Beneficios del aceite de oliva para niños y embarazadas

Ventajas de tomar aceite de oliva para futuras mamás y niños

Marta MarcielRedactora de GuiaInfantil.com

Si hay un alimento que nunca puede faltar en cualquier dieta sana que se precie, ése es al aceite de oliva. Ingrediente fundamental de la dieta mediterránea, es algo que no debe olvidarse a la hora de establecer menús ricos en sabor y equilibrados en calorías. 

Por eso, nada mejor que conocer los beneficios de comer con aceite de oliva para las mujeres que están esperando un bebé, y también para los niños, ya que es un producto esencial en su crecimiento. 

El aceite de oliva para las embarazadas

 Madre cocina con niño

- Reduce el colesterol malo: Para muchas embarazadas, el colesterol puede convertirse en un problema. Sin embargo, cuando se incorpora en la dieta -sin abusar-, el aceite de oliva, estos niveles pueden bajarse. El colesterol malo puede mantenerse a raya si ingerimos aceite de oliva, porque sus niveles de ácido oleico ayudan a que no suban. 

- Favorece el aparato circulatorio: Algo muy importante del aceite de oliva en el embarazo es que ayuda a que el aparato circulatorio esté en mejores condiciones. Esto quiere decir que su alto contenido en omega 3 es el que hace que el sistema se encuentre más favorecido gracias a su ingesta, reduciendo además el riesgo de padecer arterioesclerosis. 

- Mejor desarrollo del bebé y estimula el crecimiento: El desarrollo del niño también se ve mejorado en aquellas mujeres que consumen aceite de oliva, ya que la vitamina E que aporta es fundamental para el crecimiento del bebé en el interior de la madre, y esto puede proporcionarse con su ingesta. Esta vitamina es de las que más aporte nutricional consigue dar al cuerpo de la embarazada a través del ácido oleico del aceite de oliva, y también ayuda a que los niños tengan mejores etapas de crecimiento. 

- Beneficios estéticos: Cuando estamos embarazadas también queremos sentirnos guapas, y que los cambios hormonales no empañen el proceso en cuestiones de belleza. La dieta mediterránea, y en particular el aceite de oliva contribuyen a que el pelo, que es uno de las partes que más afectadas se ven en el embarazo y el posparto, estén más resplandecientes, así como la piel. De nuevo la vitamina E y también los polifenoles son los que ayudan a que las marcas de la piel y los problemas hormonales que el embarazo aporta a la dermis actúen como antioxidantes y prevengan el deterioro y el envejecimiento. 

Beneficios del aceite de oliva para los niños 

- Previene el colesterol infantil: Al igual que los adultos, los niños también pueden sufrir colesterol. Este problema de salud es muy común en niños con sobrepeso, y aunque es cierto que una vida más sana y equilibrada reduce estos niveles, la ingesta de aceite de oliva también hace que se mantenga a raya gracias al ácido oléico con el que cuenta. 

- Aporta vitaminas al organismo: Sin duda, el componente estrella del aceite de oliva, además del ácido oléico, es la vitamina E. Esta vitamina aporta el valor nutricional y vitamínico que precisan los niños para tener un mejor desarrollo físico. Además, el omega 3 y los ácidos grasos son fundamentales para que un niño crezca más sano y más fuerte. 

- Mejora las funciones digestivas: La ingesta de aceite de oliva en niños es muy importante porque su aporte nutricional con las vitaminas hacen que las funciones del aparato digestivo se desarrollen de una manera mucho más correcta. El aporte de aceite de oliva hace que se estimule el crecimento y que se favorezca la absorción de los minerales y el calcio y pueda hacerse mejor la digestión