Ejercicios de grafomotricidad con trazos verticales. Fichas para niños

Actividades para trabajar las habilidades preescritura con niños de 2 a 6 años

Guiomar Toledano
Guiomar Toledano Maestra de Educación Infantil

Seguro que a todos los padres de niños pequeños les suena la palabra grafomotricidad. Es importante que desde las primeras edades, los niños vayan realizando trazos sobre el papel a modo de actividades para desarrollar la preescritura. Todas estos ejercicios de grafomotricidad son esenciales para que los niños adquieran las habilidades que les ayudarán a escribir en el futuro. En esta ocasión nos centramos en trabajar a través de distintas fichas los trazos verticales con los niños de los 2 a los 6 años.

A través de estas actividades en formato de fichas, que podéis hacer vosotros mismos en casa o utilizar las imágenes que os proponemos, podéis ayudar a vuestros hijos o alumnos a desarrollar y mejorar el trazo vertical. Este, junto con el trazo horizontal, son los primeros que se realizan en estas edades.

Trabajar los trazos verticales con ejercicios de grafomotricidad

Materiales:

  • Folios
  • Lápiz
  • Pinturas (opcional)
  • Papel de seda (opcional)
  • Plastilina (opcional)

Ideas de ejercicios de grafomotricidad con trazos verticales

Las fichas de grafomotricidad que te traemos son muy sencillas pero útiles para que los niños de distintas edades trabajen los trazos verticales. Tal y como se explica en el estudio 'Evolución de la grafomotricidad' de Remedios Molina para la revista CSIF, la grafomotricidad es una fase previa a la escritura porque ayuda a los niños a entrenar su destreza manual para realizar movimientos básicos que forman parte de la correcta direccionalidad y del trazado de las letras. En este caso, nos centramos en los trazos verticales.

Pueden servirte de inspiración para hacer tus propios ejercicios o puedes guardar nuestras imágenes e imprimirlas en un papel para que los niños las completen. Por ello, para realizarlas solo es necesario tener folios y pinturas a vuestra disposición (si bien más adelante te proponemos otros materiales que también se pueden usar para hacer estos ejercicios).

El objetivo de estos ejercicios es que los niños practiquen y mejoren sus trazos verticales. Consideramos trazo vertical aquel que se realiza sobre algún soporte físico: pizarra, papel, etc. y su trazo, como bien indica su nombre, es vertical; con líneas rectas en sentido descendente, de arriba abajo.

El trabajo de la grafomotricidad debe estar adaptado a la edad y habilidades de los niños. Por ello, a continuación te damos algunas indicaciones para hacer estas fichas con niños de 2 a 3 años y de 3 a 6 años.

Cómo trabajar los trazos verticales con niños de 2 a 3 años

Fichas de trazos verticales para niños

En la escuela infantil, trabajamos los trazos verticales con los niños de 2 a 3 años de la siguiente manera:

Sobre una pared colocamos un trozo grande de papel continuo. A continuación, niño por niño se acerca al papel y con su dedo realiza el trazo sobre él. Seguidamente se le da un pincel, cera o lápiz (según el material que queramos utilizar), para que realice el trazo aleatoriamente, sin seguir un patrón. Más tarde, colocamos otro papel donde dibujamos, por ejemplo, en la parte superior varias nubes, de las cuales caerá lluvia realizada por los trazos verticales que realicen los niños y niñas. Si hacéis esta actividad en casa, también podéis seguir el mismo proceso.

Lo importante a esta edad no es la perfección con la que se realiza el trazo, sino que tendremos en cuenta otros aspectos más significativos a esta edad, como por ejemplo son:

- La coordinación óculo-manual.

- La concentración.

- La atención.

- El desarrollo de la psicomotricidad fina.

- El aprendizaje de la palabra 'vertical'.

- El disfrute al realizar creaciones artísticas.

Fichas para niños de los 3 hasta los 6 años

Ejercicios de psicomotricidad fina para los niños

Con esta edad, muchos de los niños y niñas tienen un mayor dominio de la psicomotricidad fina y son capaces de centrar su atención en la realización del trazo, más que en el disfrute de hacer garabatos como en la edad anterior.

Dentro y fuera del aula se puede llevar a cabo la actividad anterior sin ningún problema, pero también es recomendable reforzar lo aprendido (siempre y cuando el niño o niña lo pida o se considere necesario) con unas fichas, como las que te proponemos en este artículo. Pero siempre hay que tener en cuenta que hay que presentar la actividad de una manera motivadora para que el niño o niña sienta atracción por ella y sea más un juego que una actividad educativa.

Las fichas son un recurso muy recurrente en el 2º ciclo de Educación Infantil, pero no siempre son aceptadas por los niños y niñas, por lo que debemos hacer que sean atractivas para ellos, con elementos que les sea familiares y puedan aprender otros conceptos. Por ejemplo: Podemos realizar el trazo vertical partiendo de un animal y llegando hasta su casa, como en el caso del ejemplo: pájaro-nido. O, si les gusta mucho la ropa, podemos hacer una camiseta a rayas.

Cuando finalicen la ficha pueden colorear los elementos que aparecen en ella, creando así un momento de creatividad e imaginación por parte del niño o niña.

Cómo adaptar estas fichas para mejorar el trazo vertical

Fichas de trazos verticales para los niños

Todas las fichas que te hemos propuesto pueden ser adaptadas en función de la edad y conocimientos de los niños, los materiales que tengamos a nuestra disposición, etc.

- Según la edad de nuestros hijos o alumnos
Los niños de 2 o 3 años se cansan rápidamente, por lo que el número de reproducciones de los trazos verticales debe ser bajo y siempre con algún tipo de ayuda, es decir, un punteado que guíe el recorrido del trazo. Por el contrario, a mayor edad más compleja puede ser la actividad, con un número mayor de realizaciones y sin realizar ningún tipo de punteo o guía.

- Teniendo en cuenta los conocimientos infantiles
El atractivo de la ficha lo da los elementos que se empleen para la realización del trazo. Si a nuestro hijo o hija le encantan los animales, siempre les será una grata sorpresa encontrarlos en la actividad y no encontrarse otra temática diferente.

- Los materiales de los que dispongamos
Lo más común es que las fichas se realicen con un lápiz, para que el niño o niña desarrolle su correcta sujeción y así coja la fuerza necesaria en las manos para realizar todo tipo de movimientos o ella. Pero también podemos emplear otras técnicas como, la realización de bolitas con papel de seda y pegarlas sobre el trazo, la plastilina, o incluso con pintura de dedos o con la ayuda de un pincel.

Es importante acompañar en todo momento al niño o niña durante la actividad, animándolo a realizar los trazos, con paciencia, calma y prestando especial atención. Espero que os guste y os sirvan estas fichas a modo de ejemplos para que en casa realicéis cuantas queráis.