5 consejos de feng shui que ayudarán a bebés y niños a dormir mejor

El desorden en la habitación del bebé limita el pensamiento y puede suponer una carga emocional

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Recuerdo cuando me enteré de que estaba embarazada. Una de las primeras cosa que hice fue acercarme a la que hoy es la habitación de mi hija. Estaba completamente vacía. En ese instante por mi cabeza pasaron un montón de ideas de decoración para este lugar. Quería que fuese algo único, especial y un rincón que le transmitiera a mi hija un ambiente tranquilo. Por aquel entonces, en mi vida se cruzó la filosofía del feng shui y descubrí cómo el feng shui podría ayudar a bebés y niños a dormir mejor, así que me puse manos a la obra para poner en práctica todos los consejos que hoy quiero compartir contigo.

Cómo el feng shui ayudará a tu bebé y niño a dormir mejor

cómo el feng shui ayudará a tu hijo a dormir mejor

La antigua práctica geomántica se desarrolló hace más de 3.000 años en China y revela cómo equilibrar las energías del hogar para garantizar la salud y la felicidad de quienes viven allí en función de los colores y los arreglos espaciales. Feng shui (pronunciado "fung shway") significa literalmente 'viento' y 'agua' y en la cultura china estos elementos están asociados con la buena salud y la prosperidad. Como resultado, tener un buen feng shui ha significado sentirse en paz en su hogar.

Y cuando se trata de la habitación del bebé, eso significa un lugar que promoverá un fuerte crecimiento y un sueño óptimo para el pequeño. ¿Cómo funciona realmente y cómo puede incorporar esta filosofía moviendo los muebles o eligiendo colores de pintura?  Aquí hay cinco elementos a tener en cuenta al crear un ambiente tranquilo de feng shui en la habitación de tu bebé: color, decoración, iluminación, colocación de cunas y orden/desorden. 

1. El color 
Los tonos elegidos para este rincón son un factor importante, ya que el estado de ánimo, la emoción y la energía a menudo se ven afectados por el color. Las combinaciones de colores relajantes, como el verde y el azul, el blanco y el beige, o el rosa y el amarillo fomentan el sueño, mientras que los colores brillantes como el rojo o el naranja se consideran activos y pueden mantener a tu bebé despierto.

En el pasado se han usado rosas pálidos y azules claros para denotar el género. Gracias a Dios, esta vieja idea de moda está desapareciendo. Lo interesante es que el rosa pálido puede hacernos sentir más pasivos, y el azul puede alentar la comunicación. De ahí que muchos padres digan que sus hijas son dulces y tranquilas, mientras que sus hijos - lo de la habitación azul - son activos y habladores. El amarillo está asociado con la memoria y los buenos sentimientos, y esto podría ser un niño feliz que aprende el idioma rápidamente. Y, por último, el verde es para la salud y el crecimiento, una buena opción para un bebé prematuro.

2. La decoración 
Como el feng shui se basa en elementos naturales, es importante elegir maderas y materiales naturales (algodón, seda, lino y bambú) en lugar de plástico al comprar muebles, juguetes y decoración varia. Y esta misma regla la vamos a seguir para la ropa de cama y el resto de objetos que vayan a estar presentes en la habitación del peque. 

3. La iluminación 
Hablar de iluminación en lo que se refiere a feng shui es hablar de naturalidad. Los practicantes de esta filosofía sugieren utilizar luz natural siempre que sea posible. Sin embargo, cuando llegue la hora de acostarse, oscurece la habitación. ¿Por qué? Recuerda, no había luz en el útero. Tu recién nacido está más acostumbrado a la oscuridad que a la luz, pero tranquila porque esto cambiará a medida que crezca.

5 consejos de Feng Shui que ayudarán a bebés y niños a dormir mejor

4. Colocación de la cuna
Una de las cosas más importantes es el sitio concreto elegido para poner la cuna, ¡eso será clave para conseguir tu objetivo: que el pequeño duerma del tirón toda o casi toda la noche! Por eso la regla número uno es no colocar la cuna junto a ningún mueble alto y pesado ni tampoco colgar nada de ella (ya sabes los típicos juguetes móviles). Además, hay que evitar a toda costa situar la cuna en el centro de la habitación. El bebé se sentirá más cómodo durmiendo al lado de una pared sólida en al menos un lado de la cuna, aunque si puedes colocar la cuna en la esquina (entonces son dos paredes lo que tendrá a sus lados), es aún mejor. 

5. Todo bajo control
¿A quien le gusta tener todo tirado por el suelo? ¡A nadie! Este pensamiento es igual de válido para la habitación del bebé, sobre todo si queremos que se críe en un ambiente impregnado de paz y armonía. El desorden impide que se desarrollen las mejores cosas de nuestra vida, porque limita nuestro pensamiento y puede ser una carga desde el punto de vista emocional. Por eso, para evitar que esto ocurra, debemos mantener los juguetes guardados en su cesta y/o armario en lugar de dejarlos tirados por cualquier lugar de la casa y, sobre todo, por la habitación del pequeño.

Sigue estos consejos y entonces te podremos decir eso de... ¡felices sueños! 

Puedes leer más artículos similares a 5 consejos de feng shui que ayudarán a bebés y niños a dormir mejor, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.