Por qué es bueno que los padres compartan hobbies con los niños

Descubre todas las actividades podéis hacer juntos o en familia

Virginia Vicente Pascual

Practicando un hobbie conseguiremos llegar al llamado estado de flujo, una sensación de atención y concentración plena que nos hace olvidar todas las preocupaciones y perder la noción del tiempo. Los beneficios de este estado son indudables: liberamos endorfinas, nos relajamos y nos evadimos. ¿Por qué no compartes tus hobbies con tus hijos y, además de desconectar de las pantallas, consigues que aprendan nuevas habilidades y pasen un rato entretenido en familia?

Beneficios de que los niños tengan un hobbie

compartir hobbies

Cuando era pequeña, mi abuela me enseñó a hacer crochet, bueno, en esa época se llamaba hacer ganchillo. Ahora sigo tejiendo cojines, alfombras, pufs, gorros o bolsos. Tengo que agradecer a mi abuela la paciencia que tuvo conmigo al enseñarme esta afición que, muchos años después, me ayuda a desconectar de un día duro de trabajo.

El crochet reduce el ritmo cardiaco y la presión arterial, mejora el cálculo matemático y la memoria y calma la ansiedad. Y es que los hobbies son actividades creativas que tienen muchos beneficios:

- Provocan bienestar y placer

- Ponen retos

- Generan satisfacción

- Alejan de la rutina

- Estimulan la mente

- Disminuyen el estrés

- Fomentan la expresión artística

Sumado a estas estas ventajas a nivel individual, hay que sumarlas las que conseguís tras realizar una actividad juntos padre-hijo, madre-hijo o toda la familia al completo: 

- El vínculo entre vosotros se fortalece

- Mejorará la comunicación 

- Os ayudará a conoceros mejor

- Tendréis cosas en común

- Aumentará la confianza entre vosotros

- Discutiréis menos

- Disfrutaréis más de dicha actividad

Actividades y hobbies que puedes compartir con los niños

beneficios de compartir hobbies con los niños

Hay hobbies con los que nos identificamos, porque son actividades en las que tenemos un talento natural desde pequeños, como puede ser la pintura. Si no tienes un hobby definido piensa qué se te da bien: ¿la fotografía, el balonmano, la cocina? Aunque creas que son actividades para adultos, no subestimes la capacidad de tus hijos. ¡Te sorprenderán!  

Y para ayudarte a buscar un hobbie que podéis hacer con los más pequeños de la casa, ¡aquí van algunas ideas! ¡Te costará decidirte! 

1. Pintar
Si dibujas bien, puedes inculcarles el gusto por la pintura a tus hijos desde muy pequeños. Coloca pizarras en la casa, compra rollos de papel para que se expresen, facilítales pintura de dedos y todo tipo de materiales plásticos con los que puedan crear. Además, si tú pintas, ellos sentirán curiosidad y pintarán por imitación.

2. Ver películas
Sentarse en el sofá para disfrutar de una película juntos es una excusa perfecta para hablar de los valores que transmite la cinta y poder abrir debate con tus hijos acerca de la vida en general o de situaciones en concreto que se traten en el film. Eso sí, te recomendamos que veas primero la clasificación para los menores y así confirmar que el contenido es adecuado para la edad de tus hijos.

3. Restaurar muebles
A los niños les encantará ayudarte a transformar una mesa antigua. ¡No tengas miedo! Pueden usar perfectamente un rodillo o una brocha. Solo tienes que explicarles cómo. Además, ahora hay pinturas a la tiza que no requieren imprimación ni lijado previo.

4. Fotografía
Un niño de diez años puede aprender perfectamente conceptos fotográficos como la profundidad de campo. ¡Comparte tu conocimiento con ellos! Es un aprendizaje informal que quedará en su memoria a largo plazo y que les servirá de adultos. Además, al enseñarles, se sentirán importantes.

5. El lettering 
El lettering es el arte de hacer carteles y textos bonitos con buena caligrafía y con sorprendentes tipografías. Puede hacerse con tizas, rotuladores especiales o acuarela. Además de mejorar su manera de escribir, los niños podrán enmarcar los letreros para colgarlos en la pared de su habitación.

6. El patinaje 
Si en tu caso, tus aficiones te hacen salir de casa, como es el caso del patinaje, ¡no tengas problema de llevarte a tus pequeños! Tus pequeños harán ejercicio, mejorarán su resistencia física y desarrollarán la concentración, ¡además de reírse con tus caídas! 

7. La música
¿Tocas la guitarra? ¿Te encanta escuchar jazz? ¿Lo tuyo es cantar? ¡Que suerte tienen tus pequeños! La música influye positivamente en el desarrollo intelectual, auditivo, sensorial y psicomotriz del niño, así que transmítele tu amor por esta disciplina. 

Con estas actividades, ayudarás a tus hijos a tener otras iniciativas de entretenimiento aparte de la tecnología, fomentarás sus talentos e incluso podrán despertar sus propias vocaciones.

Puedes leer más artículos similares a Por qué es bueno que los padres compartan hobbies con los niños, en la categoría de Juegos en Guiainfantil.com.