Las diferencias entre los problemas de habla y de fluidez en niños

Cómo poder identificar dificultades desde casa con estos dos test

Laura Cerrillo
Laura Cerrillo Logopeda y docente

Alrededor de los 2 años, los niños comienzan a expresarse con frases cortas o pequeños conjuntos de palabras, sin embargo, cada uno tiene su ritmo y eso ocasiona que a veces a los padres les cueste diferenciar entre los problemas de habla o de fluidez de los niños. Existe una forma de averiguar si nuestro hijo con edades entre los 3 y los 5 años, tiene algún problema: los test sobre el habla y la fluidez. 

Niños con problemas de habla o de fluidez 

Diferencias entre los problemas de habla y de fluidez en niños

En la edad preescolar, de 3 a 5 años, se desarrollan algunas de las acciones más complejas del ser humano como el caminar, el comer, la lectoescritura y, sin duda alguna, el habla y el lenguaje, entendiendo habla por la forma y el lenguaje por el contenido de aquello que queremos expresar.

Los niños van acumulando experiencias y conocimientos que más tarde deberán expresar, buscando las palabras y frases apropiadas (lenguaje) y articulándolas correctamente a nivel oral (habla). La coordinación entre ambas acciones conlleva tiempo y práctica, siendo comprensible observar errores de articulación y de fluidez evolutivos, que se superan fácilmente con el tiempo.

Pese a que es habitual encontrarnos con cierto grado de dificultades en habla y fluidez a su inicio, es importante también diferenciar los errores comprensibles por edad o que podrían ser considerados dificultad:¿Se trata de una dificultad de habla o de errores evolutivos? o ¿Se trata de una tartamudez o de errores de fluidez evolutivos?

Test para detectar problemas de habla o fluidez

problemas de habla y de fluidez

A continuación, procuraremos contestar ambas preguntas mediante un sencillo cuestionario. Cada uno de los dos cuestionarios consta de 10 preguntas que deberéis puntuar sí o no. Está especialmente indicado para niños en etapa preescolar de 3 a 5 años. Al finalizar el cuestionario, según la puntuación total obtenida podremos hacernos una idea de su situación de habla y de fluidez, más próxima a los errores evolutivos o, por el contrario, a una posible dificultad:

- 0-5 puntos: podría tratarse de errores comprensibles por edad.

- 6-8 puntos: sería importante comentarlo en la escuela con su tutora.

- 9-10 puntos: podría beneficiarse de una estimulación precoz en logopedia.

1. Cuestionario sobre habla

Las diez preguntas del cuestionario de habla son:

  1. ¿Balbuceó y emitió sonidos cuando era más pequeño? sí/no
  2. ¿Articula palabras de 2 sílabas iguales (ma-ma, ca -ca)? sí/no
  3. ¿Articula palabras de 2 sílabas diferentes (pe -lo, me -sa)? sí/no
  4. ¿Articula palabras largas (pe-lo-ta, di-no-sau-rio)? sí/no
  5. ¿Puede producir correctamente sonidos labiales (p, m, b, f)? sí/no
  6. ¿Puede producir correctamente sonidos guturales (j, k, g)? sí/no
  7. ¿Puede producir correctamente sonidos dentales (d, t)? sí/no
  8. ¿Puede producir correctamente sonidos alveolares (l, n)? sí/no
  9. ¿Comete errores como saltarse sonidos (camisa - amisa)? sí/no
  10. ¿Comete errores como sustituir sonidos (camisa - tamisa)? sí/no

2. Cuestionario sobre fluidez

Las diez preguntas del cuestionario de fluidez son:

  1. ¿Comete errores de prolongación (mama - mmmmama)? sí/no
  2. ¿Comete errores de repetición (coche - cococoche)? sí/no
  3. ¿Se bloquea o entrecorta habitualmente con sus palabras? sí/no
  4. ¿Sus errores no son ocasionales, sino diarios? sí/no
  5. ¿Sus errores van en aumento o se mantienen? sí/no
  6. ¿Sus errores suelen ir acompañados de movimientos corporales? sí/no
  7. ¿Tiene familiares próximos con tartamudez? sí/no
  8. ¿Crees que es consciente de su falta de fluidez? sí/no
  9. ¿Crees que su timidez y brevedad le resulta un problema? sí/no
  10. ¿Crees que más del 10% de su habla es entrecortada?

Si los resultados y puntuaciones obtenidas son altas, o simplemente prefieren resolver todas las dudas al respecto, no duden en hacer llegar a la escuela sus preocupaciones o acudir a un logopeda especialista en habla y/o fluidez.