La conmovedora nota de un extraño a una madre con un niño con autismo

Consejos para viajar en avión con un niño con TEA

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Algunos días, sentarse a ver las noticias es deprimente, porque todo son muertes, matanzas o guerras, pero hoy ha sido diferente porque entre algunas desgracias ha surgido una noticia que te demuestra que existe todavía gente buena en este mundo. Esta es la historia de la conmovedora nota de un extraño a una madre con un niño con autismo que te hará sonreír. 

El acto de generosidad de un extraño con un niño con autismo

niño con autismo

Y esta es la historia de generosidad que te quiero contar hoy. Landon, un niño de 7 años con autismo, tenía que viajar solo por primera vez desde Las Vegas a Oregón para visitar a su padre. A su madre, Alexa Bjornson, le preocupaba que su tendencia a preguntar repetidamente '¿Ya llegamos?' fuese una carga para la persona sentada al lado de Landon en el vuelo de Southwest Airlines.

¿Qué hizo entonces esta mujer? Decidió enviar una nota con Landon explicando que el niño tenía autismo, junto con 10 dólares para que su hijo se lo diese a su compañero de asiento. 'Pensé: ¿cómo hago para que quien esté sentado a su lado no le vea como una carga?', explica esta madre tan creativa e ingeniosa.

El pequeño terminó sentado junto a un hombre llamado Ben Pedraza, quien le envió a la madre de Landon un mensaje tranquilizador sobre su vuelo con su hijo de 7 años. En el texto, que Bjornson compartió en una publicación de Facebook ahora viral, Pedraza incluyó una foto de él y de Landon, así como un mensaje inspirador. 'Mi nombre es Ben. Yo he sido el vecino de asiento de Landon para su vuelo y tengo que decir que hay sido un gran compañero de viaje. Nos lo hemos pasado muy bien y hemos echado unas cuantas partidas de piedra, papel o tijera. Él es un gran niño y tú eres una madre afortunada. Aprecio el dinero, pero no era necesario, así que lo he donado a Autism-Society.org en honor de Landon'.

Las noticias sobre vuelos y niños casi siempre son negativas, ya sea que un extraño le grite a un pequeño, una azafata obligue a una madre a amamantar en el baño o se impida que una familia tome un vuelo debido al llanto de su bebé. Este extraño no solo habló y jugó con un niño de 7 años con autismo, sino que también se negó a quedarse con el dinero, y en cambio lo 'invirtió' en una causa que trabaja activamente para ayudar a personas como Landon. Por favor, ¡más gente así en el mundo!

Consejos para organizar un viaje en avión con un niño con autismo

viajar en avión con un niño con autismo

Los cambios pueden suponer un problema para los niños con TEA porque suelen tener una rutina establecida y cualquier alteración les genera un mayor nivel de estrés. Por eso, de cara a planear unas vacaciones, lo más aconsejable es preparar con antelación y con precisión el viaje para alterar lo menos posible al pequeño. 

- La llegada al aeropuerto
No apures hasta el último momento y llega con tiempo para evitar cualquier contratiempo y situaciones de estrés. Si el camino de tu casa al aeropuerto es largo, aprovecha para contarle al niño cómo es el proceso hasta subirse en el avión.

- El check-in 
Si quieres evitarte esperas innecesarias y, sobre todo si no vas a facturar equipaje, te recomiendo que utilices la opción del check in online para así no hacer colas y, de paso, elegir el asiento que más os guste. ¿Cerca del baño? ¿Al final del avión? ¿Pasillo? ¿Ventanilla?

- Control de seguridad
De nuevo, adelántate, y revisa cómo va vestido el niño para que no pite nada. Por ejemplo, si lleva cinturón, quítaselo antes de pasar. También sería bueno que un adulto cruzase primero el arco para que cuando le toque a él, vea que hay alguien al otro lado. Y, si lo consideras oportuno, avisa a las personas que están en dicho control para que sepan que viajas con un niño con trastorno del espectro autista.

- Zona de embarque
Como ya tenéis vuestro asiento asignado, no tengáis prisa en estar situados en los primeros asientos de la zona de embarque. Buscad una zona más tranquila y alejada de todo el bullicio. Y aprovecha para relatarle, si lo sabes, cómo acceder al avión: por pasarela o por furgoneta y escaleras. 

- Vuelo
Una vez dentro del avión, para sentirte más tranquila, puedes hablar con las azafatas, por si necesitas algún tipo de ayuda y, como no, cuéntale al pequeño todo lo que haréis en los próximos días juntos. ¡Le encantará!

- Llegada a casa
Si tenéis que recoger maletas, para que la espera no sea tan 'aburrida', inventaros un juego, por ejemplo, ¿cuántas maletas rojas hay en la cinta? Y, por supuesto, si hay algún familiar esperándoos, ¡díselo!