Alimentos que favorecen la fertilidad

Qué alimentos que debes evitar y cuáles potenciar para quedar embarazada

Carlota ReviriegoNutricionista

Aunque todos los micronutrientes tienen importantes funciones en el organismo, algunos de ellos juegan papeles clave en la fertilidad femenina o en la concepción y el desarrollo del feto. 

De hecho, algunos alimentos pueden ser perjudiciales para la fertilidad femenina, mientras que otros favorecen la concepción. 

8 vitaminas y nutrientes que favorecen el embarazo

Embarazada con manzana

El exceso de vitamina C podría ser perjudicial para la fertilidad femenina, ya que altera el moco cervical. Sin embargo, hay otros alimentos que debes potenciar si buscas el embarazo:

1. Vitamina B: El hipotálamo, que regula mediante hormonas el apetito sexual, es muy sensible a la deficiencia en vitaminas del grupo B. En particular, el hígado utiliza la vitamina B2 o riboflavina para eliminar hormonas que ya no se necesitan, incluyendo estrógenos y progesterona. En caso de escasez de riboflavina, el hipotálamo y las hipófisis reciben mensajes incorrectos sobre la necesidad de estas hormonas e inhiben su producción, asociándose con problemas de esterilidad y abortos espontáneos. La presencia de otras vitaminas del grupo B favorece su absorción.

2. Junto con la riboflavina, la vitamina B6 o piridoxina, y el zinc, imprescindible para su correcta absorción, son esenciales para la formación de las hormonas sexuales femeninas y el correcto funcionamiento tanto de los estrógenos como de la progesterona. Su déficit inhibe la producción de progesterona en favor de la producción de estrógenos. El zinc es además co-adyuvante de muchas enzimas relacionadas con la fertilidad.

3. El ácido fólico es la única vitamina que se recomienda suplementar en caso de querer concebir un hijo, ya que previene defectos en el tubo neural. La utilización de anticonceptivos hormonales desequilibra los depósitos, por lo que son necesarios de 2 a 3 meses para asegurar que los depósitos estén llenos. Las vitaminas C y B12 favorecen su absorción.

4. Además, junto al ácido fólico, la vitamina B12 juega un papel importantísimo en la síntesis de ADN y ARN, el material genético del futuro bebe, por lo que conviene asegurarse un correcto suministro, sobre todo el caso de seguir una dieta vegetariana. El calcio favorece su absorción.

5. En cuanto a las vitaminas liposolubles, la vitamina A tiene gran importancia en el desarrollo embrionario y puede disminuir la aparición de quistes en los ovarios. Algunos estudios, sin embargo, han constatado que dosis elevadas de retinol pueden producir alteraciones fetales, por lo que no conviene superar las dosis recomendadas.

6. En cuanto a minerales, niveles bajos de hierro se han relacionado con infertilidad, mientras que mantener los niveles apropiados puede disminuir el riesgo de un aborto espontáneo. La vitamina C potencia la absorción del hierro presente en alimentos de origen vegetal. Al igual que el hierro, el magnesio se relaciona con la protección frente a abortos y favorece la fertilidad. La asimilación de la combinación de estos minerales se ve potenciada por el calcio y las vitaminas B6 y D, mientras que las bebidas con cafeína y el tabaco limitan su absorción, por lo que conviene evitarlas.

7. Aunque solo hay estudios en animales, el déficit de vitamina B1 o tiamina se relacionado con problemas de ovulación o de implantación del óvulo fecundado, por lo que podría tener el mismo efecto en el hombre. También se ha observado que la deficiencia de manganeso puede provocar defectos en el proceso de ovulación y en la síntesis de hormonas sexuales. 

8. En estudios preliminares también se ha observado que, dado que la co-enzima Q10 se encuentra en niveles muy bajos en mujeres que han sufrido un aborto, un aporte extra podría beneficiar a mujeres que planean seguir tratamientos de reproducción asistida.