Cistitis en el embarazo

Infecciones urinarias durante el embarazo

Alba Caraballo Folgado
Alba Caraballo Folgado Directora de contenidos

La cistitis es una infección urinaria muy frecuente en niñas y mujeres. Suele ser producida por bacterias que ingresan a la vejiga y, si no es tratada, puede llegar a los riñones.

Las mujeres tienden a contraer esta infección con más frecuencia que los hombres e incluso, es muy común que se produzca una cistitis en el embarazo. 

Cómo saber si sufres cistitis en el embarazo

Cistitis en el embarazo

Los síntomas de la cistitis en el embarazo suelen ser bastante claros e identificables: causan dolor y escozor al orinar, necesidad de ir al baño con frecuencia y molestias en la zona pélvica

En caso de que la infección haya llegado a los riñones, estos síntomas se acentúan e incluso puede aparecer fiebre, náuseas, vómitos y dolor abdominal. En este caso, se recomienda acudir al médico de urgencias.

Causas de la cistitis en el embarazo

Las mujeres padecen con más frecuencia cistitis porque la uretra femenina es más corta que la masculina y además es encuentra mucho más próxima al ano, por ello es más sencillo que las bacterias lleguen al tracto urinario.

También puede suceder que la infección se produzca durante las relaciones sexuales ya que ciertas prácticas pueden favorecer que las bacterias del ano lleguen al tracto urinario. 

Durante el embarazo, el crecimiento de la barriga provoca el desplazamiento de algunos órganos. Por ejemplo, la vejiga se ve más comprimida y eso hace que se retenga más cantidad de orina y esto conlleva una mayor concentración de bacterias.

Otra de las causas de una mayor probabilidad de padecer cistitis en el embarazo es que es una etapa en la que bajan las defensas inmunes de la mujer por lo que pueden aparecer más infecciones urinarias.

Qué hacer en caso de cistitis en el embarazo

Es importante que en cuanto sufras los primeros síntomas acudas a tu médico para que la cistitis no derive en una piolonefritis aguda, es decir, en una infección en los riñones que puede poner en riesgo el embarazo al provocar parto prematuro.

El médico realizará unos análisis de orina que revelarán si la embarazada sufre o no cistitis y podrá prescribir el tratamiento adecuado que, además del farmacológico, pasa por beber mucha agua.

Remedios y prevención para la cistitis en el embarazo

- Beber muchos líquidos.

- Llevar una higiene correcta evitando contaminar desde la zona anal la vagina a la hora de limpiarse.

- Utilizar un jabón con ph neutro para la higiene íntima.

- Dieta rica en verduras y frutas y con alimentos poco grasos ya que son más difíciles de depurar