Las crisis del sueño en bebés entre los 4 y los 7 meses

7 prácticos consejos para hacer frente a estas crisis del sueño en los niños

Olga Sesé
Olga Sesé Coach del sueño infantil

Puede que tu bebé que dormía bien por la noche y hacía largas siestas, ahora, al cumplir los 4 meses, ha comenzado a despertarse infinidad de veces y ha desaparecido el horario de sueño tan organizado que tenía. Te encuentras con un bebé agotado e irritable que no consigue conciliar el sueño. ¿Qué ocurre? ¿Infección de oídos? ¿Salida de dientes? ¿Cambio de personalidad? Nada de todo esto, seguramente se trata de una de las crisis del sueño en bebé entre los 4 y los 7 meses

Por qué ocurren esta crisis del sueño en bebés a los 4 meses

el sueño infantil y las crisis

La regresión de sueño de los 4 meses marca un cambio permanente en los hábitos de sueño del bebé y es diferente a las otras regresiones de sueño que normalmente pasan en 2-3 semanas y el sueño del bebé vuelve a la normalidad. Las principales señales de la crisis del sueño de los 4 meses:

- Aumentan los despertares nocturnos.

- Aumento del llanto y la irritabilidad.

- Se reducen las siestas.

El sueño del bebé es completamente distinto al de los adultos y va siguiendo un proceso madurativo. Los bebés menores de 4 meses no tienen un patrón de sueño establecido, sus ciclos de sueño son de 2 fases, sueño 'activo' y sueño 'tranquilo' (también conocido como sueño REM y no REM) y duran entre 45-50 minutos.

No tienen las etapas distintivas de sueño, que adquirirá a medida que crezcan y sus cerebros maduren. Como resultado, los recién nacidos pasan la mayor parte de su tiempo en sueño profundo. (En la transición de un ciclo a otro o de una fase a otra puede que se despierten con facilidad).

A partir de los 4 meses, sus cerebros comienzan a madurar, sus patrones de sueño comienzan a cambiar y sus ritmos circadianos se ponen en marcha. El sueño del bebé, a partir de los 4 meses, tiende a estructurarse en 3 siesta durante el día y un periodo más largo por la noche. En lugar de tener 2 fases de sueño, pasará a tener 5 (4 no-REM y 1 REM) de 90-120 minutos de duración.

Cambios en el sueño del bebé a los 4 meses 

el sueño de un bebé de cuatro meses

A los cuatro meses el niño tiene que hacer frente a un nuevo ciclo de sueño y puede que algunos pequeños no aprendan a controlar estos cambios, de ahí que se produzcan estas crisis. Pero, ¿cuáles son los principales cambios en el sueño del bebé a los 4 meses?

- Disminuye el sueño REM (activo).

- Aumenta el no-REM (profundo).

- Crecen los ciclos de sueño.

- Se reduce el número de siestas diurnas.

- Desciende el total de horas diarias de sueño.

- Comienza la producción de melatonina y cortisol.

- Empiezan a saber diferenciar el día y la noche.

Si se duerme con apoyos de sueño y necesita ayudas externas para dormirse (pecho, biberón, brazos…) probablemente los vaya pidiendo más cada vez que se despierte y no le permita ir aprendiendo a dormir de forma independiente.

Y si, además, añadimos que muchas mamás se reincorporan al trabajo a los 4 meses, se pueden sentir confusos e intranquilos y puede influir en su sueño.

7 consejos para hacer frente a las crisis del sueño infantil 

las crisis del sueño

Estas son algunas estrategias para lograr que duerma más durante la crisis de sueño de los 4 meses:

1. Cambios que pueden hacerle sentir muy intranquilo
Si has estado dando pecho para dormir o durmiendo en brazos, sigue haciéndolo. Sé que son apoyos de sueño que dificultarán el sueño tu hijo y que se tendrán que ir eliminando con el tiempo, pero ahora no es el momento de preocuparse. Haz lo que puedas para ayudar a dormir a tu bebé, ya las irás eliminando superada esta crisis.

2. Evita crear nuevos apoyos de sueño
Puedes utilizar los que te funcionan, pero intenta no incorporar de nuevos. Cuantos menos, mejor.

3.  Presta atención de las señales de sueño que te muestra
Los bostezos, cuando se frota los ojos, está inquieto o llora son signos para ir a dormir y comenzar la rutina de sueño, de lo contrario te encontrarás con un bebé sobre cansando y será muy difícil que se duerma. Como consecuencia de no conciliar bien el sueño, se despertará más por la noche y dormirá más intranquilo.

4. Sigue su rutina, pero puedes ser flexible, todavía es muy pequeño
Los bebés necesitan rutinas y hábitos de sueño saludables, les da seguridad. Si todavía no la tienes es un buen momento para comenzarla. Puedes crear una versión más corta de esta rutina para la siesta.

5. Asegúrate de que está bien alimentado durante el día
A esta edad, tienen una curiosidad increíble sobre el mundo que los rodea y pueden desviar su atención y no saciarse bien. Asegúrate de alimentar a tu bebé en un entorno donde no haya distracciones. La alimentación completa durante el día y justo antes de acostarse puede ayudar a evitar que su bebé tenga hambre a mitad de la noche.

6. No tengas prisa
Tu hijo está en un momento con muchos cambios y seguramente necesite 1-2 meses para estabilizarse y lo que les ayuda hoy puede no funcionar mañana, así que prepárate para probar diferentes cosas para calmar a tu recién nacido.

7. ¡Pide ayuda!
Deja que otras personas pasen tiempo con tu hijo y aprovecha para descansar un poquito.

Fuente: The baby sleep site, William Sears, Kim West, Mar de Carlo, Tracy Hogg.

Puedes leer más artículos similares a Las crisis del sueño en bebés entre los 4 y los 7 meses, en la categoría de Sueño infantil en Guiainfantil.com.