7 habilidades que los niños pueden aprender jugando antes de escribir

Estimular la psicomotricidad fina y la coordinación manual son prerrequisitos de la lectoescritura

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

El aprendizaje de la lectoescritura es una etapa muy importante en el desarrollo de los niños. No solo en cuanto a la adquisición de esta habilidad, sino también en el desarrollo de los procesos cognitivos fomentando la memoria, atención, lenguaje, percepción... De hecho, hay ciertas habilidades que los niños pueden aprender jugando antes de escribir.

A pesar de la importancia de estos prerrequisitos (incluso más que la propia habilidad de escribir), se fomenta poco la fase previa a dicho aprendizaje. Sin una estimulación previa adecuada, es muy difícil que el niño sea capaz de ejercer la presión correcta sobre el papel, hacer un trazo preciso o una buena coordinación óculo-manual.

Habilidades que los niños deben aprender antes de escribir

Las habilidades para niños antes de escribir

Por tanto, podríamos establecer algunas actividades como ejercicios prerrequisitos para obtener una buena estimulación motora y cognitiva antes de escribir. A continuación, os dejamos algunos ejemplos de estas habilidades que los niños pueden aprender con el juego.

1. Enroscar y desenroscar
Hay juegos específicos de tuercas, paneles de psicomotricidad donde se incluye esta actividad o podemos crearlo nosotros mismos con tapones de botellas. Con estos ejercicios trabajamos otro movimiento diferente de la mano. En este caso, rotaciones hacia la derecha y la izquierda permitiendo adquirir una mayor fuerza en la mano y habilidad en el movimiento de los dedos. Resulta también muy importante que los niños lo perfeccionen antes de aprender a escribir.

2. Juegos con pinzas
Existen una gran variedad de juegos con pinzas e incluso, hacerlo de una forma casera con pinzas que usamos para tender la ropa. Esta actividad nos permite trabajar la coordinación óculo-manual, la precisión y sobre todo, estimular la fuerza de la pinza que ejecutamos con nuestro dedo índice y pulgar. Estos dos dedos son los que utilizaremos luego para realizar una buena pinza al coger el lápiz influyendo mucho en el tipo de trazado que ejecutamos. Hay niños que al no tener fuerza en estos dedos, utilizan otros y esto les lleva a hacer un tipo de agarre diferente dificultando los trazos que realizan.

Juegos antes de escribir para niños

3. Moldear con la plastilina o arena
Este tipo de juego nos permite estimular la fuerza de la mano al mismo tiempo que estimula el movimiento de los dedos y la creatividad.

4. Pegar y despegar pegatinas
Esta es otra habilidad que les gusta mucho a los más pequeños. Con este ejercicio, los niños trabajarán el uso de la pinza, la precisión en la coordinación óculo-manual y adquirirán un mayor control del movimiento de sus dedos. Para ello, podemos comprar pegatinas, adhesivos o cromos de los cuales existen una gran variedad (colores, con números, con letras, con dibujos...) o comprar cuadernos de pegatinas que vienen preparados con actividades que han de completarse con las pegatinas que traen.

Más juegos para mejorar la psicomotricidad fina infantil

Habilidades para que los niños aprendan jugando

Todavía tenemos muchos más juegos con los que los niños pueden adquirir jugando esas habilidades antes de escribir. Para llevarlas a cabo, solo necesitas materiales caseros.

5. Pintar y colorear
Como os podéis imaginar, aunque al principio realicen otros tipos de agarre del lápiz o rotulador que no sea la pinza, le estará ayudando a estimular la fuerza manual y su coordinación. Por lo que, es muy importante que, a pesar de que los dibujos no sean buenos o solo haga trazos, es necesario dejarle a tu hijo libertad para colorear.

6. Unir líneas o puntos
Esta actividad también podemos crearla nosotros mismos o encontrarla en libros de pasatiempos para los más pequeños. Consiste en unir parejas de iguales y/o repasar trazados sin salirse. De esta forma, podremos trabajar otros conceptos al mismo tiempo que se estimula la psicomotricidad fina como por ejemplo, unir dibujos donde el objeto esté encima o unir los objetos grandes.

7. Hacer torres con bloques u otros objetos
Con los juegos de bloques estimulamos también el equilibrio y precisión de los movimientos de las manos. Podemos plantearlos con ejercicios diferentes, pero los más conocidos son los que consisten en crear una torre lo más alta posible de bloques (plástico o madera) sin que estos se caigan.

La importancia de los prerrequisitos de la escritura

Prerrequisitos de la lectoescritura

Así podríamos seguir haciendo un gran listado de actividades lúdicas que nos permiten estimular la psicomotricidad fina y la coordinación óculo-manual previo a la enseñanza de los trazos de la escritura. Todos estos juegos permiten que los niños aprendan ciertos movimientos o tengan más fuerza o precisión en las manos antes de aprender a escribir.

Además, hay que destacar que el campo y la naturaleza permiten trabajar de una forma más ecológica todas estas habilidades disfrutando libremente de actividades como hacer castillos en la tierra, hacer torres con piedras de diferentes tamaños, desenterrar un objeto o juguete oculto en la tierra, decorar piedras con pinceles y témperas, etc.

Y a ti, ¿qué actividad se te ocurre?

Puedes leer más artículos similares a 7 habilidades que los niños pueden aprender jugando antes de escribir, en la categoría de Escritura en Guiainfantil.com.