Reducir al máximo el riesgo de asfixia y atragantamiento en niños

Qué hacer para evitar que tus hijos se atraganten con ciertos alimentos y objetos

Durante la etapa infantil debemos estar atentos ante cualquier peligro que pueda afectar la salud de nuestros pequeños, desde lesiones cuando juegan hasta vigilar qué cosas se llevan a la boca. Pues, aunque sabemos que cada día aprenden más sobre el mundo que los rodea, hay que recordar que su sistema inmune y sus órganos aún no están completamente desarrollados. En esta ocasión, nos centramos en cómo reducir el riesgo de asfixia y atragantamiento en los niños en el día a día.

A continuación encontrarás algunos consejos de primeros auxilios que todos los padres debemos conocer para saber cómo actuar en caso de que nuestro hijo o hija se atragante.

Qué ocurre cuando un niño se asfixia o atraganta

El riesgo de atragantamiento en los niños

Para entender qué ocurre cuando un niño se atraganta, primero hablaremos desde el punto de vista físico. En este sentido, tenemos dos estructuras diferentes que intervienen: la vía digestiva que lleva el alimento hacia el estómago y la vía respiratoria. Estas se cruzan a la altura de la faringe y la laringe, donde se coordina el movimiento respectivo de paso de comida y la respiración.

Sin embargo, esta coordinación se puede perder y parte del alimento pasa a la vía respiratoria; es en ese momento cuando ocurre el atragantamiento. En esa situación existe un reflejo de tos para expulsar el alimento atascado, pero también puede ocurrir que no se active dicho reflejo de tos y es cuando se produce una asfixia.

¿Cuánto tiempo pasa entre que un niño se atraganta y se queda sin respiración? Esto va a depender del tipo de atragantamiento, pero es un margen de pocos segundos. Por ejemplo, ahogarnos con saliva despierta de inmediato el reflejo de tos y no representa un riesgo mayor. Ahora, cuando un trozo de comida queda atorada es más difícil de expulsar para evitar un atragantamiento grave.

Cómo actuar cuando los niños o bebés se atragantan

Qué hacer ante la asfixia de los niños

En primer lugar, lo más importante es que los padres aprendamos a identificar si un bebé o un niño se atraganta. Podemos saber si un niño se atraganta cuando tose. Pero hay que recordar que este mecanismo no siempre se dispara, por lo que los bebés al atragantarse se ponen cianóticos, es decir, la piel se pone de un color azulado porque no hay suficiente oxígeno en la sangre. Otra respuesta es el vómito para expulsar el alimento.

En este escenario debes tener presente los siguientes pasos para empezar a realizar las maniobras adecuadas de primeros auxilios.

- Para los bebés lactantes, hay que colocarlos con la cabeza inclinada hacia abajo y ayudar con cinco palmadas en la espalda (entre los omóplatos), para que expulse la comida u objeto. Para conocer la maniobra completa, puedes ver el vídeo de más arriba o revisar otros artículos de Guiainfantil.com sobre primeros auxilios.

- En caso de niños mayores (a partir de un año) o adolescentes, hay que realizar la maniobra de Heimlich adaptada a su edad. Es importante conocer bien la técnica, pues mal ejecutada puede generar lesiones y fracturas si por ejemplo, la aplicamos a un niño de la misma forma que para un adulto.

- También en el caso de niños mayores, hay que tratar de incitar la tos por cuenta propia y puedan expulsar el objeto.

Alimentos y objetos que pueden producir atragantamiento en niños

Alimentos con riesgo de asfixia para los niños

Así como los niños tienen sus etapas de crecimiento, también existe una evolución sobre los alimentos que pueden comer. Esta es una guía que se debe hacerse siguiendo las recomendaciones del pediatra y teniendo en cuenta que algunos alimentos pueden ser peligrosos y causar atragantamiento en los niños. Estos son algunos de ellos.

- Comidas que se fragmentan, esto sobre todo en la edad en que el bebé comienza a comer alimentos sólidos. Un ejemplo de ello son los frutos secos, que podemos ofrecerlos en cremas sin azúcar o triturados.

- Alimentos que tienen dos o más texturas, como en el caso de las naranjas, mandarinas o uvas. Esto se debe a que el mecanismo de deglución para los líquidos y sólidos es diferente en los niños y puede llevarles al atragantamiento.

Por otro lado, también debemos tener en cuenta que hay ciertos objetos que provocan atragantamientos con más frecuencia entre los más pequeños de la casa. Y es que la curiosidad de los niños, puede llevarlos hacia situaciones riesgosas. Por eso hay que evitar que los pequeños estén cerca de ciertos objetos.

- Los juguetes, objetos de decoración, herramientas, dados o fichas de pequeño tamaño, etc. son los más peligrosos ya que pueden pasar con mucha facilidad a la vía respiratoria y quedarse atascados, lo que provoca el atragantamiento infantil. Debemos tener especial cuidado con objetos puntiagudos, pilas, etc.

- Las pastillas y demás medicamentos también pueden ser tentadoras para los niños, así que evitemos tenerlas en cajones o lugares accesibles.

[Leer +: Guía práctica de primeros auxilios]

Consejos para prevenir el riesgo de asfixia en los niños

Todo sobre el riesgo de asfixia en niños y bebés

Estos tips se llevan a cabo durante la hora de comer, donde los niños pueden distraerse o querer hacer otras cosas en lugar de sentarse a disfrutar de sus alimentos con calma.

- Recordarles a los niños que mientras se come no se puede jugar, correr o saltar por los alrededores, ya que nos podemos atragantar. Para ello es necesario crear el ambiente adecuado (por ejemplo, comer en familia tranquilamente y manteniendo una conversación agradable), esto ayudará a que el niño lo diferencie y respete.

- Evitar mirar la televisión o el celular a la hora de comer, ya que crean fuertes distracciones para los niños y pierden su concentración al momento de masticar o deglutir correctamente.

Tener una buena información sobre los riesgos del atragantamiento en los niños es esencial para los padres y cuidadores, ya que pueden llegar a complicarse de manera irreversible, causando la muerte del infante.

Puedes leer más artículos similares a Reducir al máximo el riesgo de asfixia y atragantamiento en niños, en la categoría de Primeros auxilios en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: