36 semanas de embarazo

Semana 36 de embarazo. Todo sobre el embarazo y el bebé en desarrollo en la semana treinta y seis de gestación

El desarrollo del embarazo en la semana 36 de gestación y el crecimiento del bebé se empieza a caracterizar por la falta de espacio. A estas alturas del tercer trimestre del embarazo puedes haber ganado unos 12 o 13 kilos de peso. Tu bebé empieza a acumular grasa en su cuerpo y se va redondeando.

Es posible que notes que tu bebé se mueve menos alrededor de la semana 36 del embarazo. La razón estriba en que el bebé ha crecido tanto que tiene menos espacio para moverse. Al mismo tiempo, notarás el abdomen más bajo debido al encajamiento del feto en la pelvis y probablemente empiecen a disminuir los dolores costales.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

embarazada con patucos rosas en la barriga

A partir de la semana 36 de gestación también es habitual notar que la tripa se pone dura de vez en cuando, sobre todo, cuando caminas o subes escaleras. Son las falsas contracciones o contracciones de Braxton Hicks, que no se deben confundir con las contracciones del parto que son rítmicas, regulares, van aumentando de intensidad y son dolorosas.

No obstante, si tienes contracciones, conviene que tu ginecólogo te haga una exploración cervical para ver las características de tu cuello del útero. Un cuello está sin modificar cuando está posterior, duro, cerrado y largo. A medida que el cuello se va modificando, se va ablandando, acortando, centrando y abriendo. Con esta exploración se valora el grado de acortamiento del cuello, que suele producirse antes que la dilatación sobre en las mujeres que van a dar a luz por primera vez. En las mujeres que han dado a luz antes, el borramiento del cuello del útero se produce al mismo tiempo que la dilatación

En la semana 36 puede que hayas ganado 12 ó 13 kilos de peso, e incluso puede que durante las siguientes cuatro semanas subas algún kilo más. En esta semana 36 y en las siguientes últimas semanas te irá costando más trabajo respirar. Esto se debe, a que el útero ha alcanzado mil veces su capacidad original, y al estar debajo de las costillas comprime los pulmones.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Bebé feto semana 36 de embarazo

En la semana 36 de embarazo, el bebé pesa unos 2,750 gramos y mide 46 cm. Si naciera ahora, sería considerado prematuro, ya que su proceso de madurez continúa. Su piel empieza a hacerse más rosada gracias a sus acúmulos de grasa y está perdiendo el lanugo (vello fino).

Tiene menos espacio para moverse debido al aumento de tamaño, a pesar de que la cantidad de líquido amniótico ha disminuido. El bebé traga y realiza degluciones de líquido amniótico. En la semana treinta y seis de gestación, la mayoría de los bebés están ya en presentación cefálica, aunque es posible que su cabecita todavía no se haya encajado en tu pelvis. Los huesos de la cabeza están completamente formados, pero aún son blandos y flexibles, con el fin de adaptarse al canal del parto. Los órganos y sistemas siguen madurando y ponto desarrollarán sus funciones de manera independiente.

La salud y las emociones durante el embarazo

En la semana 36 de embarazo puedes sufrir hinchazón por la retención de líquidos. En contra de lo que pueda parecer, dejar de beber agua sólo puede complicar más el problema. Beber al menos 2 litros de agua al día es bueno, ya que así se eliminan mejor los residuos a través de los riñones, se orina más, se favorece el movimiento intestinal y se mantiene el volumen de sangre.

Además, el encajamiento del bebé que se prepara para salir al mundo puede incrementar la presión en la parte baja del vientre y hacer que caminar te resulte incómodo.

La cercanía del momento del parto puede generar cierta ansiedad por el miedo al parto y a lo desconocido. Elude cualquier situación de estrés, ya que puede afectar de forma negativa al bebé, trata de relajarte al máximo practicando técnicas de relación como yoga, tai chi, Pilates o ejercicios de respiración.

Dieta y alimentación para la embarazada

embarazada comePara combatir la acidez y el estreñimiento que suele producirse en esta etapa del embarazs, reduce al máximo el consumo de alimentos grasos y picantes, así como la ingesta de chocolate, cítricos y café. Haz comidas pequeñas y frecuentes, y come despacio, masticando cada bocado completamente.

La hinchazón, aunque parezca extraño, se reduce bebiendo más agua durante el día y disminuyendo el consumo de sal y de comidas saladas, como las aceitunas y los frutos secos con sal.

Si notas que tienes gases y no los expulsas con facilidad, evita acumular aire en el intestino evitando dejar tu estómago vacío, sentándote derecha mientras comes y evitando acostarte inmediatamente después de comer. Debes esperar al menos media hora.

Curiosidades de la semana 36 de embarazo

Soñar con el momento del parto y con el bebé es muy habitual. El deseo de conocerle, de querer verle la carita y tenerle entre los brazos hace que el bebé sea el protagonistas de los sueños de muchas futuras mamás en las semanas previas al parto. Controla la ansiedad y mantén la calma, estar nerviosa de cara al parto puede dificultar su desarrollo. Disfruta del descanso al máximo, ultima todos los preparativos para la llegada del bebé y, si todavía no os habéis decidido por el nombre que le vais a poner a vuestro bebé, ha llegado el momento de pensar en ello.