Decálogo contra la obesidad infantil y el sedentarismo

Los niños deben comer variado, beber mucha agua y hacer ejercicio físico

Marisol Nuevo

Con el objetivo de luchar contra la obesidad infantil y prevenir el sobrepeso en los niños desde edades tempranas, Guiainfantil.com publica este Decálogo contra la Obesidad Infantil y el Sedentarismo, de la Fundación Dieta Mediterránea, con el propósito de ofrecer soluciones a modo de sugerencias y consejos para evitar que siga aumentando el porcentaje de niños que tienen obesidad o exceso de peso.

10 consejos contra la obesidad infantil

obesidad infantil

La obesidad es una epidemia del siglo XXI que, según los expertos, ha aumentado el número de niños con enfermedades de adultos, como la hipertensión o la diabetes, y ha reducido su esperanza de vida por primera vez en muchos años. Y es que más de la mitad de los niños españoles entre 6 y 9 años tienen exceso de peso, según asegura el vicepresidente de la Fundación Dieta Mediterránea. Vamos a repasar qué debes incluir y qué debes omitir en el desayuno, comida, merienda y cena de tus hijos.

1. No hay nada mejor que usar el aceite de oliva en todo tipo de platos. Es uno de los tesoros más nutritivos y saludables de la Dieta Mediterránea que da un toque único de sabor a nuestros platos.

2. ¡Cuantos más alimentos vegetales, mejor! La fruta, las verduras, las legumbres y los frutos secos están llenos de vitaminas, minerales y fibra, que son muy importantes para nuestra salud.

3. Cada día hay que comer pan y otros cereales como arroz y pasta. Gracias a ellos, tenemos una gran parte de la energía que necesitamos para todo el día. Prueba los cereales integrales, tienen más fibra, vitaminas y minerales.

4. Hay que comer los alimentos frescos, típicos de tu región siempre que puedas. Así disfrutaremos de las frutas y verduras en su mejor momento, con más sabor, vitaminas y minerales.

5. Es importante tomar productos lácteos cada día, sobre todo queso y leche, por sus proteínas, minerales (calcio) y vitaminas para tener unos huesos fuertes y crecer sanos.

Decálogo contra la obesidad

 

6. Come carne como parte de platos de verduras y cereales, como los guisos y estofados. La carne tiene proteínas y hierro, pero tiene grasas menos saludables y por eso es mejor comer pequeñas cantidades y parte de platos. Los embutidos en cantidades pequeñas y de vez en cuando, como en bocadillos.

7. Al menos tres-cuatro veces a la semana come pescado. Nos aporta grasas muy saludables que nos ayudan a tener el corazón sano. Una buena opción a la carne y el pescado son los huevos, un alimento riquísimo en proteínas, grasas y muchas vitaminas y minerales. Come pescado entre 3 y 4 a la semana.

8. Tu postre más frecuente debería ser la fruta, para acabar las comidas con color y lleno de vitaminas y minerales. Es mejor dejar los postres de dulces y pasteles para tomarlos solo de vez en cuando y para ocasiones especiales.

9. La bebida más sana y refrescante es el agua, importantísima para nuestro cuerpo. Cada día debemos beber de 6 a 8 vasos de agua.

10. Hacer ejercicio todos los días es tan importante como comer bien, además es divertido. Tenemos que estar activos y hacer ejercicio o deporte para estar sanos.

Consecuencias de la obesidad infantil que todo padre debe conocer

consecuencias obesidad infantil

Los padres tenemos un papel muy importante para frenar y dar la vuelta a esta tendencia cada vez más en alza. Y es que, para bien o para mal, nosotros somos ejemplo para nuestros hijos, por eso si queremos que nuestros hijos coman saludable tendremos que empezar por hacerlo nosotros. Y, por otro lado, porque somos los 'responsables' de preparar las distintas comidas que el niño debe ingerir al día.

De no hacerlo y de no seguir los consejos que más arriba te hemos dado, el niño puede desarrollar importantes daños para su salud física, pero también para la psicológica. Como explican desde la OMS (Organización Mundial de la Salud), los niños con sobrepeso u obesos tienen mayores probabilidades de seguir siendo obesos en la edad adulta y de padecer a edades más tempranas enfermedades no transmisibles como la diabetes o las enfermedades cardiovasculares.

Pero son las únicas patologías. También es importante recordar que un exceso de peso puede provocar problemas de movilidad en el niño y/o adolescentes, afectando así a su aparato locomotor, y la aparición de cáncer de endometrio y mamá en mujeres y de colon en ambos sexos. Desde el punto de vista de la salud mental, un niño con sobrepeso u obeso puede ser objeto de burlas de sus compañeros en el colegio y ser víctima de bullying.

¿Quieres todo esto para tu hijo? Seguramente hayas contestado que no, así que te animamos a hacer un chequeo de cómo es vuestra nevera, qué alimentos predominan en ella, si tu hijo pasa demasiado tiempo sentado jugando con el móvil o la consola y cómo es vuestra dieta diaria. Después de analizar todo, ¡comienza el cambio! Y si crees que necesitáis ayuda o asesoramiento, ¡no dudes en acudir a tu pediatra!

Puedes leer más artículos similares a Decálogo contra la obesidad infantil y el sedentarismo, en la categoría de Obesidad en Guiainfantil.com.