Un escáner revela los movimientos de un bebé al nacer

Gracias a una madre alemana que aceptó dar a luz dentro de una máquina de resonancia magnética en un hospital de Berlín, los médicos pudieron seguir al detalle, a través de las imágenes, todo el proceso del parto. Esta es la primera vez que registran todos los movimientos del nacimiento de un bebé.

Durante un parto pueden surgir muchas dudas y complicaciones. Pese a que sea un proceso natural para la mujer embarazada no se puede descartar posibles riesgos. Un parto natural tiene tres etapas: el borramiento, la dilatación del cuello del útero y el descenso del bebé por el canal vaginal. Los problemas pueden ocurrir en cualquiera de las etapas y requieren una intervención urgente para evitar daños al bebé y a la madre. Hasta ahora los médicos dependían solamente de las ecografías, de los rayos X y del tacto para averiguar si el bebé presentaba algún tipo de problema para nacer. Ahora, con este nuevo procedimiento, será más fácil detectar alguna complicación durante el parto.

El escáner del nacimiento de un bebé

Para que la resonancia del parto fuera posible, los médicos alemanes trabajaron dos años en el diseño de un sistema que, mediante una máquina tubular de resonancia magnética, permitiese escanear el nacimiento en vivo de un bebé. A través de imágenes de alto contraste de tejidos blandos como músculos y cerebro, y de la estructura ósea, se podrá observar problemas puntuales, conocidos o imprevisibles, y presentar solución inmediata. Podrán saber qué tipo de instrumentalización necesitan y si hace falta hacer una cesárea a la mujer, con más exactitud. De este modo, será más fácil identificar a un parto prematuro, alguna anomalía uterina o infección, si hay problemas en la placenta o si la posición del feto es inadecuada, etc., pudiendo incluso evitar el sufrimiento fetal y reducir el algo número de cesáreas generadas por el avance incorrecto del bebé a través del canal del parto. ¿Si estuvieras para dar a luz aceptarías hacerlo dentro de una máquina de resonancia magnética con el suficiente espacio para ello? Durante la fase de escaneo que duró una hora, mientras la madre usaba tapones en los oídos para evitar que escuchara el sonido del escáner, los médicos registraron en tres dimensiones cada etapa de lo que ocurría dentro de su útero, monitorearon el ritmo cardíaco del bebé, sus movimientos, la reacción de sus huesitos y las formas de su pequeño cráneo. Si el nacimiento de un bebé ya sonaba como un milagro de la vida, ahora con las imágenes se parece algo más que fascinante. Seguro que muchas futuras mamás les interesará someterse a esta nueva técnica para dar a luz. Vilma Medina. Directora de GuiaInfantil.com