La bolsa antifugas. Experimento divertido para hacer con los niños

Experimento casero para acercar a los niños la ciencia de forma divertida: una bolsa de agua que no se rompe

Estefanía Esteban

Te proponemos hacer un experimento divertidísimo con tu hijo. Puedes hacerlo en casa, siempre y cuando sigas de forma correcta todos los pasos, ya que de lo contrario... puede que tengas que limpiar luego el agua derramado. Pero no te preocupes, porque el experimento es muy sencillo y además, siempre puedes practicar en el jardín, la calle o la piscina. 

Para realizar este experimento de la bolsa antifugas, solo necesitas una bolsa transparente, agua y unos lapiceros muy afilados. ¿Estás listo? ¡Comenzamos! 

Cómo hacer, paso a paso, el experimento de la bolsa antifugas con los niños

Materiales:

  • Bolsa transparente
  • Lapiceros muy afilados
  • Agua

Experimento de bolsa antifugas

Para hacer este experimento tan sencillo necesitas pocos materiales. Si tienes una bolsa transparente, agua y unos lapiceros, podrás hacerlo sin problemas. Eso sí, es fundamental que los lapiceros estén muy bien afilados, así que si consideras que podrían tener más punta, busca antes un sacapuntas y termina de prepararlos para el experimento. 

Ahora sí, una vez que tengas todo listo, sigue estos sencillos pasos:

1. El objetivo de este experimento es atravesar una bolsa de plástico llena de agua con unos lapiceros sin que el agua se derrame. ¿Será posible? 

Lo primero que debes hacer es llenar la bolsa de agua. Bastará con que la llenes un poquito más de la mitad. 

Experimento casero para niños

 

2. Ahora que ya tienes la bolsa de agua, llega el momento de la verdad. ¿Conseguirás atravesar la bolsa de agua con unos lapiceros de parte a parte sin que se derrame ni una sola gota de agua? Agarra el lapicero e introdúcelos sin miedo en la bolsa. No lo hagas demasiado deprisa, sino con lentitud, y podrás observar cómo el mismo lapicero 'tapona' el agujero recién creado por el lapicero en la bolsa y no se vierte nada de agua.

La bolsa antifugas

 

3. Haz lo mismo con algún lapicero más. ¡Verás cómo funciona con todos!

Bolsa antifugas

Qué enseña a los niños este experimento de la bolsa antifugas

Aunque parezca un truco de magia, en realidad, este experimento es científico, y enseña a los niños ciertos principios de la física. En este caso, podrán comprobar que algunos materiales blandos, al contacto con otros materiales duros, se adaptan a ellos. Las moléculas de ciertos materiales se separan y se vuelven a cerrar de forma hermética al contacto con otros materiales.

En esta ocasión, la bolsa de plástico, al contacto con la afilada punta del lapicero, se abre, separando sus moléculas, y se cierra de nuevo sobre el objeto de contacto, es decir, el lapicero. 

¿Verdad que este tipo de experimentos son ideales para acercar a los niños la ciencia?