Enfermedades infantiles que se han reducido por llevar mascarilla

El uso del tapabocas ha contribuido también a eliminar malos hábitos en los niños como morderse las uñas

Meybol Lorena Ramírez

A pesar que siempre se le vea el lado negativo y en mitad de una situación de pandemia universal como la que estamos viviendo más aún, es importante darle la vuelta y ver el lado positivo que podemos extraer de todo esto. Te parecerá irónico, lo sé, pero quiero compartir un enfoque que he podido notar en mi práctica diaria como profesional de la pediatría con respecto al uso de mascarilla en niños durante la COVID 19. ¿Sabías que muchas enfermedades infantiles se han reducido por el hecho de que los niños lleven mascarilla?

Cómo tratar y cuidar las mascarillas de los niños

uso de las mascarillas en niños

Para nadie es un secreto que la pandemia nos ha cambiado la vida a todos, y sin duda alguna, los niños han sido los principales afectados. Todavía (y ya llevamos un año con esto) hay muchos menores a los que les cuesta acostumbrarse al uso de la mascarilla en el colegio, pero por regla general han demostrado que son unos campeones y sirve de ejemplo para muchos mayores.

Las recomendaciones actuales de la Organización Mundial de la Salud (OMS) indican que el uso de mascarilla no debe hacerse en menores de 5 años de edad, y en niños de 6 a 11 años de edad va a depender del riesgo de transmisión de la COVID 19 en la comunidad donde esté, así como la presencia de enfermedades de base, adecuada utilización y manipulación de la mascarilla (son uno uso único y personal) y supervisión por un adulto. Si pasamos a un grupo superior, en mayores de 12 años de edad se debe guiar por las mismas recomendaciones del adulto (ONU; Diciembre 2020).

Este 'nuevo complemento' se ha convertido, como dirían en la jerga de la moda en un 'must have', así que debemos mimarlo mucho. La OMS ha ofrecido, a su vez, una serie de recomendaciones que todos debemos tener en cuenta:

- Antes de ponerlos el cubrebocas, hay que lavarse las manos.

- Asegurarnos de que no está rota, con agujeros o dañada.

- Ajustar el tapabocas de tal manera que cubra la boca y la nariz.

- Evitar llevarnos las manos a la mascarilla. Si la mascarilla se toca accidentalmente, debe lavarse las manos.

- Retirar la mascarilla de forma correcta: desatarla por detrás y no por delante.

- Si notamos que se ha mojado, cambiarla inmediatamente.

- Volver a lavarnos las manos después de quitárnosla.

- No compartir mascarillas con otro miembro de nuestra familia o amigos.

- Utilizar el tapabocas una vez y, después, lavar o tirar.

Enfermedades y patologías infantiles que se han reducido por el uso de la mascarilla

enfermedades infantiles y mascarillas

Los niños son muy conscientes de que los cubrebocas son necesarios para evitar contagiarse ellos mismos del coronavirus, pero también para proteger a los que les rodean: familiares, amigos, profesores, vecinos... Si a esto le sumamos que el hecho de llevar el tapabocas siempre que están fuera de casa les protege de contraer muchas otras enfermedades infantiles, quizás deberíamos cambiar nuestro punto de vista sobre ellos.

- Sin duda alguna con el uso masivo de los tapabocas se ha disminuido el número de infecciones respiratorias. Esto es debido a que la principal vía de contagio de los cuadros respiratorios es a través del contacto con secreciones nasales y la saliva. El hecho que los niños lleven mascarilla ha impedido de cierta manera la diseminación de cuadros respiratorios tanto superiores como inferiores que se ven comúnmente en la edad pediátrica tales como gripe, catarro común, faringoamigdalitis, infección difusa de vías aéreas, neumonía, bronquitis, bronquiolitis.

[Saber más: Síntomas de neumonía en niños]

En cierto modo también se debe a que la mayor parte de la población mundial está en confinamiento y  distanciamiento social, por lo que al no tener contacto físico disminuyen las infecciones. Además, en algunos países, las escuelas están laborando con normalidad, aunque mantienen las ventanas abiertas durante el curso de las clases, favoreciendo su ventilación.

- Como pediatra también he notado que ha ayudado a evitar que se estén hungiendo la nariz, que es muy común en los niños. Además de ello, he visto en la consulta como niños que anteriormente tenían digitosucción (hábito de chuparse los dedos) han ido poco a poco abandonando esta costumbre.

- El uso del cubrebocas ha contribuido a que los niños no se estén llevando juguetes a la boca, ni se muerdan las uñas, escupan en todos lados y/o compartan dulces o sorbetes. No por el hecho de no compartir, sino que muchos al morder el alimento o el juguete lo llenan de saliva, y es que de todos es sabido que así se transmite la mononucleosis.

lo bueno de que los niños lleven mascarillas

- Otra de las ventajas que he podido percibir es que al exponerse al medio ambiente, sobre todo en países donde la contaminación y el smoke es tan crítico, la mascarilla les protege de la penetración de partículas que les generan alergia. Aquí tampoco podemos olvidarnos de los niños atópicos-alérgicos al polvo o al polen, que están más protegidos con las mascarillas y, por supuesto, por la limpieza y desinfección que se lleva a cabo en las casas o en los sitios públicos de los muebles. ¡Ya nadie deja que se acumule el polvo!

- Por su parte, los niños o adolescentes que llevan brackets o que tienen un tratamiento ortodóntico se sienten más relajados y menos inseguros. A muchos de ellos no les gusta cómo les queda el aparato dental y, al llevar mascarilla, nadie les ve la boca y los dientes.

- Y si hablamos de los adolescentes, el empleo de la mascarilla también ha ayudado en gran manera a evitar manipularse los barritos o granitos de la cara típicos de la pubertad que tanto se suelen rascar o quitar, dejando cicatrices en la misma. Y, en concreto en las chicas adolescentes, ha evitado que se coloquen tanto maquillaje, al menos pintarse los labios, que es tan común en esa etapa, por lo que se evita la hipersexualización.

Puedes leer más artículos similares a Enfermedades infantiles que se han reducido por llevar mascarilla, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.