Purificador de aire o humidificador, ¿cuál es mejor para mi bebé?

En qué se diferencian un purificador de aire de un humidificador y cuál es más recomendable en una casa con niños

Los bebés deben crecer en un ambiente sano y libre de gérmenes para evitar que se contagien de enfermedades y más aún cuando vienen los cambios de clima... En este momento, las enfermedades respiratorias y las alergias de nuestros hijos son nuestra mayor preocupación.

Y entre tantas cosas que siempre nos sugieren que compremos para evitarlas, están los purificadores de aire y los humidificadores, pero te has detenido a pensar ¿qué tan beneficiosos son? ¿En qué se diferencia uno de otro? ¿Cuál de ellos es el más indicado para tu bebé? ¿Lo necesita realmente? Todos estos interrogantes serán resueltas en este artículo que, sin duda alguna, estoy segura de que te será de mucha ayuda.

Qué es un humidificador y un purificador de aire - En qué se diferencian

Diferencias entre un humidificador y un purificador de aire

Cuando nos convertimos en padres, todo lo que nos recomiendan, procuramos comprarlo, a veces nos llenamos de artículos que ni sabemos cómo se usan (grave error) y, como padres, claro está que no queremos que nuestros pequeños se enfermen y, por si alguna casualidad se enferman, queremos estar preparados con todo.

Comenzaré diciéndote que un humidificador no es lo mismo que un purificador de aire, ambos tienen diferencias y el uso al cual se destina también es distinto.

El humidificador es un dispositivo cuyo fin es humedecer el ambiente, su equipo se conforma de manera tal que el agua es eliminada en forma de vapor. Existen cuatro tipos: los humidificadores ultrasónicos, los vaporizadores calientes, los humidificadores fríos y los de evaporación. Los dos primeros son los que se consiguen comúnmente en el mercado. Ahora bien, en cuanto a su uso, sin duda alguna, los ultrasónicos son los más seguros porque no provocan quemaduras pero el inconveniente que muestra es que si no se higieniza de manera correcta, es un caldo de cultivo de microorganismos, dispersándolos y llegando a ocasionar infecciones y/o alergias.

Ahora bien, en cuanto al purificador de aire, lo que hace es purificar, filtrar y eliminar alérgenos y contaminantes (por ejemplo, polen, ácaros, virus, entre otros) que están en el ambiente.

[Leer más: Cómo utilizar el humidificador con los niños]

Humidificador vs. Purificador - ¿Cuál usar con mi bebé?

Humidificador vs. Purificador - ¿Cuál usar con mi bebé?

Ahora que ya sabes qué es un humidificador y qué es un purificador de aire, voy a darte mis recomendaciones sobre en qué situaciones utilizar uno u otro y cuál es más recomendable para un bebé

- ¿En qué situaciones se puede emplear un humidificador?

La humedad ideal que el ambiente debe tener para evitar la aparición de afecciones de las vías aéreas superiores en bebés y niños es entre 40 y 60 por ciento, de modo que el humidificador es el dispositivo ideal para ayudar a regular esto. No todo el mundo debe tener un humidificador en casa, te diría que sería muy útil en invierno y en verano, momentos en los que la humedad y la temperatura varían enormemente, sobre todo por el empleo de la calefacción o del aire acondicionado según el caso. No obstante, lo correcto es medir la humedad del ambiente para ver si es necesario poner un humidificador en el hogar y esto se hace con un aparato llamado higrómetro el cual es accesible y de fácil alcance para todos.

Si vives en un ambiente bastante seco, con mucho tráfico y con cambios de clima bastante bruscos, puedes pensar en adquirir un humidificador, eso sí, siempre, debes consultar con el médico y sin olvidar que debes higienizarlo de manera correcta, de lo contrario obtendrás el efecto contrario al esperado.

En pediatría está recomendado (aunque no está probado científicamente) como medida paliativa en los casos de bronquiolitis, laringitis y resfriado común o catarro.

- ¿En qué situaciones se puede emplear un purificador?

El purificador de aire viene bien para mantener un ambiente libre de partículas que pueden ocasionar daño a la salud sobre todo a la vía respiratoria (y para nadie es un secreto que cada día la contaminación del aire es mayor).

En cuanto a cuál es más indicado para el bebé, en el caso del humidificador, procura siempre consultar con su pediatra porque su uso, como anteriormente se nombró, queda limitado a afecciones muy concretas, a diferencia del purificador, que en realidad es beneficioso no sólo para el bebé sino para toda la familia.

¿Te ha sido de utilidad este artículo sobre las diferencias del humidificador y del purificador de aire para bebés? ¿Tienes alguna duda? ¡Puedes dejarnos tus comentarios! ¡Te leemos!

Puedes leer más artículos similares a Purificador de aire o humidificador, ¿cuál es mejor para mi bebé?, en la categoría de Enfermedades infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: