos dejar de hacer nunca.

[Leer más: Juegos para pasar tiempo de calidad con nuestros hijos]

12. Jugar con ellos cada día
Jugar con los niños todos los días, aunque solo sea un ratito, es otro gran acierto que a los peques y a nosotros mismos nos aporta mucho. ¿A que también es tu momento favorito del día?

13. Darles cientos de besos y abrazos
Los besos y los abrazos, las muestras de cariño y los achuchones reconfortan, calman y nos llenan de alegría. Tus hijos crecerán felices porque sus papás les demuestran su amor incondicional a diario.

14. Contarles el cuento de buenas noches
Contar un cuento a los peques cada día hará que se aficionen a la lectura y que se adentren en el mundo de la lecto-escritura sin dificultad; pero es que además es perfecto como excusa para disfrutar de otro rato en familia.

15. Reírnos con ellos
Las sesión de risoterapia en familia así porque sí es otro gran acierto que doy por hecho que tú también haces con tus hijos cada día.

16. Contarles cómo nos ha ido el día
Si cuando llegas a casa les dices a tus hijos cómo te ha ido el día, qué has hecho, si has estado contenta o te has sentido triste, es muy probable que ellos también se animen a contarte sus cosas.

[Leer más: Formas de decir que no de manera positiva]

17. Ceder
Hay veces que decimos que no y luego cedemos, cambiamos de idea, decimos que sí porque nos damos cuenta que en verdad no había motivo para decir que no. ¡Este es otro gran acierto a anotar en nuestra lista positiva!

18. Pedir perdón
Errar es de humanos, pedir perdón de sabios, así que, si tú también te disculpas con tus niños cuando así es necesario, siéntete orgulloso porque además de hacer las cosas bien les estás dando una valiosa lección.

Puedes leer más artículos similares a 18 errores y aciertos de los padres con sus hijos en el día a día, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.