Los beneficios del agua durante el embarazo

¿Qué cantidad de agua hay que beber durante el embarazo?

El agua es un bien natural necesario para la vida. Durante el embarazo, el agua es un recurso imprescindible para nueva vida que crece y para la embarazada. Los beneficos del agua durante el embarazo nos hacen reflexionar  sobre el valor que tiene el agua en las distintas etapas de nuestras vidas.

Beneficios del agua durante el embarazo

Embarazada bebe agua

El agua es un recurso importante en todas las etapas de la vida, en todos los momentos de nuestro día. Los beneficios del agua durante el embarazo, tanto para la mujer como para su bebé, son incalculables:

- El agua purifica el organismo, ayudando al cuerpo a deshacerse de las cantidades innecesarias de sodio, evitando así todo tipo de infección en el tracto urinario de la mujer.

- El agua hidrata el cuerpo. Beber agua durante el embarazo, es importante para que el cuerpo de la mujer combata la deshidratación, una complicación severa que puede afectar al correcto desarrollo del cerebro del feto. Además, beber 2 litros de agua al día es muy beneficioso para evitar la retención de líquidos propia del periodo de gestación.

- El agua depura la sangre materna de toxinas. Así la corriente sanguínea llega más limpia al bebé.

- El agua protege la salud del bebé ya que renueva, alimenta e hidrata cada hora el líquido del saco amniótico.

- El agua evita la hipertensión, así como el desarrollo de enfermedades cardiovasculares, durante el embarazo.

- El agua mejora el estado de piel de la mujer, que aparece mucho más sana, hidratada y limpia.

- El agua evita problemas como el estreñimiento y las hemorroides en el embarazo.

- El agua alivia molestias como las náuseas matinales.

- El agua puede evitar un parto prematuro. El consumo de agua durante el tercer trimestre del embarazo puede evitar un parto prematuro.

El agua es fuente de salud durante y después del embarazo

Aparte de todos los beneficios que supone el consumo del agua durante el embarazo, también se puede sacar partido de este recurso, de otras maneras:

- Gimnasia en el agua. El agua, durante el embarazo, puede ayudar a la mujer a equilibrar su peso, a tonificar los músculos y a que se sienta más vital y ligera para desarrollar las actividades del día a día. Además, al practicar ejercicios en el agua, evitarás lesiones en los huesos y articulaciones, así como problemas tan comunes como la hinchazón, los dolores de espalda y otros. La hidrogimnasia, así como el masaje acuático, están muy indicados durante el embarazo, siempre y cuando estén recomendados por el médico.

- Parto en el agua. Cada día más mujeres están buscando alternativas de parto en el agua, por la comodidad y la relajación que ofrece a la mujer en este momento tan esperado.

- Juegos en el agua. El agua es uno de los juegos preferidos de los bebés. A partir de los 3 meses, ya podrán aprender a moverse en el agua y a nadar junto a sus padres. La matronatación cada día gana más adeptos. Los ejercicios en el agua estimulan el movimiento y la coordinación del bebé, le relajan y le ayudan a conciliar el sueño, y mejoran su apetito.

Fuente consultada:
Pregnancy-info.net