Consejos para ahorrar gastos de la vuelta al colegio

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Tras las vacaciones, llega el momento de volver a la normalidad, a la rutina de cada día, de madrugar para llevar a los niños al colegio y con ello de tener que hacer frente a los gastos con material escolar, libros, ropas, mochila, calzado y con todo lo que supone y demanda el inicio de un nuevo curso escolar. 

Antes de que empiecen las clases, los padres tendrán que pasar por las tiendas, librerías, para adquirir todo lo que su hijo va a necesitar para empezar un nuevo curso.

Cómo gastar menos con la vuelta al colegio

material escolar

La adquisición de todo el material escolar cuesta... ¡y cómo! Las librerías empiezan a llenarse de colas, las grandes cadenas de supermercados responden a los encargos hechos por algunos padres con antelación, y mientras los niños se animan, sus padres se 'hunden' en gastos y más gastos. En casa, cuando llegan del trabajo, los padres se reúnen con los hijos para forrar y poner nombres a los libros, y aprovechan para hacer una 'limpieza' en el armario, de lo que ya no les sirve para vestir a los pequeños. Y ¡otra sorpresa! Los niños suelen crecer en verano, y puede que algunas ropas ya no les sirvan. De este modo, los gastos se disparan y muchos padres no saben qué hacer.

Cómo reciclar el material escolar

Los expertos aconsejan que los padres se planifiquen antes de empezar a comprar. Que hagan un listado previo de lo que realmente necesitan sus hijos, investiguen y comparen los precios entre distintos establecimientos. No hay motivos para que los niños empiecen el año escolar con todo nuevo. Dependiendo de la edad que tengan, hay niños que suelen ser más o menos influenciables que otros. Se dejan llevar por los anuncios publicitarios, por las opiniones de los amigos, y empiezan a hacer comparaciones. En estos momentos, los padres deberían ser los más restrictos posibles. Si la mochila o el estuche están en un buen estado, ¿para qué comprarse otra u otro? Se aconseja que se eduque a los niños sobre un consumo responsable y sobre la reutilización de algunos materiales.

En una época en que se requiere un buen desembolso económico, lo mejor es ahorrar lo que se puede. El ahorro puede empezar desde la elección del colegio, dependiendo si es público, privado o concertado, hasta el transporte o comedor escolar. Se puede prescindir del transporte escolar, por ejemplo, combinando rutas con otras familias que vivan por la misma zona. Se puede ahorrar algo más si no apuntas el niño al comedor, y le haga llevar comida desde casa. También se podrá aliviar los gastos, con el uso del uniforme. Según los expertos, los costes de vestimenta, con el uniforme, llegan a abaratarse en un 40 por ciento. Aparte de eso, no olvidarse de que los padres también pueden buscar ayudas y subvenciones que los gobiernos suelen prestar en estos periodos y para estos gastos.