Vacaciones de Navidad. ¿Dónde dejamos a los niños?

Es el eterno dilema de las familias trabajadoras. Las vacaciones escolares comienzan el día 20 de diciembre y finalizan después de Reyes y en medio de este esperado tiempo de ocio comienzan los dolores de cabeza para los padres, que tenemos que hacer encaje de bolillos para irnos a trabajar tranquilos y pagar por partida doble.

Y es que si no podemos contar con los abuelos o con algún familiar cercano que pueda estar con los niños, nos vemos obligados a contratar los servicios de una cuidadora, a quien hay que pagar a parte para que cubra las horas de ocio de los niños mientras nosotros estamos trabajando.

Actividades navideñas para niños

Si esta opción no entra en tus planes, ahora es el momento de encontrar plaza para ellos en alguno de los centros, que abren sus puertas en Navidad.

Esta alternativa no te librará de afrontar gastos extra por los días de vacaciones, ya que las escuelas infantiles y los colegios tienen otras tarifas para la prestación de este servicio durante los días no lectivos, que incluye comedor de manera opcional.

Si tus hijos son pequeños cuentas con una ventaja. La mayoría de las escuelas infantiles no cierran, excepto los festivos, y muchas de ellas admiten también a sus hermanos mayores durante estos días.

De este modo, los niños no tienen que adaptarse a un centro nuevo ni hacer otros amigos. Los colegios privados también mantienen sus puertas abiertas en Navidad y admiten a los niños con un horario similar al habitual, pero con un programa muy distinto, dedicado a los juegos, a las manualidades, a los talleres de inglés y al visionado de películas.

Y si tus hijos van a un colegio público o concertado, los ayuntamientos de los diferentes municipios han puesto en marcha un plan de puertas abiertas del cole en Navidad. Para obtener plaza, tienen prioridad los niños que asisten a los colegios públicos y, en segundo lugar, los que acuden a centros sostenidos con fondos públicos, es decir, los colegios concertados.

El número de centros públicos abiertos es menor, pero permite a los padres dejar a los niños en el servicio de acogida a las 8 de la mañana y recogerles a las 4 de la tarde. Mientras, ellos lo pasarán en grande realizando múltiples actividades, entre las que se incluyen juegos de distensión, talleres de inglés, deportes y juegos especializados, actividades de relajación, dinámicas de grupo y cine forum.

Marisol Nuevo