Los pañales de tela para los bebés

Todavía recuerdo a mi abuela alabando las ventajas que teníamos ahora las madres gracias a los biberones de plástico, a los carritos ligeros que plegados no ocupan espacio, a las toallitas húmedas, pero sobre todo por los pañales desechables, que no había que lavar. Sin embargo, se quedaría perpleja si ahora viviera la vuelta de la moda de los pañales de tela, que con otro concepto totalmente distinto y renovado, se han creado un merecido hueco entre las familias de todo el mundo.

Las ventajas de los pañales de tela 

Pañales de tela para el bebé

Vuelve la moda de los pañales de tela, más que una moda, es una tendencia barata y ecológica. Así, se ha demostrado en La semana Internacional del Pañal de Tela, donde más de 250 ciudades de todo el mundo, de 14 países diferentes ,se unieron para participar en el concurso para batir el récord mundial de cambio de pañales de tela simultáneo para el Libro Guiness de los Récords.

El creciente interés de los papás y mamás por los pañales de tela reside en que una opción fácil, sencilla y asequible para las familias modernas, especialmente para los padres que adoptan modos de vida más respetuosos con el medio ambiente o que buscan alternativas menos costosas. Y es que los pañales de tela reúnen tres características que son muy valoradas por las familias: salen más económicos, son más respetuosos con el medioambiente y menos agresivos con la piel del bebé.

1. Económicos. Los pañales de tela ofrecen una alternativa económica, ya que al poderse lavar son reutilizables y sólo es preciso comprar unos 20 pañales de tela del sistema de talla única, que se van adaptando al crecimiento del bebé, para cubrir toda su etapa de bebé hasta la llegada del control de esfínteres. Unos 20 pañales de tela cuestan aproximadamente unos 400 euros, a lo que habría que añadir el gasto en agua, electricidad y detergente para lavadora, que se situaría alrededor de los 100 euros. Por lo tanto, el ahorro es evidente.

2. Ecológicos. Hoy en día, se calcula que entre el 2 y el 4 por ciento de los residuos urbanos totales están compuestos por pañales, que tardan unos 400 o 500 años en degradarse en un vertedero, lo que crea un problema de gestión de residuos urbanos de grandes dimensiones. Este problema ha llevado al ayuntamiento de Londres, en Reino Unido, a ofrecer a las familias una ayuda extra para la compra de pañales de tela.

 3. Saludables. Los pañales de tela modernos transpiran y por este motivo son más delicados con la piel de los bebés, que se benefician de una temperatura inferior en el interior del pañal y de una piel que respira. Así se producen menos agresiones para la piel del bebé en el área del pañal.

Lavar o tirar, esa es la cuestión. Una difícil elección para las familias en la que participan muchos condicionantes como los ideales, el tiempo y el bolsillo. Sin embargo, lo importante es que existan alternativas donde elegir para probar, valorar y decidir en consecuencia. 

Marisol Nuevo.