Nombres prohibidos para bebés en España

Qué nombres para niños y niñas no pueden poner los padres españoles

Alba Caraballo Folgado
Alba Caraballo Folgado Directora de contenidos

En España, hasta hace unos años sólo se admitían nombres cristianos. Hoy en día los Kevin, Jennifer y Jonnathan conviven con los Josés, Manueles y Martas de toda la vida, sin que resulte extraño.

Sin embargo, ya que algunos padres pueden llegar a ser extremadamente originales, la inscripción de nombres en el Registro Civil está regulada. Estos son los nombres prohibidos para bebés en España.

Qué nombres están prohibidos para bebés en España y por qué

Nombres prohibidos en España para niños y niñas

En España, los nombres de los bebés se regulan en base a la ley del 8 de junio de 1957 del Registro Civil que, ha sido actualizada en diversas ocasiones para ir adaptándose a los nuevos tiempos y para aceptar nuevos nombres y abreviaturas que antiguamente no estaban permitidos.

Sea como fuere, para evitar que algunos padres con el sentido del humor un tanto extraño puedan poner nombres que atenten contra la dignidad del niño, existen varias reglas a la hora de poner nombres a los bebés:

  • No se pueden poner más de dos nombres simples o uno compuesto, es decir, se terminaron los Juan Antonio de Todos los Santos, o las Maria Ángeles Purificación Sagrario. En estos casos se requiere a los padres para que escojan dos nombres y ni uno más.
  • No se aceptan los nombres que puedan tener connotaciones negativas o puedan atentar contra la dignidad del niño. Así nombres como Hitler, Caín, Judas, Stalin u Osama Bin Laden no están permitidos por la legislación española. Son nombres cuyas connotaciones religiosas, políticas o sociales puedan causar un perjuicio al niño y ser objeto de mofas y burlas por parte de los demás.
  • No es posible inscribir al niño con ningún acrónimo, es decir, no se puede formar una palabra a partir de siglas o abreviaciones, como Gamepa, Musapre, o Maperfe. A pesar de que en España gusta poner a los comercios, restaurantes u otros negocios nombres que mezclen el nombre de los socios, como MarFer (de María y Fernando) o GeJu (Gemma y Juan), esto no es aplicable a los bebés.
  • Es posible que pueden poner problemas en el Registro Civil si decides poner a tu bebé el nombre de alguna capital como Madrid, Munich o Londres. Son nombres bonitos, eso sí pero cada nombre para lo suyo.
  • Tampoco se aceptan nombres de frutas: Pera Jiménez, Mango García o Mandarina Sanchez no son nombres que vayamos a encontrar inscritos en el Registro Civil.
  • Si vas a inscribir a tu bebé en España, has de saber que no podrás ponerle nombres completos que resulten famosos, por ejemplo Ana Karenina, pero sí podrás hacerlo si con tu apellido se forma uno conocido. Por ejemplo, si tu apellido es Fuertes, podrás poner a tu bebé Gloria, como Gloria Fuertes, y puede que tu hija incluso se dedique a la poesía como Gloria Fuertes. Incluso podrás ponerle Dolores, aunque suene tan hilarante como Dolores Fuertes, pero en este caso, la filiación viene determinada y no hay nada que hacer.  

En definitiva, el nombre propio es algo que puede ser elegido libremente por los padres, es más, es  un derecho, y las legislaciones se van adaptando a los tiempos que corren para aceptar que las niñas lleven nombres de niños, como Alex o que antiguos apellidos como Lobo o Vega puedan ser nombres.