Los niños que coleccionan cromos son ordenados, curiosos y responsables

Valores, habilidades y destrezas que adquieren nuestros hijos con la práctica de este hobbie o afición

¿Tus hijos colecciona cromos? Es algo muy habitual en niños a partir de los siete años que empiezan una etapa evolutiva en la que ponen en práctica la habilidad de clasificar y organizarse. La afición del coleccionismo a edad temprana les puede reportar muchos beneficios, ya que fomenta habilidades manuales, cognitivas y sociales. Te contamos cómo fomentar esta actividad, cómo gestionar el coleccionismo y cuáles son sus ventajas. Y te adelantamos que los niños que coleccionan cromos son ordenados, curiosos y responsables.

Cómo fomentar el coleccionismo entre los niños

coleccionar cromos en los niños

El rey del coleccionismo es el cromo, pero otros objetos que suelen coleccionar los niños son figuras de acción, coches, canicas, sellos, soldados de plomo, chapas, minerales, pegatinas, escudos, piedras, muñecos, calcomanías, tazos, conchas, fósiles, cubos de Rubik... ¡Hay una amplia gama de oportunidades, ahora solo hace falta saber cómo fomentar esta afición!

- Elegid una temática acorde a sus gustos
Ayúdale a elegir la colección. Si le gusta la naturaleza, una opción interesante es que empiece a coleccionar fósiles, hojas o minerales. Si por ejemplo a tu hijo lo que le gusta es el fútbol, seguro que querrá hacer la de la liga nacional de tu país o alguna internacional. Si a tu hija le gusta el animé, estaría genial empezar con un álbum de los personajes de este tipo de animación japonesa.

- Explícale la importancia y el cuidado que requiere
Los niños deben tener clara la importancia de la organización y el cuidado de las piezas para que la colección se mantenga intacta en el tiempo y para que puedan intercambiar elementos con otros niños. Si por ejemplo manosean los cromos, los doblan o los arrugan, nadie querrá cambiárselos. ¡Y cambiar cromos es lo que hará que puedan completar su colección!

- Asígnale un pequeño presupuesto a la semana para la colección
Lo ideal es que le deis una pequeña cantidad semanal para que pueda tener al menos uno o dos sobres y pueda ir ampliando su colección, así podrá administrarse y avanzar.

Cómo gestionar la afición de coleccionar cromos entre tus hijos

fomentar el coleccionismo

Sé sincero, ¿cuántas colecciones has empezado en tu vida y no has terminado? Como seguramente no quieras que tu hijo empiece una y la abandone o la deje a medias, aquí te damos unos consejos para gestionar esta afición o hobbie. Es fundamental que motives a tus hijos en su evolución en el coleccionismo. Así pondrán más empeño y no lo abandonarán. Se sentirán importantes y capaces y aprenderán el valor del esfuerzo.

- Dile que se centre en una sola colección
Incúlcales que no deben empezar varias colecciones a la vez, porque no van a poder seguir todas. Es mejor enfocarse en una.

- No caigas en el peligro de la caja de los cromos
Cuidado con el tema de las cajas que traen muchos sobres dentro. Son tentadoras porque se avanza mucho del tirón. Seguro que algunos abuelos caen en regalárselas, pero hay que tener en cuenta que un 25% de los cromos de la caja serán repetidos. Por ello las cajas solo son buena idea al iniciar la colección, aunque recomendamos ir sobre a sobre y no comprar cajas. ¡Deben aprender a ser pacientes!

- Transmítele la importancia de llevar al día la colección
Es importante que lleven al día las colecciones porque si no luego les va a dar mucha pereza terminarlas. Van a ir avanzando las ediciones y os vais a quedar atrás, pero tampoco corráis demasiado. Lo ideal es ir actualizando cada diez días, por ejemplo.

- Planificad el intercambio de los repetidos
Los repetidos hay que cambiarlos sí o sí. De esta manera avanzaremos la colección sin tener que gastar más dinero. Lo ideal es intercambiarlos en el patio del colegio o en el parque, aunque también se pueden cambiar en sitios específicos de la ciudad o por internet, ¡siempre bajo tu supervisión!

- Tened en orden todas las tarjetas
Los cromos deben estar siempre ordenados para encontrarlos rápido, por eso colocarlos en un álbum es una genial idea ya que es una manera de saber cuáles nos faltan y cuáles tenemos por duplicado.

- Que no se obsesione con el coleccionismo
El coleccionismo es una actividad para disfrutar y divertirse y no para obsesionarse con ella. Explícale que no debe generarle angustia el hecho de no conseguir un cromo, que ya lo lograrás antes o después. ¡Algunos cromos son muy difíciles de conseguir!

Ventajas de que los niños coleccionen cromos o lo que ellos quieran

coleccionar cromos

¡Anima a tus hijos a iniciar una colección! Ocuparán su mente en algo que no sean las pantallas y aprenderán habilidades para la vida adulta. Y es que el hecho de abrir un sobre de cromos es muy ilusionante. Colocar las nuevas adquisiciones en el álbum e ir completándolo les genera satisfacción inmediata y les hace sentirse muy bien.

- Fomentan su atención
Desde que el niño cumple los 5 años se puede coleccionar cosas, pero es a partir de los 7 años cuando los niños empiezan a interesarse por ello. El coleccionismo les ayuda a concentrarse, ya que deben categorizar elementos.

- Mejoran sus habilidades sociales
El hábito de coleccionar además es una buena excusa para que los niños tímidos socialicen con otros. ¡Es un momento bueno para hacer nuevas amistades!

- Entrenan su memoria
Otra de las habilidades que fomenta el coleccionismo es el entrenamiento de la memoria al tener que contar, clasificar, hacer listas, colocar… Todo esto es un andamiaje para cuando tengan que estudiar.

- Descubren qué es la constancia
La constancia será un valor importante en su futuro. Es aquí donde empiezan a interiorizarlo.

- Valoran el esfuerzo
Empiezan a ver lo que cuesta conseguir algo y que muchas veces en la vida van a tener que cultivar la paciencia.

- Se vuelven más responsables
Aprenden a ser responsables de sus cosas y a cuidarlas.

- Aprenden a administrarse
El tener que dosificar el gasto los prepara para saber que hay unos recursos limitados para la obtención de algunos objetivos.

- Gestionan la frustración
Con el coleccionismo los niños aprenderán que no lo pueden tener todo en la vida de manera inmediata y aprenderán la aceptación.

En definitiva, el coleccionismo les dota de valores y habilidades que les servirán más adelante en su desarrollo.

Puedes leer más artículos similares a Los niños que coleccionan cromos son ordenados, curiosos y responsables, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: