Colecho con tu bebé - Argumentos a favor y en contra de los padres

¿Cuáles son los beneficios y riesgos de colechar o que los niños duerman en la cama de los padres?

Estefanía Esteban
Revisado por Herminia Castillo, Pediatra, el

Existen diversas opiniones (a menudo contradictorias) sobre el colecho, es decir, que los bebés y los niños duerman en la cama de sus padres. Entre los argumentos a favor y en contra, se habla de muerte súbita, de falta de autonomía, de vínculo entre padres e hijos, de la vida de la pareja, del fomento de la lactancia materna... ¿Es bueno o malo el colecho?

En el este vídeo recogemos las opiniones de los padres sobre el colecho o la cama familiar y en el texto abordamos la mirada de los expertos en infancia y sueño, a partir de la información de la Federación de Asociaciones de Matronas de España.

¿Qué es el colecho con el bebé o la cama familiar?

El colecho con tus bebés

Seguro que ya conoces cuál es el significado de esta palabra que tanto se oye en relación al sueño infantil cuando te adentras en el maravilloso mundo de la maternidad, pero si me lo permites vamos a recordar su significado.

El colecho, también llamado cama familiar, es una práctica en la que el hijo o los hijos, ya sea bebé o niño, duermen en la cama (o en una cama contigua) con uno o los dos padres. Esta práctica es muy común en algunas culturas, pero para otras familias resulta extraña y complicada de asimilar.

Cuando llegamos a casa con nuestro hijo recién nacido, el colecho puede ser una opción más en el posparto y los meses posteriores. Se convierte en una forma muy cómoda de darle el pecho y proporcionarle el calor, el vínculo y el cobijo que tanto demandan a estas edades, sobre todo al irse a dormir. Pero esta no es la única ventaja que tiene el hecho de dormir con nuestro bebé en la misma cama.

Beneficios del colecho para bebés y niños - Argumentos a favor

Beneficios del colecho en la cama de los padres

El colecho, si se realiza de forma correcta, se puede convertir en una forma excelente de cuidar al bebé durante los primeros meses de vida:

- El colecho, a menudo, favorece la lactancia materna, lo que también supone un beneficio para la madre, ya que no tendrá que despertarse, salir de la cama para dar de mamar al bebé, volver a dejarle en su cuna y regresar a la cama a tratar de conciliar el sueño de nuevo.

- A través del colecho podemos cuidar al bebé de una forma muy efectiva a la par que se mejora el apego, la comunicación y la eficiencia inmune del recién nacido.

- Gracias a nuestra supervisión podremos estar más tranquilos. Saber que el bebé está a nuestro lado y notar su respiración hará que mamá y papá se sientan mucho más seguros y confiados.

Cómo colechar con tu bebé de forma segura

-  Durante la práctica del colecho, el bebé duerme en sincronía con su madre y se despierta con más facilidad y más a menudo, con una fase del sueño profundo más corta. Además, dicha sincronía genera una mayor estabilidad cardiorrespiratoria, mejor oxigenación y termorregulación. Esto provoca protección frente al Síndrome de Muerte Súbita del lactante. 

- Menos llanto y una temperatura más regulada (el contacto del pecho de la madre hace que el bebé no tenga frío) son otras de las ventajas de que el bebé duerma en colecho.

- Por otro lado, cabe señalar que se produce un crecimiento más rápido y una mayor estabilidad o ganancia de peso.

- Reportes recientes refieren que el colecho aporta autoconfianza y seguridad al bebé porque se siente cerca de sus padres.

¿Colechar tiene riesgos para tus hijos o para ti?

Los riesgos de colechar para tus hijos

Que el colecho tenga numerosos beneficios tanto para el bebé como para sus padres no significa que esté exento de algunos riesgos. Problemas o inconvenientes que se pueden evitar si realizamos un colecho responsable y consciente. Y eso quiere decir, por ejemplo, que si una noche hemos tomado algún medicamento que pueda provocar somnolencia, estamos extremadamente cansados o hemos ingerido bebidas alcohólicas, está prohibido dormir con el bebé, ya que no estaremos tan precavidos como lo estaríamos en condiciones normales.

Por otro lado, hay que prestar atención a la cama familiar en cuestión. Si el bebé va a dormir en medio de sus padres, si lo acostaremos a un lado de la cama y, por lo tanto, será necesario algún tipo de barrera (por muy pequeño que sea cabe la posibilidad de que de un vuelco o aprenda a girarse y se caiga) o si hay que acondicionar el moisés o la cama contigua que hemos preparado para él: un colchón plano, firme y seguro, nada de almohadas o cojines, ni peluches o cualquier otro tipo de juguetes y una sábanas suave y bien colocada que invite a relajarse y a tener dulces sueños.

Otra de las preocupaciones de los padres, en este caso solo sirve la maña de cada uno, es la de acostarse o levantarse un poco después y antes que el niño y hacer ruido ¡podría despertarse! Como consejo, lo que ya te sabes, caminar despacio por la habitación y preparar lo que nos va a hacer falta: ropa, zapatos, bolso... antes de acostar al bebé. También suele haber muchos despistes con el móvil, muchas veces se producen despertares innecesarios con tal solo escuchar la vibración del teléfono.

¡Feliz descanso!

Puedes leer más artículos similares a Colecho con tu bebé - Argumentos a favor y en contra de los padres, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: